Trucos de limpieza que desconocías necesitar… ¡hasta que tuviste hijos!

trucos limpieza niños

Los niños son niños y como tales, ¡les encanta correr, saltar, jugar y ensuciarse y de paso, ensuciarlo todo! Es parte de su aprendizaje y de su crecimiento. La verdad es que hasta que no tuve hijos nunca me pregunté cómo quitar una mancha de cera de la pared o un trozo de chicle de un mueble, ¿y vosotros?

En estos casos hay que tener paciencia, respirar hondo y contar hasta 10. Estas manchas son prueba de que nuestros hijos han vivido muchísimas aventuras, explorando y conociendo el mundo, aprendiendo ¡y creciendo! Porque, como dice SKIP, ¡“Ensuciarse es bueno”! Crecer de manera sana y feliz muchas veces implica ensuciarse. El problema es que muchas veces los peques no sólo ensucian su propia ropa sino ¡toda la casa!

El otro día os enseñamos 10 trucos caseros para limpiar las manchas más comunes y difíciles de quitar de la ropa infantil, y como hemos visto que os resultaron muy prácticos esos consejos, hoy en Pequerecetas de la mano de SKIP, compartimos con vosotros varios trucos de limpieza para toda la casa, que desconocíais necesitar… ¡hasta que tuvisteis hijos!.

Veréis cómo con estos truquillos caseros y con la ayuda de las nuevas y revolucionarias Cápsulas SKIP Ultimate Doble Acción, que combinan lo mejor del detergente líquido y lo mejor del detergente polvo, tener la casa en orden y reluciente ya no será un problema.

¿Descubrimos juntos estos 7 trucos de limpieza?… ¡Algunos os sorprenderán!

1.  Eliminar las marcas de las paredes ¡sin tener que pintar!

¿Vuestros pequeños Picassos han pintado con cera las paredes? He aquí tres ideas para quitar la cera de las paredes ¡sin pintar!

Si tienes toallitas húmedas para bebés, pásalas sobre la mancha. Muchas ceras salen si se las frota suavemente con estas toallitas.

Otra buena idea es coger el secador de pelo ¡y poner manos a la obra! Dirigid el aire caliente sobre el dibujo para que la cera se derrita y retiradla con un paño húmedo.

¿No ha servido nada de esto? Pues llegó el momento de recurrir a la pasta de dientes. Colocad un poco de pasta sobre el dibujo, frotad con un paño suavemente y ¡veréis cómo la cera desaparece!

2. ¿El sofá está manchado? ¡Tiene solución!

Los peques juegan y muchas veces, meriendan en el sofá… Por eso, las manchas son imposibles de evitar: marcas de zapatillas, manchas de zumo, deditos que quedan marcados…

Una buena opción para limpiar sillones de fibra es pulverizar vinagre blanco o alcohol isopropílico sobre la mancha sin llegar a empapar la tela. El vinagre o el alcohol aflojarán las manchas, haciendo posible que paséis una esponja para absorber la suciedad. Si la fibra queda dura, nada mejor que cepillarla suavemente para que recupere su textura natural. Por supuesto siempre es conveniente que comprobéis cualquier remedio casero en un lugar no visible para comprobar la solidez de la tela.

¿La mancha es reciente? No lo dudéis y utilizad toallitas de bebé directamente sobre la mancha, ¡son mágicas!

3. Sacar las migas del teclado, ¿misión imposible?

¿Estáis cansados de quitar las migas que quedan en el teclado limpiando las teclas una por una? Aquí está la solución: mezclad 1/4 de taza de agua fría con una cucharada de Maizena y luego verted esta mezcla en 3/4 de agua hirviendo, revolved y dejad que se enfríe.

Paralelamente, mezclad 1/4 taza de agua coloreada con 120ml de pegamento (cola blanca o transparente como la que usan los niños en el cole). Incorporad el almidón a esta mezcla y amasad. Obtendréis una masa ligeramente húmeda. Dejadla reposar unos 3 minutos sobre papel de cocina y si al retirarla no deja residuos, ¡está lista! Colocadla sobre el teclado y esperad unos minutos: ¡las migas y suciedad se pegarán en la masa! ¿Lo mejor? La masa puede almacenarse en una bolsa bien cerrada y reutilizarse.

4. Un truquillo para limpiar alfombras en casa

Si la alfombra muestra signos de deterioro producidos por manchas de zumo, migas, chocolate y otras sustancias, ¡tranquilos! Se puede solucionar… Primero, es necesario aspirar las migas y suciedad suelta (si hubiese suciedad pegada, se debe despegar con ayuda de un cuchillo o espátula y luego aspirar).

Mientras tanto se prepara la solución limpiadora a base de vinagre blanco y agua destilada (a partes iguales) a la que se suma un chorretón de lavavajillas. Se coloca esta solución sobre cada mancha y se deja actuar unos 10 minutos, luego se pasa un paño o un papel de cocina para retirar la mancha. Si no saliese totalmente, se repiten los pasos. Finalmente, se pasa un paño con agua destilada para sacar los rastros de manchas, se aspira ¡y listo!

5. Cómo eliminar la plastilina y el chicle de la ropa ¡o de cualquier superficie!

Empecemos con el chicle, ¿cómo sacar el chicle de cualquier superficie? Si el chicle está entero (en forma de bolita), lo ideal es utilizar frío o calor. En el caso de ropa, se puede colocar la prenda en el congelador hasta que el chicle se congele o bajo agua hirviendo hasta que se ablande, en cualquier caso podréis retirar el chicle entero con ayuda de un cuchillo y luego lavar la prenda de manera habitual con vuestro detergente Skip.

¿Y si está en un mueble? Puedes utilizar hielo para enfriar el chicle y quitarlo una vez congelado con ayuda de una espátula.

Si en cambio el chicle está embadurnado en una prenda, calentad vinagre blanco en el microondas durante un minuto, sumergid la ropa y con ayuda de un cepillo de dientes viejo, retirad el chicle, ¡así de fácil!

En el caso de la plastilina lo mejor es ¡tener paciencia! No intentéis remover la plastilina inmediatamente, esperad a que endurezca y luego retiradla con una espátula o cuchillo. Para que no quede areola, poned un chorretón de lavavajillas y frotad bien hasta retirar todos los residuos.

6. Zapatos infantiles ¡como nuevos!

La pasta de dientes es otra vez la salvación para devolver los zapatos de los niños a su mejor forma. Si colocáis pasta de dientes en la zapatilla y la frotáis con una esponja de lavar la vajilla, tras enjuagarla ¡veréis cómo desaparecen las manchas!

Para suelas con manchas negras híper resistentes, nada mejor que el vinagre blanco. ¿Y si el problema es el barro? Limpiad los zapatos con una clara de huevo montada, ¡no quedará ni rastro de barro!

¿No tenéis betún en casa? Pues bien, los zapatos de piel quedan perfectos con crema humectante y el posterior abrillantamiento con un paño. Y si tienen una mancha difícil, pasad sobre ella la cáscara de un plátano ¡y la mancha desaparecerá!

7. ¿La mejor solución para la ropa? Combina el poder el detergente en polvo con el detergente líquido

Para la colada de todos los días y sobre todo para manchas difíciles, nada mejor que aprovechar las ventajas del detergente en polvo y el detergente líquido todo en uno. Como leéis, ¡ahora es posible! Las nuevas Cápsulas SKIP Ultimate Doble Acción son la nueva revolución en limpieza. Creadas con la última tecnología, son la combinación IMBATIBLE e ideal entre LÍQUIDO y POLVO.

¡Tendréis las ventajas del detergente líquido, que ilumina la ropa y la cuida, y el poder quitamanchas del detergente en polvo todo en una única y cómoda cápsula! Así en un mismo lavado podrás eliminar manchas y lograr frescor y una sensación duradera de lavado.

Entra en www.skipdobleaccion.com para conocer más sobre este novedoso sistema de lavado en cápsulas ¡con detergente líquido y en polvo!

* Elegida la mejor cápsula combinando líquido y polvo. Test externo, 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.