Cereales de desayuno de Lidl contaminados

cereales-ninosEl pasado 9 de febrero las autoridades alemanas introdujeron una alerta en la red europea de alertas alimentarias (RASFF).

¿El motivo? La migración de una sustancia química, la metilbenzofenona, presente en las tintas de impresión de los envases de cartón usados en determinados productos, que podría haber contaminado los alimentos.

La empresa afectada por el problema, Lidl, retiró de forma voluntaria los productos sospechosos, en concreto unos cereales tipo muesli: Master Crumble Müsli Chocolate y Frutas. La sustancia peligrosa podría haber traspasado el plástico de la bolsa interior que contiene los cereales, llegando al alimento.

Como estaba previsto, la EFSA, autoridad europea sobre seguridad alimentaria, ha realizado una primera evaluación y su conclusión es que el tóxico hallado, la metilbenzofenona, puede ser cancerígeno, y que no es posible descartar el riesgo para los niños. La OCU considera que esta sustancia no debe usarse en envases de alimentos.

La EFSA, autoridad europea sobre seguridad alimentaria, ha hecho públicas las primeras conclusiones sobre la presencia de metilbenzofenona en cereales de desayuno. Para realizar esta primera evaluación del riesgo, se ha contado con la información disponible sobre la benzofenona.

Las conclusiones a las que llega la EFSA es que la metilbenzofonona puede ser cancerígena.

Tras valorar las cantidades encontradas en los cereales retirados y analizados, la EFSA descarta que su consumo implique riesgo para los adultos, pero llega a la conclusión de que en caso de elevado consumo, no es posible descartar el potencial riesgo para los niños. Además, aunque en principio para la mayoría de la gente el consumo de cereales contaminados no supone un riesgo a corto plazo, es necesario hacer una evaluación del riesgo más completa y específica de esta sustancia para llegar a conclusiones definitivas.

Las conclusiones de la EFSA discrepan de las de la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria), que descartaba cualquier riesgo para la salud. Por otro lado, la habitual falta de transparencia con que en España se tratan las cuestiones referentes a alertas alimentarias, hacen que no dispongamos de información sobre otras marcas o lotes afectados, si los hubiere. Sólo tenemos constancia de la retirada de los cereales por parte de Lidl.

La OCU considera que, dado que la metilbenzofenona es una sustancia potencialmente cancerígena, cuya toxicidad aún no ha sido bien valorada, y que es muy volátil (con lo que puede pasar de los envases a los alimentos), es muy importante que se interrumpa de manera urgente y por completo su uso en los envases de alimentos, para así evitar un riesgo que, si bien de momento es algo impreciso, no es descartable.

¿Cuándo dejarán de asustarnos con alertas alimentarias de este tipo? Ya es hora de que se extremen las precauciones y controles por parte de las autoridades sanitarias…

Fuente: OCU

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)