Galletas caseras perfectas, 10 secretos imprescindibles

Galletas caseras perfectas

¿Las galletas caseras os quedan duras? ¿Se os pega la masa al rodillo? ¿O simplemente no podéis lograr que las galletas mantengan su forma? Pues hoy encontraréis todas las soluciones a vuestros problemas: os enseñamos cómo hacer galletas caseras perfectas.

Hacer galletas caseras perfectas no es misión imposible aunque claro, tiene sus truquillos. Dependiendo de la receta de galletas escogida, deberéis tomar tal o cual precaución pero os aseguro que la próxima vez que cocinéis galletas ¡dejaréis a todo el mundo con la mano abierta!

¿Estáis listos? Os contamos cómo hacer galletas caseras perfectas.

10 SECRETOS PARA UNAS GALLETAS CASERAS PERFECTAS

Secreto 1: La receta de las galletas

Parece una obviedad pero no lo es. Elegir una buena receta es fundamental para el éxito de las galletas. En Pequerecetas encontraréis un sinfín de recetas de galletas.

Secreto 2: La calidad de los ingredientes

Por supuesto, de la calidad de los ingredientes dependerá el sabor de nuestras galletas. Escoged ingredientes de calidad, esto no significa escoger los más caros sino simplemente los que tienen mejor sabor y mejor se ajustan a nuestra receta.

Secreto 3: Estirar la masa de galletas fría

Uno de los principales errores que cometemos a la hora de hacer galletas es apurarnos y querer terminar el trabajo en tan sólo un momento. Si intentamos estirar la masa a temperatura ambiente, lo más probable es que se nos pegue al rodillo, además de darnos mucho más trabajo lograr el grosor deseado. No lo dudéis: un rato en la nevera, dejará vuestra masa mucho más maleable.

Para que la masa os quede simétrica podéis utilizar un rodillo de medidas o simplemente, estirar la masa y medir con regla el grosor de cada lado.

Secreto 4: Trabajar la masa de galletas con papel de hornear

Otro truco para que la masa no se pegue al rodillo ni a la mesada es colocarla sobre una hoja de papel de hornear y cubrirla con otra hoja encima antes de estirarla. Así, evitaréis que la masa se pegue al rodillo ¡y no ensuciaréis la mesada!

Secreto 5: Antes de cortar, enfriar la masa

Ya tenéis la masa estirada y empezáis a cortar las galletas con la forma elegida y entonces os dais cuenta: ¡la masa está demasiado blanda y se pega a los cortadores! Un consejo muy fácil: tras estirar la masa, la metéis un ratito en la nevera, protegida por los dos papeles para hornear. Cuando la masa esté firme y bien fresquita, la retiráis y cortáis las galletas sobre el papel de hornear.

Sobre todo en el caso de las galletas con contenido graso, es súper importante la refrigeración. Pensadlo así: la margarina o mantequilla se trabaja mejor sacándola unos minutos antes de la nevera porque se pone blanda y así de “suave” se mantiene dentro de la masa; si la colocáis en el frío, tomará de nuevo una textura más firme y por ende, la masa también siendo así más fácil trabajarla.

Secreto 6: Cortadores para galletas espolvoreados con harina

Antes de comenzar a cortar las galletas, pasad los cortadores por harina. Una fina capa de harina evitará que se peguen a la masa.

Secreto 7: No mover las galletas del papel de hornear

Una ventaja de estirar la masa sobre papel de hornear y cortar allí mismo las galletas es que no necesitáis trasladarlas y de esta manera, evitáis que se os rompan durante la “operación traslado”. Una vez cortadas las galletas simplemente colocáis el papel de hornear sobre la placa de horno ¡y listo!

Secreto 8: Placa de horno a temperatura ambiente

Otro error que solemos cometer (al menos yo lo cometía) es dejar la placa de horno dentro del mismo mientras lo precalentamos. Entonces, al poner las galletas sobre ella, la masa pierde frío y por ende, forma. Probad retirando la placa del horno antes de calentarlo, veréis cómo las galletas mantienen su forma.

Secreto 9: Precalentar el horno

Las galletas deben colocarse en horno precalentado, de esta manera se cocinan de manera simétrica y no pierden la forma, como sucede cuando el horno está frío y va tomando calor lentamente.

Secreto 10: Dejar enfriar las galletas antes de retirar de la placa de horno

Sed pacientes y esperad hasta que las galletas estén frías antes de retirarlas de la placa de horno. Cuando están frías, el riesgo de que se rompan es menor.

¡Vamos todos a preparar galletas caseras perfectas!

RECETAS CLÁSICAS DE GALLETAS CASERAS

Galletas caseras de avena, muy saludables

Están tan ricas que las harás más de una vez, y como ya sabéis la avena es muy saludable. Si quieres ver la receta paso a paso de estas galletas caseras puedes hacerlo desde este enlace.

galletas caseras de avena

Galletas de chocolate

Otro clásico de las galletas caseras son las cookies de chocolate ¿a que tienen buena pinta? Si te animas a hacerlas tienes la receta paso a paso aquí

galletas de chocolate

Galletas de mantequilla, las galletas caseras más deliciosas

Estas son las galletas caseras por excelencia, las que todos amamos. Además esta receta te la recomendamos porque solo se hace con 4 sencillos ingredientes: mantequilla, harina, azúcar y una pizca de sal ¿Quieres ver la receta? Puedes hacerlo aquí

galletas caseras mantequilla

Cookies con pepitas de chocolate

Y terminamos con otro clásico dentro de las recetas de galletas caseras, las cookies con pepitas de chocolate ¡seguro que las habéis probado alguna vez! A mi las que más me gustan son las que por dentro están todavía blanditas ¡deliciosas! Si queréis ver la receta podéis hacerlo aquí

cookies con pepitas de chocolate

Galletas caseras perfectas, 10 secretos imprescindibles
¿Te ha gustado la receta? ¡Vota y comparte!

3 comentarios sobre “Galletas caseras perfectas, 10 secretos imprescindibles”

    1
  1. Me gusta mucho tu blog, es la primera vez que entro y me gusta mucho las recetas.

  2. 2
  3. Si me puede recomendar una receta de galletas que las pueda decorar

  4. 3
  5. hola, necesito una receta de galletas que NO SE DEFORMEN EN EL HORNO

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)