Red Velvet Cake, ¡la mejor receta de tarta Red Velvet!

Tarta Red Velvet

¿Hacemos una Red Velvet Cake sin colorantes?, ¡es posible! Tal vez lo sepáis ya, pero la auténtica receta no fue elaborada con colorantes sino con remolacha, como la receta que vamos a compartir con vosotros hoy. En realidad la tarta Red Velvet es de un tono rojizo pero no un rojo radiactivo como las que vemos elaboradas con colorante, más bien un rojo tipo ladrillo, ese color se conseguía al mezclar el cacao natural y la remolacha.

Traducido, el nombre de esta tarta sería algo así como “tarta roja aterciopelada”; y si la habéis probado sabéis por qué: se trata de un bizcocho suave, húmedo, con una textura delicada, que no necesita ser calado. Este espectacular bizcocho se rellena con una crema de queso que para qué contaros, un trozo de tarta Red Velvet es un bocado de paraíso.

Para conseguir un bonito color rojo sin utilizar colorantes en nuestra receta de Red Velvet Cake, podemos utilizar diferentes ingredientes; uno de ellos, la remolacha, una bomba de vitaminas (descubre todas sus propiedades aquí). No aporta nada de sabor al bizcocho y si mucha jugosidad. A esto hay que sumarle que es más saludable puesto que prescindimos del colorante, un gran acierto para disfrutar de una deliciosa Red Velvet Cake natural.

Pero como queremos que todos podáis disfrutar de esta tarta Red Velvet, vamos a explicaros también cómo hacerla con colorante alimenticio. También os daremos los trucos para obtener esa consistencia aterciopelada que ha hecho famosa a esta tarta.

RECETA DE RED VELVET CAKE

Ingredientes para el bizcocho

  • 200g de remolacha cruda
  • Zumo de 1 limón
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 125g de nata fresca
  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200g de azúcar
  • 2 huevos medianos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 250g de harina de repostería
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo natural sin azúcar
  • 2 cucharaditas rasas de levadura química (tipo Royal)

Ingredientes para la crema de queso

  • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250g de queso crema, tipo philadelphia
  • 200g de azúcar glas (azúcar impalpable)

CÓMO PREPARAR UNA TARTA RED VELVET

Preparamos el bizcocho

  1. Precalentamos el horno a 170ºC.
  2. Untamos tres moldes de 18cm con un poco de mantequilla y a continuación los enharinamos ligeramente. Si no tenéis tres moldes iguales, podéis hacer un solo bizcocho de 22 cm y luego cortarlo en dos capas.
  3. Pelamos, troceamos y trituramos la remolacha. A continuación añadimos el zumo de limón y el vinagre; seguimos batiendo hasta conseguir un cremoso puré de remolacha sin grumos.
  4. Añadimos la nata y seguimos batiendo hasta que se mezclen todos los ingredientes.Red Velvet Cake
  5. Vertemos azúcar y mantequilla en pomada en un cuenco y con las varillas mezclamos bien hasta conseguir una mezcla cremosa y de nuevo sin grumos.
  6. Añadimos los huevos de uno en uno, no añadimos el siguiente hasta que el primero no este perfectamente integrado.
  7. Añadimos la mezcla de nata y remolacha junto la vainilla.
  8. A continuación vertemos el cacao, harina y levadura química, todo ello tamizado. Mezclamos con las varillas hasta conseguir una mezcla cremosa.
  9. Vertemos la mezcla en los tres moldes que hemos reservado, repartiendo la masa uniformemente.Horneamos durante 20-25 minutos a 170ºC, calor arriba y abajo (si usamos un solo molde de 22 cm, aumentamos el tiempo a 30-35 minutos) Transcurrido el tiempo retiramos los moldes del horno, esperamos 5 minutos antes de desmoldar y dejamos enfriar los bizcochos sobre una rejilla.

Preparamos la crema y rellenamos

Mientras los bizcochos enfrian, vamos preparando la cobertura de queso.

  1. Batimos la mantequilla junto al queso y el azúcar hasta conseguir una crema esponjosa y homogénea sin ningún grumo, unos 5 minutos aproximadamente.
  2. Es el momento de rellenar y decorar la tarta. Colocamos en el pie de tarta el primer bizcocho y ponemos la primera capa de relleno; repartimos bien con una espátula y colocamos sobre el relleno un nuevo bizcocho; presionamos ligeramente y observamos que este alienado con el bizcocho inferior; de nuevo añadimos dos cucharadas de relleno, repartimos uniformemente por la base, si sobresale un poco por los laterales no pasa nada.receta Red Velvet Cake
  3. Por último añadimos el último bizcocho y repartimos la cobertura bien por los laterales y la superficie, no es necesario que la cobertura quede perfecta. Nosotros hemos decorado con coco rallado, pero no es necesario

Llevamos a la nevera hasta el momento de servir.

Cómo preparar la Red Velvet sin nata y con colorante

Os hemos dicho que también se puede preparar la tarta Red Velvet con colorante alimentario rojo en lugar del puré de remolacha. Vamos a aprovechar también para dejaros una variante a la receta que no lleva nata.

Ingredientes

  • 300 g de azúcar
  • 120 g de mantequilla blanda
  • 2 huevos
  • 260 g de buttermilk (125 g de yogur desnatado + 135 g di leche entera o semidesnatada + 1 cucharadita de vinagre blanco)
  • 1 o 2 cucharadas de colorante alimenticio en gel rojo
  • 2 cucharadas rasas de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 275 g de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • una cucharadita de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación

Preparamos el buttermilk: en una jarra mezclamos el yogur con la leche y el vinagre, y dejamos reposar 30 minutos a temperatura ambiente.

En un cuenco, con el batidor de varillas, montamos la mantequilla con el azúcar y el extracto de vainilla, hasta obtener una crema clara y espumosa. Agregamos los huevos uno a uno, mezclando completamente entre cada adición. Agregamos el colorante al buttermilk. Tamizamos el cacao con la harina. Batiendo a velocidad media-baja, agregamos la mitad del buttermilk a la crema de mantequilla, y luego la mitad de la harina con cacao. Terminamos de agregar todos los ingredientes intercalándolos como hemos hecho antes.

Repartimos la mezcla en los tres moldes enmantecados y enharinados, y horneamos como hemos visto en la primer receta.

LOS TRUCOS DE LA RED VELVET

red velvet cake

El secreto del bizcocho aterciopelado

El truco de la consistencia tan suave de la Red Velvet Cake es el vinagre y el zumo de limón. En nuestra primera receta los hemos mezclado con el puré de remolachas, y en la segunda os hemos explicado cómo hacer el famoso buttermilk o suero de mantequilla casero, y además hemos agregado una mezcla de bicarbonato y vinagre al final, mientras todavía está haciendo espuma. De ambos modos conseguiremos un bizcocho muy húmedo y suave.

¿Remolachas o colorante?

Elegid vosotros, teniendo en cuenta que:

  • Las remolachas deben ser crudas, no sirven las precocidas
  • El colorante debe ser en gel, el líquido cambia la consistencia y altera el sabor. También es importante que sea de buena calidad, para que sea suficiente una pequeña cantidad.

Cómo saber si el bizcocho está listo

Haremos la prueba del palillo: pinchamos el bizcocho en el centro con un palillo de brocheta; si sale limpio, el bizcocho está listo. Es importante no abrir la puerta del horno antes de los 20 minutos, para que el bizcocho no se baje.

Cómo desmoldar el bizcocho

Como hemos dicho, el bizcocho de la tarta Red Velvet es muy húmedo y suave. Por eso si lo desmoldamos con prisas se puede romper. Dejad enfriar el o los bizcochos en los moldes por 5-10 minutos, y luego con cuidado desmoldad sobre una rejilla, donde los dejaréis enfriar completamente.

Cortar y rellenar el bizcocho

Siendo un bizcocho tan húmedo, os aconsejamos dejarlo reposar de un día para el otro en la nevera antes de rellenarlo; sobre todo si habéis hecho un solo bizcocho que tenéis que cortar, esto evitará que se desmigaje.

Una alternativa para el relleno

La crema de la receta original es la que os hemos puesto, con mantequilla, queso crema y azúcar. Si no os gusta tanto el sabor marcado de la mantequilla, podéis rellenar con una crema al mascarpone: 250 g de queso mascarpone (o queso crema si os gusta más); 250 ml de nata para montar; 80 g de azúcar glas; media cucharadita de extracto de vainilla.

Ponemos nuestras varillas y nuestro cuenco en el congelador para que estén bien fríos al momento de batir. Colocamos en el cuenco todos los ingredientes y comenzamos a montar primero a velocidad mínima, aumentando de a poco la velocidad; cuando la crema tiene la consistencia justa, dejamos de batir para que no se corte. Rellenamos inmediatamente o mantenemos en la nevera.

¿Os ha gustado la receta de la Red Velvet? Es una de las tartas más famosas de la repostería estadounidense, si os gusta no os perdáis:

También te puede interesar

Red Velvet Cake, ¡la mejor receta de tarta Red Velvet!
¿Te ha gustado la receta? ¡Vota y comparte!

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)