Alimentación infantil: Prevenir la gripe A

gripe A y alimentacionEl otoño se acerca y con él las posibilidades de que los niños contraigan la actual gripe A. Las recomendaciones y consejos se multiplican y desde aquí intentaremos difundirlos, pero ahora nos vamos a centrar en la alimentación infantil y su importancia para intentar prevenir el contagio de la gripe A o gripe porcina humana.

¿Qué alimentos deben tomar los niños para prevenir el contagio?

Respecto a la alimentación lo más importante para prevenir el contagio es intentar alimentar a nuestros hijos de forma que reforcemos al máximo las [ad#Post 300×250 afiliados]defensas. La alimentación juega un papel fundamental en el funcionamiento del sistema inmunitario.

La alimentación adecuada y la selección de alimentos correctos en el día a día juegan un rol muy importante en la prevención de la gripe A y cualquier gripe estacional. Además, en caso de contraerla, ayuda a mejorar sus síntomas y a reponerse lo antes posible.

Es muy importante que toda la familia se cuide y se proteja con una correcta selección de alimentos frescos y ricos en vitaminas, minerales y proteínas; tratando de programar el menú diario, ordenando la ingesta, realizando las 4 comidas y, si es posible, una colación a media mañana o media tarde. Esto, sumado a un buen descanso y el consumo de abundante cantidad de líquido son recomendaciones claves para favorecer el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmune.

Que cada estación tenga sus propios alimentos no es una coincidencia. La naturaleza pone a nuestro alcance los nutrientes que el cuerpo necesita para estar sano en cada época del año. En otoño e invierno los cítricos son las frutas estrella, ya que contienen las dosis de vitamina C que nuestro organismo emplea para evitar y combatir los resfriados e infecciones.

Pero hay muchos otros alimentos que funcionan como medicamentos naturales, combatiendo los virus que nos acechan en invierno.

La vitamina C: es el antioxidante mas conocido y se le atribuyen varias funciones inmunológicas; puede aliviar los síntomas de la gripe, contribuye al mantenimiento de las barreras naturales contra las infecciones, aumenta la producción de distintas sustancias como el interferón (agente antivírico natural) y colágeno.

¿Dónde la encontramos?

En los cítricos (naranja, mandarina y pomelo) los vegetales de hoja verde oscura, el kiwi, el mango, el ananá, la frutilla, y el brócoli y el coliflor.

La vitamina E: se ha demostrado que el consumo reiterado de esta vitamina aumenta la respuesta inmune. La encontramos en el aceite de germen de trigo, aceite de soja, de oliva, frutos secos (nueces, almendras y avellanas).

La vitamina A es otra aliada: juega un rol esencial en las infecciones y en el mantenimiento de las barreras naturales contra las infecciones. Está en el hígado vacuno, la manteca, los huevo, lácteos y sus derivados. Los beta carotenos son los precursores de la vitamina A (Que provienen del reino vegetal) que luego de ser ingeridos se transforman en Vitamina A, ellos son los vegetales amarillos como la calabaza o zanahorias y el tomate.

Pero hay más. Se han visto alteraciones del sistema inmunológico relacionadas a la no ingesta o déficit de ingesta de vitaminas del grupo B; La carencia de este grupo puede disminuir la producción de anticuerpos.

El complejo B se encuentra tanto en el reino vegetal (vegetales verdes, frutas secas (nueces o almendras y avellanas), cereales y legumbres (lentejas, porotos y garbanzos) como en el reino animal (carnes en general, vísceras, mariscos)).

La vitamina B12 se encuentra en el hígado, marisco, carnes rojas y pescados . También son importantes los minerales. Por ejemplo, el déficit de hierro es bastante frecuente fundamentalmente dentro de los grupos de mayor requerimiento (niños y embarazadas). El aporte inadecuado de este mineral produce anemias, disminuye la proliferación celular y la respuesta inmune. La fuente alimentaria es el hígado, carnes rojas en general, vísceras, morcilla, yema de huevo y legumbres; para su mejor aprovechamiento es fundamental la incorporación de ácido fólico con su ingesta.

Zinc: su carencia produce alteraciones del sistema inmune, en general los grupos de riesgo (embarazadas, niños, ancianos, personas con practicas alimentarías inadecuadas) son los de menos ingieren de este mineral. También se ha visto que el tabaco inhibe su utilización. Lo encontramos en mariscos, semillas en general, legumbres, frutos secos, huevos y lácteos.

Selenio: su carencia en la dieta provoca una disminución de la actividad bactericida de los anticuerpos. Lo incorporamos comiendo carnes en general, pescado, mariscos, cereales.

Además de todos los alimentos mencionados, hay que prestarle atención a los lácteos (leche, quesos, yogures con probióticos y todos los derivados) que son un recurso nutricional muy importante para prevenir la gripe o luchar contra ella en el caso en que ya se haya instalado. Una porción diaria de cada uno de ellos favorece a nuestro sistema inmune. Es importante recordar la función de las bacterias ácido-lácticas presentes en los lácteos fermentados como los yogures, ya que éstas son capaces de atravesar la barrera gastrointestinal y actuar sobre la flora intestinal, mejorando el equilibrio de la misma.

Y por último no tenemos que olvidarnos de tomar líquidos -vital durante el proceso gripal-; estos pueden ser en forma de agua, de jugos de frutas frescas o de caldos de verduras naturales. La cantidad diaria debe ser mayor a los 2 litros.

Fuente: pergaminovirtual

3 comentarios sobre “Alimentación infantil: Prevenir la gripe A”

    1
  1. Hola Pequerecetas, el artículo me ENCANTO. También me gustaría sí es posible, que me ayudarás a hacer menús balanceados diarios, sí es posible las tres comidas diarias (desayuno, comida y cena), y también sí se puede por dos semanas. Sabes, no se guisar, pero me gustaría aprender. GRACIAS PEQUERECETAS.

  2. 2
  3. Hola Claudia, gracias por tus comentarios y por seguirnos… El mismo día 1 de septiembre publicamos un nuevo menú. Estos menús os pueden servir de orientación para que vosotras mismas elaboréis los vuestros en función de vuestros gustos, necesidades y edad de los niños… Podéis utilizar las múltiples recetas de pequerecetas para ir variando los platos.

    Y respecto a cocinar, tan sólo tienes que seguir atenta las instrucciones que se dan en las diferentes recetas. Si ves alguna más complicada la puedes sustituir por alguna otra…

    Espero que nos sigas leyendo Claudia

    Un saludo

  4. 3
  5. muchas gracias por esos concejos ,me serviran mucho , los pondre muy en practica y se que mi BB se pondra mejor

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)