Cafeína y alimentación infantil

60205tt

La cafeína forma parte de la alimentación de vuestros pequeños: no sólo se presenta en forma de refrescos llamativos con alto contenido en azúcares, sino que forma parte de alimentos del día a día, ¿lo sabíais?

El acceso a la cafeína es hoy en día muy fácil y económico: se recomienda no sobrepasar los 2.5 miligramos de cafeína por kilo de peso y día, pero… ¿Exceden vuestros hijos la cantidad máxima recomendada de cafeína? ¿Es esto saludable para ellos? Os invito a conocer más sobre la cafeína, sus efectos y cómo conseguir una vida más saludable para los más pequeños de la casa: acompañadme a conocer el lado oculto de la moneda.

¿Qué es y dónde podemos encontrar la cafeína?

194881tt

La cafeína es un excitador natural que estimula el cerebro y provoca sensación de euforia y fuerza al poco tiempo de tomarlo. Principalmente tiene origen natural (café o té por ejemplo) pero, como seguramente ya sabéis, actualmente es muy común producirla… Y abusar de ella.  ¿Sabíais que una simple lata de refresco contiene la ingesta máxima recomendada para vuestros hijos? ¡Y qué fácil es para ellos bebérsela! Por ello, os recomendamos que no les quitéis el ojo de encima a las bebidas favoritas de vuestros pequeños: en estos productos la cantidad máxima de cafeína diaria recomendada no aparece reflejada y así es sencillo que se pierda el control (y más con ese sabor tan agradable que les hace tener ganas de más).

Pero… ¿existen más alimentos que contengan cafeína y que estén al alcance de vuestras manos? Para que os hagáis una idea: existen unos 100 productos con cafeína entre los alimentos y bebidas que forman parte de la alimentación habitual de los niños, entre ellos, los siguientes:

      • Teobromina: se haya en el chocolate, en el cacao soluble que utilizáis en los desayunos, en la repostería (concretamente la bollería rellena de chocolate) y hasta en cierto tipo de galletas, magdalenas y cereales. Pero tranquilos, no todos los productos de repostería tienen por qué contenerla y si lo hacen, en el caso de la bollería rellena, una unidad contiene entre 40 y 57   mg de cafeína.
      • Helados: especialmente los que tienen productos artificiales o que intentan imitar el sabor del café.
      • Analgésicos y medicamentos: la cantidad no es elevada ni perjudicial si no se hace un uso excesivo de ellos. La OMS (Organización Mundial de la Salud) garantiza que estas cantidades son las adecuadas bajo supervisión médica.
      • Té, especialmente el té negro: aunque seguramente vuestros hijos no suelan tomarlo solo, sí que compone algunos otros alimentos. En el té encontramos teofilina, que también pertenece a la familia de la cafeína.

Efectos de la cafeína en los niños

0003332900KK

¿Consumen vuestros hijos la cantidad de cafeína máxima recomendada o se exceden? Si ingieren de más, ¿cómo les repercute? En general, se recomienda no sobrepasar los 2.5 miligramos de cafeína por kilo de peso y día (para que os hagáis una idea, un refresco de 330 mL está compuesto por 41 mg de cafeína). Si un niño es sensible a la cafeína, es posible que sienta sus efectos hasta durante 6 horas. ¿Notáis que les cuesta concentrarse? ¿Los veis más nerviosos de lo habitual? Si es así, continuad leyendo:

  • Nerviosismo, dificultad para concentrarse.
  • Dolor de cabeza.
  • Insomnio, trastornos del sueño como pesadillas.
  • Arritmias, aumento de la presión arterial.
  • Sobrepeso: la probabilidad aumenta hasta el 60%.
  • Aparición de caries: se trata de bebidas con una gran aportación de calorías vacías, es decir que no aportan ningún tipo de nutriente e incluso, pueden erosionar el esmalte dental como consecuencia de su acidez.

Estos son algunos de los síntomas físicos que pueden experimentar vuestros pequeños si se descontrola el consumo máximo recomendado de productos con cafeína pero… ¿Conocíais que todo esto influye en el estado de ánimo? Quizás os interese saber que este fenómeno puede causar dificultades en el aprendizaje académico y que también puede ser el precursor de alteraciones de ánimo e incluso depresión.

Cafeína y azúcar: una potente mezcla adictiva

0001280548BB-849x565

“Mamá, ¿puedo tomar un refresco?” En muchos hogares esta práctica queda reducida a los fines de semana o celebraciones puntuales, mientras que en otros puede convertirse en un hábito. Si en el desayuno tomó cacao soluble, en la comida un refresco y de merienda, un bollo, la suma total de cafeína máxima recomendada ha resultado demasiado elevada para un simple día.

La cafeína se encuentra ligada a una gran cantidad de productos que también poseen azúcar, como comentamos en otro artículo de Pequerecetas sobre los refrescos. ¿Sabíais que esta sustancia es altamente adictiva y que aporta más del 30% de las kcal totales recomendadas? No dejéis el azúcar fuera de control, ya que al igual que la cafeína puede resultar poco saludable si se consume en exceso.

Lo esencial es la moderación para evitar que los productos con cafeína sean nocivos para vuestros hijos. Es posible que aparezcan signos de cansancio los primeros días si reducís el consumo, pero tranquilos: el nivel de energía volverá a la normalidad en unos pocos días y vuestros pequeños os lo agradecerán. Mientras tanto, ¿por qué no disfrutar en familia de bebidas sin cafeína, como agua natural o con sabores, té sin cafeína o zumos naturales no envasados? Fácil y saludable.

Amelia

Amelia es Diplomada en Dietética y Nutrición, apasionada de la alimentación infantil y estudiante de Psicología por la Universidad de Valencia. Desde Pequerecetas nos trae cada semana interesantes artículos y consejos para cuidar el embarazo y alimentar a nuestros hijos de la forma más saludable.

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)
 

cforms contact form by delicious:days



Blogroll

  • Pequeviajes
  • Kireei
  • Kidsrezepte
  • Muchobaby Embarazo Bebes
  • Cocinando Entre Olivos
  • Pequeocio
  • Qué divertido
  • Fiestas y Cumples