Risotto de verduras con calabacín y puerro

risotto de verduras con calabacin

El risotto es, junto con la pasta, una de las más afortunadas creaciones de la cocina italiana. Los italianos lo definen como “minestra asciuta”, es decir: sopa seca, lo que parece contradictorio sin serlo, significa que el resultado debe ser cremoso, pero no caldoso y para ser consumido con tenedor. Se prepara como en el caso de la pasta, a partir esencialmente de un ingrediente, en este caso el arroz, básicamente con mantequilla, caldo y queso parmesano, al que se le puede agregar durante su preparación, cualquier otro ingrediente: verduras, carne, etc…

Probablemente uno de los risottos más conocidos sea el risotto de setas, pero os recomendamos probar otras opciones, como este delicioso risotto de calabacín y puerro, un risotto de verduras que a los niños encantará por lo suave y delicioso que resulta.

Ya os hemos hablado en otras ocasiones de la importancia de los hidratos de carbono en la alimentación infantil, ya que suponen su principal fuente de energía. El arroz es el cereal más consumido en el mundo ya que sus propiedades y nutrientes hacen de él un alimento considerado básico para nuestra alimentación.

¿Vemos entonces cómo hacer un risotto de verduras?… ¡vuestros hijos lo devorarán!

Receta de risotto de calabacín y puerro

Ingredientes:

  • 320 g de arroz Arborio
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cebolleta
  • 1 puerro grande
  • 1 calabacín grande
  • 1 cucharada de mantequilla
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • queso parmesano recién rallado

Cómo hacer risotto de verduras:

Ponemos el caldo de pollo a calentar en un cazo y cuando hierva, bajamos el fuego y mantenemos hirviendo a temperatura constante.

Picamos la cebolleta, cortamos el puerro en rodajas y el calabacín en cubitos y reservamos.

En una cacerola ancha, calentamos un poco de aceite y doramos la cebolla. Añadimos el puerro, pochamos e incorporamos el calabacín. Cocinamos unos minutos y Cubrimos con un poco de agua dejando que la verdura se cocine unos minutos. Añadimos el arroz y rehogamos bien un par de minutos, removiendo constantemente.

Subimos el fuego y echamos el vino, esperando a que se consuma totalmente. Añadimos entonces caldo caliente hasta que se cubra el arroz y dejamos a fuego medio cuando rompa a hervir.

Debe mantenerse hirviendo sin cesar hasta el final de la cocción. Es importante ir removiendo bien con una cuchara de madera con bastante frecuencia, procurando que no se pegue al fondo y que todo el arroz cueza por igual. Vamos a ir añadiendo poco a poco el resto de caldo, a medida que el arroz lo vaya pidiendo. Este proceso debería alargarse unos 18-20 minutos, hasta que el caldo se gaste y el arroz esté al dente.

Debe quedar una textura cremosa pero no caldosa. Una vez conseguido el punto deseado echamos mantequilla, distribuyéndola bien, e incorporamos el queso, aunque también podemos servirlo aparte para que cada comensal se ponga a su gusto.

Dejamos reposar el risotto fuera del fuego un par de minutos antes de servir.

Risotto de verduras con calabacín y puerro
¿Te ha gustado la receta? ¡Vota y comparte!

2 comentarios sobre “Risotto de verduras con calabacín y puerro”

    1
  1. EXquisito, el nene se lo come de lujo y los padres más!

  2. 2
  3. Excelente y riquísimas. Es bueno contar con toda esta variedad de los platos y sobre todo lo fácil.

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)