La alimentación infantil y nuestra responsabilidad como padres

alimentacion-infantilSi alguna vez te has preguntado por qué te gustan más o menos las verduras o la carne, casi con seguridad la respuesta está en tus padres. Casi todos nuestros hábitos alimentarios los aprendimos en casa cuando éramos niños, imitando a nuestros mayores. Los niños observan nuestra forma de comer, los alimentos que compramos, cómo cocinamos… y luego aceptan dichos hábitos y se acostumbran a ellos.

Desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición nos dan unos consejos que nunca deberíamos olvidar, ya que es nuestra responsabilidad como padres la alimentación de nuestros hijos.

Si somos padres y no nos alimentamos bien, la mejor decisión que podemos tomar es mejorar nuestros hábitos alimentarios y así, como en tantas otras cosas, brindar el mejor ejemplo a nuestros hijos.

  • Enseñar a comer adecuadamente es una tarea que debemos realizar con responsabilidad, tiempo y dedicación, pero también de manera divertida y didáctica, para captar la atención y el apoyo de nuestros hijos.
  • Transmitir el mensaje educativo más importante: tener hábitos alimentarios sanos significa consumir una alimentación variada y equilibrada. Esto se consigue con una amplia variedad de alimentos, como muestra la pirámide alimenticia. Por ello, con nuestros hijos debemos trabajar con la pirámide y su significado.
  • En el supermercado, podemos enseñar los diferentes tipos de alimentos que se nos ofrece, y la responsabilidad y libertad que tenemos a la hora de elegir los mejores alimentos para nuestra salud.
  • Enseñar la importancia del momento de la comida:
    • Cómo y cuándo lavarnos las manos
    • El respeto por la cocina y sus peligros
    • Los buenos modales en la mesa
    • La importancia de comer despacio y con tranquilidad
  • Incluir diferentes sabores, colores, texturas y consistencias en los platos, con el fin de estimular las ganas de comer de los niños.
  • Debemos tratar que los niños sean partícipes del momento de la comida, invitándolos a poner la mesa, traer los alimentos,recoger y limpiar la mesa después de comer.
  • Ayudar a los niños a prepararse para comer, ofreciéndoles actividades que ayuden a relajarse.
  • Que los niños aprendan y se recreen con libros y vídeos instructivos sobre alimentación sana.
  • Servir la comida en un ambiente atractivo y relajado: No olvidar que “la hora de comer” debe ser lo más agradable y distendida posible.
  • En la mesa, mantener una conversación tranquila y no forzada, tratando que los niños hablen de sus experiencias con los alimentos, cómo saben, cómo huelen, etc.
  • Nunca utilicemos los alimentos como premio o castigo.
  • Tratar de observar y comprender la personalidad y las reacciones de los niños con los alimentos.
  • Es conveniente servir porciones apropiadas: la porción para un niño no es la misma que la de un adulto.

Nuestros hijos viven en una sociedad que puede potenciar desórdenes de la alimentación y obsesiones en la imagen corporal.

Es nuestro deber colaborar en la construcción de la autoestima de nuestros hijos y de enseñar la importancia de apreciar sus cualidades personales.

Importante: Si nuestro hijo tiene sobrepeso u obesidad, debemos asesorarnos por un profesional sanitario (médico, dietista, nutricionista, etc.) sobre la terapia más adecuada, y evitar imponer dietas o duras restricciones en la alimentación del niño, que puedan acomplejarlo.

Fuente: AESAN

3 comentarios sobre “La alimentación infantil y nuestra responsabilidad como padres”

    1
  1. Me encanta tanto tu página, que se la he enviado a mi amiga Isabel, que está esperando mellizos!!!

  2. 2
  3. te felicito tu pagina cada dia es mas interesante,no dejo de leerla,cada dia aprendo cosas distintas.

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)
 



Blogroll

  • Pequeviajes
  • Kireei
  • Kidsrezepte
  • Muchobaby Embarazo Bebes
  • Cocinando Entre Olivos
  • Pequeocio
  • Qué divertido
  • Fiestas y Cumples