El pescado en el embarazo y el desarrollo del feto

Ya os hemos explicado varias veces lo importante que es el pescado en la dieta de los niños (y mayores) ya que el yodo y los ácidos grasos poliinsaturados del tipo DHA que contienen regulan el buen funcionamiento físico e intelectual. La carencia de yodo, por ejemplo, lleva a una deficiencia mental.

Pero, ¿sabíais que es igual de importante comerlo en el embarazo para que vuestros hijos tengan mejores capacidades cognitivas en un futuro?

Los últimos estudios sugieren que durante el embarazo, una dieta moderadamente rica en pescado (2 o 3 veces por semana) está asociada con un posterior incremento en las capacidades intelectuales de los niños.

De este modo, se puede afirmar que la forma en que se alimente la embarazada repercute para bien o para mal en la salud del bebé.

Pero… ¿es seguro comer pescado en el embarazo?

No solo es seguro sino que es recomendable.

Es cierto que hay especies que se deben evitar como algunos pescados azules de gran tamaño como ya explicamos en el articulo “Alimentos peligrosos en el embarazo y en el monográfico de “Pescado azul”.

¿Que es el DHA?

  • El DHA es un ácido graso omega 3, un componente estructural  de las membranas celulares del cerebro.
  • Se encuentra en los pescados grasos, pero no en el marisco.
  • El feto recibe el DHA a través de la placenta de la madre. Es importante que la embarazada haga un buen aporte de este acido graso para no quedarse sin reservas.
  • Las demandas de DHA suben en el último trimestre de embarazo, coincidiendo con el desarrollo de las redes neuronales.
  • Actualmente la ingestión de DHA es baja, principalmente por el miedo al mercurio, pero como hemos explicado más arriba basta con no consumir las especies de gran tamaño.

Efectos positivos del DHA sobre el hijo

  • Mejores resultados en las pruebas de inteligencia verbal.
  • Habilidades de motricidad fina.
  • Mejor conducta pro-social.
  • Percentiles más altos de inteligencia.
  • Ayuda a proteger los ojos y la visión del bebé.

Por tanto, se puede afirmar que comer pescado en el embarazo (se recomiendan 3 raciones a la semana (2 veces pescado azul) como mínimo) favorece el desarrollo cerebral del bebé, psicomotor y desarrolla mejor las habilidades sociales en un futuro.

A los cinco o seis años ya se ha completado el crecimiento cerebral. Lo que se pierda en esta etapa será irrecuperable en un futuro.

Como veis, comer pescado en la etapa del embarazo (y también de la lactancia) mejora la capacidad intelectual de los hijos y además nos ayuda a seguir una dieta sana y equilibrada.

Imágenes: seanmcgrath,  jlastras y ericbas.

Sílvia

Soy Diplomada en Dietética y Nutrición, especializada en Nutrición y Obesidad y Alimentación infantil y adolescente. Mi experiencia como nutricionista y madre de 2 niños me permiten asesoraros en Pequerecetas.

3 comentarios sobre “El pescado en el embarazo y el desarrollo del feto”

    1
  1. es importante una alimentacion sana nutritiva y saludable para estar sanitos

  2. 2
  3. Hola. Yo quería preguntar si el pescado azul si se toma en conserva también es bueno, o en este caso no… Imagino que perderá muchas de sus propiedades en la lata, pero me interesa sobre todo saber si hasta el punto de no ser aconsejable consumir mucho. Es que vivo en un país en el que no hay mucho (casi nada) pescado fresco y no sé muy bien cómo hacer para comer pescado…

  4. 3
  5. si comprobadisimo em mis dos embarazos tube la oportunidad de comer de forma balanciada, rica en proteinas tanto animal como vegetal y no saben como es que ayudo a mis hijas son unas niñas sanisimas no tube ninguna dificultad ni en el embarazo ni ahora que casi tiene 4años la mas grande. Siempre lo he dicho que el la mejor herencia que les dejas a tus hijos es el buen comer ya que la salud es primordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.