La alimentación antes del embarazo

alimentación antes del embazazo

¿Estáis planeando un embarazo? Si es así, la alimentación previa al embarazo es algo que debéis tener muy en cuenta. Es ahora cuando debéis incluir unas pautas dietéticas que garanticen la salud de la madre (y del padre) y de esta manera procurar un embarazo saludable y un bebé sano.

Hay numerosos estudios que revelan que un gran porcentaje de la población en edad fértil no se alimenta correctamente, esto puede repercutir en la salud del bebé, aumentar el número de abortos y en muchas ocasiones provocar una baja fertilidad.

Por lo tanto, sería recomendable seguir una alimentación saludable durante los 3-6 meses anteriores al embarazo. De esta manera, os asegurareis de cubrir todos los nutrientes esenciales.

Nutrientes esenciales

Vitamina E.

Es una vitamina antioxidante que protege los lípidos de las membranas celulares y permite que las células tengan una mayor vitalidad. Es la vitamina anti-envejecimiento.

La vitamina E se encuentra en los aceites vegetales (oliva, girasol…), legumbres, el germen de los cereales, frutos secos, aguacate y lechuga (vegetales de hoja verde).

Vitamina A.

De la vitamina A depende la buena calidad de las mucosas, importante para que el ovulo fecundado se implante correctamente.

La vitamina A se encuentra principalmente en las zanahorias, el perejil, las espinacas, el queso curado, el huevo, moluscos, sardinas, atún mango, caquis, mandarinas y papaya.

Vitamina B6.

La toma de anticonceptivos orales hace que se absorba menos la vitamina B6.

La vitamina B6 es una vitamina hidrosoluble (soluble en agua) es esencial para la correcta formación del sistema nervioso. También ayuda a la absorción de ácido fólico.

Las principales fuentes son las carnes, los pescados y mariscos, los huevos, cereales integrales y frutos secos.

Ácido fólico.

Es importante que la alimentación diaria incluya alimentos ricos en acido fólico, ya que en el segundo mes de gestación ya ha empezado a formarse el sistema nervioso y es antes de el embarazo (a poder ser, unos 3 meses antes) cuando se debe suplementar o en su defecto hacer una dieta rica en esta vitamina.

Una de las consecuencias graves del déficit de acido fólico es la malformación del tubo neuronal del feto durante la gestación, esta malformación se conoce como espina bífida.

Hay factores que impiden la correcta asimilación de esta vitamina como los anticonceptivos orales, el alcohol y algunos medicamentos.

Lo podemos encontrar en la levadura de cerveza, espinacas, endivias, brócoli, coles, remolacha roja, espárragos, huevo (yema), pimiento rojo, soja, legumbre, nueces, calabacín, puerro, tomate, pan integral, aguacate, plátano, melón y naranja entre otros.

Hierro.

Es muy importante empezar el embarazo con las reservas de hierro llenas. En el embarazo hay una tendencia natural hacia la anemia y esta se verá reducida si la mujer empieza el embarazo con una buena reserva de este mineral.

Lo podéis encontrar en alimentos integrales, levadura de cerveza, legumbres, frutos secos, vegetales de hoja verde, huevo (yema), carne y pescado. Las vísceras son ricas en hierro pero conviene no abusar por la cantidad de colesterol que contienen.

Zinc.

El zinc es muy importante para evitar retrasos en el crecimiento, tener una  maduración sexual correcta y deficiencias inmunológicas.

Este mineral se ha de aportar durante toda la vida mediante la alimentación, ya que no tenemos reservas.

Los huevos, el marisco (ostras, gambas, langostinos…), las carnes, las pipas de girasol, la levadura de cerveza y el germen de trigo aportan una cantidad de zinc que es fácilmente asimilable por el organismo.

Alimentos recomendados durante los meses previos al embarazo

Por contener uno o varios de los nutrientes esenciales que hemos comentado más arriba, estos alimentos están recomendados los meses previos al embarazo. Así que, si estás planeando quedarte embarazada, ¡no pueden faltar en tu dieta!

Polen, levadura de cerveza, pescado (sobretodo azul), marisco, lácteos, huevos, verdura de hoja verde, zanahorias, remolacha, espárragos, pimientos, legumbres, piña, plátano, naranja y frutos secos.

Ejemplo de menús equilibrados para los meses previos al embarazo

    • Ensalada de remolacha, tomate, aguacate y zanahoria.
    • Tortilla de espinacas.
    • Piña.

 

 

Podéis acompañar estas comidas con unos biscotes o rebanadas de pan integral.

¡Tenedlo claro! El embarazo es un acto de compartir y vuestra alimentación previa será clave para desarrollar un embarazo saludable.

Imágenes: Luca_76, Ana María y Jelen.

Sílvia

Soy Diplomada en Dietética y Nutrición, especializada en Nutrición y Obesidad y Alimentación infantil y adolescente. Mi experiencia como nutricionista y madre de 2 niños me permiten asesoraros en Pequerecetas. Si deseas preguntarme sobre un caso particular puedes hacerlo en mi consulta de Equilibra’t o Facebook

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)