Enseñar a comer con cuentos

cuentos infantiles cortos

Los cuentos infantiles cortos son una manera estupenda de educar a los niños, y también una forma de enseñarles a comer.

Ya os hemos comentado en alguna ocasión que con los niños y la comida hay que usar la imaginación. Convertir su plato en la carita de un personaje de cuento, jugar a las adivinanzas, dejarles que te ayuden en la cocina o, contarles un cuento…

Ya sabéis que en Pequeocio tenemos cientos de cuentos infantiles, desde cuentos cortos hasta cuentos para dormir, (a mi hay cuentos como El Patito Feo que me parecen maravillosos para enseñar valores a los niños), pero también tenemos algunas historias que nos pueden ayudar a que los niños aprendan la importancia de comer bien, porque ya sabéis que la mejor forma de que los niños aprendan es jugando y escuchando cuentos que les enseñan los valores de las cosas.

En este breve cuento infantil titulado “La dieta de Rino” los niños aprenderán de forma divertida la importancia de comer bien para poder disfrutar sin preocupaciones.

Os ponemos un trocito del cuento y os animamos a que lo terminéis de leer en Pequeocio, ¡seguro que pasáis de este a algún otro!

El cuento de “La dieta de Rino”

Hubo un tiempo, mucho antes de que se escribieran los primeros cuentos y los lobos y los cerdos se convirtieran en enemigos, en que estos animales eran muy buenos amigos. Eso a pesar de que eran tan distintos como la noche y el día.

Eso les pasaba a los protagonistas de esta historia: un pequeño lobo llamado Lupo y un cerdito de nombre Rino. Los dos eran muy amigos. Jugaban juntos a la pelota los días de sol y se escondían de la lluvia bajo el viejo castaño, mientras el pequeño lobo, que tenía mucha imaginación, le contaba historia imposibles a su amigo Rino.

Pero a veces, eso de ser tan diferentes, daba pie a más de una pequeña discusión.

Y es que el Rino era alegre, parlanchín y muy presumido. Le gustaba vestir siempre elegante y se pasaba horas delante del espejo peinándose con esmero. A veces, hacía esperar tanto a su amigo, que el pobre Lupo había cogido la costumbre de llevarse siempre un libro consigo. De esta forma, aunque el cerdito tardara horas en arreglarse, el lobo estaba entretenido.

Continuar leyendo el cuento de “La dieta de Rino”

 

2 comentarios sobre “Enseñar a comer con cuentos”

    1
  1. son unos consejos buenisimos y una recetas super buenas y divertidas, me han ayudado mucho, muchisimas gracias

  2. 2
  3. Hola soy de venezuela, y me encanto este cuento, de verdad que esta super original, se lo conte a mi hijo y se quedo muy atento hasta el final.

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)