La lactancia materna disminuiría el riesgo de asma

Lactancia materna y asma

Los beneficios de la lactancia materna son popularmente reconocidos: creación y refuerzo del vínculo madre-bebé y aporte de vitaminas y minerales necesarios para el correcto desarrollo del organismo, entre otros. Además, la leche materna ayuda a la introducción de nuevos alimentos.

Un estudio realizado por el Erasmus Medical Center de Rotterdam (Holanda) y publicado por European Respiratory Journal sostiene que los bebés alimentados sólo con leche materna hasta los 6 meses de edad tienen un menor riesgo de desarrollar asma en la primera infancia.

Esta investigación forma parte de Generation R, un estudio general que busca identificar causas ambientales y genéticas de desarrollo, salud y crecimiento normal y anormal estudiando a miles de niños desde su vida fetal hasta su vida adulta temprana.

Asma y leche materna

Los investigadores utilizaron cuestionarios para obtener información sobre los efectos de la duración de la lactancia materna, la introducción de alimentos y otros líquidos en 5.368 niños. Los formularios permitieron a los profesionales conocer si cada niño fue amamantado durante sus primeros 12 meses de vida, cuándo se dejó la lactancia materna, qué alimentos y otros líquidos ingirió y con qué frecuencia.

Posteriormente, cuando los niños alcanzaron el año, los dos y tres años, se recabaron nuevos datos, principalmente sobre enfermedades y síntomas relacionados con el asma, como tos seca y persistente, respiración sibilante o falta de aliento.

Los hallazgos de esta investigación son los primeros en mostrar una relación entre la duración de la lactancia materna y el número de períodos de respiración sibilante.

Según los resultados de la investigación, los niños amamantados durante 6 meses o más tenían un menor riesgo de respiración sibilante, dificultad para respirar, tos seca y flemas durante sus primeros 4 años que aquellos que no fueron alimentados nunca con leche materna.

Beneficios de la lactancia materna

Además, los peques que no fueron amamantados mostraron una predisposición superior a las flemas (1.5 veces mayor) y respiración sibilante (1.4 veces mayor). Por otra parte, los niños alimentados durante sus primeros 4 meses con sólidos y leche de fórmula fueron vinculados a un mayor riesgo de respiración sibilante, dificultad para respirar, tos seca y flemas en sus años preescolares que aquellos que ingirieron sólo leche materna en el mismo período.

Los investigadores destacaron que los síntomas relacionados con el asma aparecen más temprano en los niños amamantados durante menos meses o en aquellos que además ingieren alimentos y otras clases de leche de manera temprana.

El Dr. Agnes Sonnenschein-van der Voort concluyó que “una corta duración sin exclusividad de la >lactancia materna se asocia según el estudio al aumento del riesgo de síntomas relacionados con el asma en niños durante la primera infancia. Estas asociaciones parecen explicadas en parte por enfermedades infecciosas y no por mecanismos atópicos”. Sin embargo, remarcó también la necesidad de realizar más estudios para corroborar si la lactancia materna protege contra el asma.

Vía: Medical News Today

Imágenes: kahle, virginiamol y PhotogLig

2 comentarios sobre “La lactancia materna disminuiría el riesgo de asma”

    1
  1. le amamante a mi hijo 1año 9meses y mi hijo nunca se enfermo pese a los comentarios que ya era mucho darle de mamar tanto tiempo mi hijo es saludable y fuerte gracias a la leche materna

  2. 2
  3. Yo se le he dado hasta los 5 años porque permití que fuese él quien decidiera dejarlo y cuando tomó la decisión por fin estábamos contentos él y yo (aunque yo también un poco triste porque sentía que ya se había hecho mayor) jamas me he alegrado tanto de tomar esa decisión pese a que me cayo un alud de criticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.