Aceite de coco, propiedades y usos que desconocías

Aceite de coco

El aceite de coco está de moda: son muchas las estrellas de Hollywood que hablan maravillas sobre las propiedades del aceite de coco para cuidar la piel y el cabello, y también hay quien lo usa para cocinar. Lo cierto es que muchas de las cosas que se dicen sobre los beneficios del aceite de coco son completamente ciertas… y otras pues un poco menos.

Si bien el aceite de coco para la piel es un verdadero milagro gracias a sus increíbles propiedades hidratantes, en cuanto a su uso alimentario hay que ser muy cautos: el aceite de coco contiene más del 80% de grasa saturada, es decir aquella que aumenta los niveles de colesterol y puede ser perjudicial para la salud de nuestro corazón.

Claro que, como en practicamente cualquier otro alimento, su consumo ocasional no es perjudicial, todo lo contrario. Por eso os hablaremos también del uso del aceite de coco para cocinar. ¿Y qué hay de cierto en las propiedades del aceite de coco para adelgazar? De todo esto y de muchas cosas más os hablaremos en este artículo…

QUÉ ES EL ACEITE DE COCO

Aceite de coco, beneficios

El aceite de coco es un aceite de origen vegetal, que también es llamado manteca de coco. Se obtiene mediante el prensado de la pulpa o carne de los cocos, y como decíamos, contiene más de un 80% de ácidos saturados. Podemos decir entonces que contiene más grasas saturadas que el aceite de palma.

Por sus extraordinarias propiedades hidratantes, el aceite de coco es utilizado desde la antigüedad para hidratar la piel y el cabello, y de hecho son muchos los productos cosméticos a base de esta materia grasa. Pero como veremos más adelante, podemos utilizar el aceite de coco virgen.

PROPIEDADES DEL ACEITE DE COCO

Sobre las propiedades del aceite de coco, se puede hablar de datos contradictorios. Existen propiedades que se señalan de las que no hay pruebas científicas definitivas, pero aquí os resumiremos los principales.

Comenzamos hablando de la composición; la “manteca de coco” contiene:

  • entre 80 y 90% de ácidos saturados
  • aproximadamente 6% de ácidos insaturados
  • un 2% de ácidos poliinsaturados
  • Una cucharada (10 ml) de aceite tiene 117 Kcal

De estos datos podemos deducir que a nivel calórico, no está muy lejos del aceite de oliva (que aporta unas 90 Kcal cada 10 ml). Pero la gran diferencia está en el tipo grasas que lo conforman: numerosos estudios científicos afirman que el aceite de oliva es el más saludable, porque contiene un 75% de ácido oléico, un ácido graso monoinsaturado del grupo omega-9 imprescindible para la vida y altamente beneficioso para la salud, en especial para el sistema cardiovascular.

En cambio, el aceite de coco está compuesto en un 90% por ácido láurico, ácido cáprico y el ácido caprílico, que son ácidos saturados. Pero curiosamente, es la presencia de estos ácidos la que otorga los principales beneficios del aceite de coco, al menos teóricamente. La controversia sobre los beneficios para la salud son grandes. Existen quienes sostienen que hay una campaña desinformativa en contra del aceite de coco, y quienes sostienen lo contrario. No existen estudios científicos concluyentes sobre pacientes sanos que avalen una u otra teoría.

¿Para qué sirve el aceite de coco?

Aceite de coco, propiedades

Los principales propiedades que se le atribuyen son:

  • Cuidado de la piel y el cabello: aplicado sobre el cabello, lo nutre, repara y ayuda a su crecimiento. Para el cuidado de la piel, es un excelente humectante, muy eficaz contra la piel seca. Pero de estos beneficios os hablaremos más adelante en profundidad.
  • Cuida el corazón: sus detractores sostienen que su alto contenido de ácidos saturados aumenta el colesterol y por consiguiente los riesgos de enfermedades cardiovasculares; quienes sostienen el consumo de aceite de coco aseguran en cambio que los ácidos grasos saturados de cadena corta (AGM) presente en el aceite, requieren menos sales biliares para su digestión, se absorben rápidamente en el intestino y pasan directamente al hígado. Esto ayudaría a disminuir los niveles de colesterol malo o LDL; pero este efecto benéfico no se ha podido confirmar en estudios con pacientes sanos, sólo se ha confirmado en estudios experimentales en animales.
  • Pérdida de peso: algunos expertos han afirmado que puede servir para combatir la grasa abdominal (por contener unos triglicéridos de cadena media que podrían favorecer el consumo eficiente de energía). Te aclaramos las dudas más adelante.
  • Protección contra bacterias y virus: Se sostiene que fortalece el sistema inmunológico porque el ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico tienen propiedades antibacterianas, anti fúngicas y antivirales. Nuevamente, no hay estudios concluyentes al respecto.
  • Digestión: el aceite de coco está compuesto por ácidos grasos saturados de cadena corta (AGM). Estas cadenas más cortas, en comparación con las de otras grasas, se digieren más rápidamente. Es por ello que este aceite puede ser beneficioso, en reemplazo de otras grasas (sobre todo de origen animal), para las personas con problemas digestivos.

Veamos entonces en profundidad algunos de estos beneficios del aceite de coco.

ACEITE DE COCO PARA LA PIEL Y EL CABELLO

Por su consistencia parecida a la de la mantequilla, el aceite de coco es un óptimo hidratante de la piel y el cabello. Es que además de su contenido, gracias a su textura y densidad la aplicación tiene un efecto más duradero y efectivo. ¿Por qué usar aceite de coco para la piel y el cabello? Veamos sus principales beneficios:

  • Antioxidante: el coco tiene propiedades antioxidantes, por lo tanto es útil para tratar manchas de la piel, arrugas, etc.
  • Propiedades antipruríticas: su contenido de glicina y mentol lo convierten en un eficaz tratamiento contra el picor del cuero cabelludo, carecterístico de problemas como la caspa y la seborrea.
  • Antibacteriano: sus componentes antibacterianos actúan como una barrera que protege la piel y el cabello de la acción de microorganismos que pueden alterar su estado.
  • Contra el acné: son varios los componentes del aceite que son eficaces para combatir el acné: el ácido linoleico, azufre, selenio, zinc y cromo.
  • Crecimiento del cabello: sus propiedades vasodilatadoras actúan sobre los vasos sanguíneos del cuero cabelludo, aumentando el riego sanguíneo. De este modo se aumenta el aporte de nutrientes al cabello, favoreciendo su crecimiento y la salud del mismo.
  • Cabellos grasos: el aceite de coco contiene ácido ascórbico, ácido linoleico, metionina y zinc. Todos tienen propiedades antieczemáticas, útiles para tratar la seborrea.
  • Hidratar la piel: todos los aceites tienen propiedades hidratantes, y el aceite de coco es ideal por su consistencia para ser utilizado en mascarillas, y también como bálsamo para labios deshidratados.
  • Combatir las estrías: Nutre, hidrata e incrementa la fuerza y elasticidad de la piel, protegiéndola contra las estrías.
  • Demaquillante: Su textura oleosa facilita el demaquillado. Lo utilizan estrellas de Hollywood como Emma Stone y Kelly Osborne.

¿Os gustaría saber cómo puedes aprovechar las propiedades del aceite de coco para tu piel y cabello? Te damos algunas ideas.

Mascarilla de aceite de coco para el acné

Aceite de coco para la piel

Imagen: Omcadam

  • 1 cucharada de arcilla
  • 2 cucharadas de agua de rosas
  • 1 cucharadita de aceite de coco virgen

En un recipiente colocamos el agua de rosas. Vamos agregando de a poco la arcilla, removiendo hasta que se mezclen. Agregamos el aceite y removemos bien hasta integrar. Aplicamos una capa fina sobre el rostro, evitando el contorno de los ojos, las mucosas nasales y la boca, y dejamos actuar durante 20 minutos. Aclaramos con agua fría.

Mascarillas de aceite de coco para el cabello

Propiedades del aceite de coco

Imagen: Betsy Jons

  • Mascarilla para proteger las puntas: Es el secreto de la hermosa melena de Blake Lively. Ella aplica el aceite de coco solo en las puntas de su cabello unos 20 minutos antes de lavarlo. Así protege e hidrata las puntas sin engrasar las raíces.
  • Mascarilla nocturna para hidratar y proteger el cabello: en la India es muy común aplicar aceite sobre todo el cabello, envolverlo en una toalla y dormir así, con el cabello envuelto. Por la mañana, se lavan con un champú y un acondicionador a base de aceites.

Crema de pepinos y aceite de coco para la piel seca

  • 1 kilo de pepinos
  • 2 litros de agua
  • 1 cucharada de aceite de coco

Cortamos los pepinos en rodajas y los ponemos en un recipiente apto para baño maría junto con el agua. Colocamos el recipiente a baño maría con el fuego alto. Cuando comienza a hervir, bajamos el fuego y dejamos que siga hirviendo hasta que la mezcla de agua y pepinos se reduzca a la mitad. Retiramos del fuego y colamos, usaremos solo la pasta de pepinos. Añadimos el aceite y mezclamos bien hasta obtener una pasta homogénea. Conservamos en un recipiente hermético dentro de la nevera.

Esta crema se aplica masajeando sobre el rostro, por las noches antes de acostarse. Dejamos actuar 20 minutos y aclaramos con agua tibia.

ACEITE DE COCO PARA COCINAR

El aceite de coco es muy utilizado en cocina, especialmente para freír, ya que debido a su alto contenido de grasas saturadas tolera las altas temperaturas sin deteriorarse. También se utiliza en repostería, como sustituto de las grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas.

El aceite de coco ¿es saludable?

Últimamente el aceite de coco se ha puesto de moda como “superalimento”. Pero, ¿realmente es mejor para la salud que otros aceites vegetales? La respuesta es contundente: no. Como hemos dicho ya varias veces, el aceite de coco tiene casi un 90% ácidos grasos saturados, y no aporta ácidos grasos esenciales (aquellos que el cuerpo humano no puede sintetizar y debe incorporar por medio de la alimentación) Entre estos ácidos grasos esenciales se encuentran los famosos Omega-3 y Omega-6. Estos ácidos sí están presentes en otros aceites vegetales.

Dicho esto, una dieta variada y saludable debe contener también una pequeña cantidad de ácidos grasos saturados. Veamos las recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón (AHA):

  • La ingesta diaria de energía proveniente de materias grasas no debe superar el 30 % de la CDR;
  • Estas materias grasas deben contener
    • 50 % de ácidos grasos monoinsaturados del tipo Omega-9
    • 25 % de ácidos grasos poliinsaturados de tipo omega-3 y omega-6
    • 25 % de ácidos grasos saturados;
  • Una parte de los ácidos grasos saturados podrá ser sustituida por ácidos grasos mono-insaturados.

Por lo tanto, en una dieta equilibrada podemos incorporar el consumo de aceite de coco, con moderación y privilegiando el consumo de otras grasas de origen vegetal.

¿ACEITE DE COCO PARA ADELGAZAR?

Como hemos dicho antes, algunos expertos han afirmado que el aceite de coco puede servir para combatir la grasa abdominal (por contener unos triglicéridos de cadena media que podrían favorecer el consumo eficiente de energía). Pero teniendo en cuenta que todos los aceites engordan, el de coco en particular tiene muchas calorías. Por lo tanto resulta muy difícil compensar la cantidad extra de calorías que se consumen con este aceite, con las ventajas que puede otorgar como quemagrasas.

6 BENEFICIOS DEL ACEITE DE COCO

Aceite de coco para adelgazar

Hemos hecho un repaso detallado de todos los mitos y verdades sobre el aceite de coco, ¿no os parece? Ahora para despedirnos podemos hablar de 6 beneficios del aceite de coco concretos y reales que podemos aprovechar:

  • Es útil para tratar caspa y seborrea, porque alivia el picor que producen en el cuero cabelludo.
  • Protege, fortalece e hidrata el cabello y en particular las puntas dañadas.
  • Combate el acné
  • Hidrata la piel seca y los labios deshidratados 
  • Es más digerible que otros tipos de aceites
  • Funciona bien como demaquillante

Os recordamos que es siempre preferible escoger un aceite de coco virgen orgánico. ¿Qué os ha parecido esta información?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.