Sanjacobos de calabacín, una receta saludable

san-jacobos-de-calabacín

Los Sanjacobos de calabacín además de estar riquísimos son un plato muy saludable y apetitoso para los pequeños catadores. Están elaborados con calabacín, queso y jamón cocido, rebozados y fritos. Aunque estén fritos, no aportan demasiada grasa ya que el rebozado es muy ligero.

Esta receta de Sanjacobos de calabacín es ideal para que los peques empiecen a tomar verdura ya que su sabor es muy delicado y casi parecido a los sanjacobos normales…

Veréis como es una receta muy fácil de preparar, ideal para las cenas. Siempre andamos con un poquito menos de tiempo y cansados por las noches. Por eso, este tipo de recetas rápidas, fáciles y resultonas son ideales para esos momentos.

Os dejo con la receta, espero que os guste.

Sanjacobos de calabacín

Ingredientes

  • 1 calabacín grande
  • Jamón cocido (en lonchas)
  • Queso Emmental (en lonchas)
  • Huevo batido
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo preparar Sanjacobos de calabacín

Cortamos el calabacín en finas lonchas a lo largo, vamos dejando cada loncha sobre papel de hornear o un plato y salpimentamos. Sobre la loncha de calabacín ponemos una loncha de jamón cocido y otra de queso. Terminamos el Sanjacobo con otra loncha de calabacín, partimos cada sanjacobo por la mitad.

Pasamos el calabacín por huevo batido y luego por pan rallado, rebozando bien toda la superficie y los laterales. Freímos en abundante aceite caliente. Una vez fritos, dejamos reposar los Sanjacobos de calabacín sobre papel de cocina, para que este absorba el exceso de grasa.

san-jacobo-calabacín

4 comentarios sobre “Sanjacobos de calabacín, una receta saludable”

    1
  1. sufro de grastritis cronica que me sugieren para un menu semanal, ademas no me gusta ni la carne ni el pollo.
    gracias

  2. 2
  3. deliciosa esta preparación, fácil y práctica

  4. 3
  5. Y si los hacemos igual pero a la plancha. Quitando el pan rallado y el huevo y sobretodo la fritura…

  6. 4
  7. Muy buena idea, la propuesta de hacerlo a la plancha. Lo prepararía por separado y luego se hace el “montadito”
    Puede que se llame San Jacobo precisamente por el rebozado y la forma de cocinarlo, no se.
    La idea base y un poco de imaginación crean variantes. Gracias

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)