isabel-albondigas

Mejillones tigre, un entrante delicioso

tigres mejillones

Los mejillones tigre son un aperitivo o entrante muy típico de España, su nombre se debe a que eran picantes, se trata de la concha de mejillón empanada y rellena con una crema con la carne de mejillones.  Nosotros vamos a presentarlos de una forma diferente, vamos a hacer unos tigres con forma de redonda y los serviremos sobre la concha, a los peques de la casa les van a gustar mucho. Muy cremosos por dentro y por fuera crujientes, con un sabor a mar increíble.

Para hacerlos hemos utilizado Mejillones al natural, incluso vamos a utilizar el caldo de la lata para elaborar la cremapero si os apetece podéis hacerlos también con Mejillones picantes. Todos los Mejillones de Isabel provienen directamente de las Rías Gallegas, son muy sabrosos y tienen un alto valor nutritivo, fantásticos para cualquier dieta saludable.

Esperamos que os gusten estos Mejillones tigres y que os animéis a prepararlos en casa ¡veréis qué ricos!

Mejillones tigre

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 1 cucharada sopera de harina
  • 4 latas de Mejillones al natural Isabel
  • El caldo de las 4 latas
  • 150 ml de vino blanco
  • 50 ml de leche
  • Pimienta negra molida
  • Pan rallado
  • Huevo
  • Aceite de oliva virgen o virgen extra para freír.

Cómo hacer Mejillones tigre

Mejillones tigres pasos

Pelamos y picamos la cebolla finamente y la cocinamos en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, cuando la cebolla comience a dorarse añadimos la harina que rehogamos durante unos minutos. Abrimos las latas de Mejillones al natural e incorporamos todo el caldo, con esto vamos a conseguir una crema muy suave con todo el sabor de los mejillones, añadimos el vino y también un poco de leche y una pizca de pimienta negra molida, comenzamos a remover con unas varillas a fuego suave, no debe quedar ningún grumo. Incorporamos todos los mejillones picados y seguimos removiendo con las varillas durante unos diez minutos. Apartamos del fuego, tapamos con film y dejamos reposar en el frío, podéis dejarlo toda la noche incluso en el frigorífico.

Formamos bolitas de bocado, las pasamos primero por pan rallado, después por huevo batido y de nuevo en pan rallado, este doble empanado hará que estén muy crujientes. Las freímos en aceite de oliva virgen extra hasta que estén doradas y las servimos sobre una concha limpia de mejillón. Podéis congelarlos una vez empanados y el día que os apetezca sólo tendréis que freírlos.

Mejillones Tigre

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)