Cómo pelar una granada fácil y rápido [y por qué hace bien comerlas] | PequeRecetas

Cómo pelar una granada fácil y rápido [y por qué hace bien comerlas]

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas | 1 votos
Cargando…
Cómo pelar una granada

Si hasta ahora has evitado comer granadas porque se te hace difícil desgranarlas, ¡tenemos la solución! Vamos a ver cómo pelar una granada en menos de 1 minuto: fácil, rápido y sin desperdicios.

La granada es una fruta tropical rica en antioxidantes, vitaminas y minerales que tienen grandes beneficios para nuestra salud, por lo que es muy recomendable incorporarla en nuestra dieta. Su mejor temporada es en otoño, aunque también la podemos encontrar en el mercado a inicios del invierno. Cuando veáis qué fácil es desgranar una granada no podréis dejar de comerla, ya que además su sabor algo ácido la convierte en una fruta perfecta para usar también en recetas saladas.

Cómo pelar una granada fácil y rápido


En el vídeo se ve perfectamente lo sencillo que es, pero vamos a explicarlo por escrito por si queda alguna duda:

  1. Hacemos un corte superficial, tratando de cortar solo la corteza pero sin hundir el cuchillo en profundidad, alrededor del cáliz de la granada, que la parte que sobresale del fruto con forma de corona. El corte puede ser cuadrado como en el vídeo, pero también circular.
  2. Insertamos la punta del cuchillo en el corte y haciendo palanca, retiramos la corteza que hemos cortado.
  3. Buscamos las vetas, es decir las nervaduras de piel blanca que separan los gajos, y hacemos un corte superficial en la corteza siguiéndolas.
  4. Ponemos un bol debajo para no desperdiciar ningún grano que pueda caer, y abrimos los gajos tirando hacia afuera.
  5. Quitamos la parte central, y ya tendremos los granos sueltos para poder quitarlos.
  6. Si hace falta y los granos no se sueltan fácilmente de la corteza, le damos la vuelta a la granada y con una cuchara de madera o algo similar le vamos dando unos golpecitos en la corteza poniendo un bol por debajo, los granos se irán desprendiendo.

Cómo escoger y conservar las granadas

Cómo desgranar una granada

A la hora de escoger nuestra granada tenemos que fijarnos que la corteza no presente arañazos ni partes dañadas. Cuando están maduras, presentan un color rojo intenso con zonas amarillas, nunca verdes. También tenemos que notarlas pesadas, esto significa que están llenas de jugo y en su punto de maduración. Al presionarla tenemos que sentir la corteza tersa y dura; si se arruga o se hunde, significa que está pasada.

La granada se conserva varias semanas en la nevera. Es una fruta que sigue madurando después de ser recogida, por lo que si tus granadas todavía están verdes, déjalas a temperatura ambiente hasta que alcancen la maduración.

5 buenas razones para pelar una granada

Cómo pelar granadas

Antioxidante natural

La granada es rica en moléculas activas (como flavonoides, fitoesteroles y ácidos grasos poliinsaturados), que junto con las vitaminas C y E minerales como calcio, magnesio, hierro, silicio, cobre, potasio y zinc, la convierten en una verdadera bomba antioxidante. 

Los antioxidantes ayudan a prevenir los daños de los radicales libres en tu cuerpo, el envejecimiento prematuro de la piel e inflamación de los tejidos. También protegen de ciertos tumores, afecciones cardiovasculares, inflamaciones y virus.

Ayuda a la digestión

Los taninos presentes en la granada tienen propiedades astringentes y antiinflamatorias en las mucosas del tracto digestivo. Por ello se aconseja comer granada en caso de diarrea, cólicos intestinales, exceso de gases o estómago delicado.

Bajas en calorías

Tienen en bajo contenido de calorías e hidratos de carbono, por lo que pueden consumirse si seguís una dieta para adelgazar o incluso en caso de diabetes (consultando siempre a vuestro médico).

Protege el corazón y las arterias

Ya hemos hablado sobre las propiedades antioxidantes de las granadas, que contribuyen a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Pero también tiene un elevado contenido de potasio y un bajo contenido de sodio, por lo que su consumo es recomendable para las personas que sufren de hipertensión arterial o afecciones cardíacas.

Ricas en ácido cítrico

El ácido cítrico, responsable del ligero sabor ácido de la granada, tiene acción desinfectante, favorece la eliminación de ácido úrico y sus sales a través de la orina,  y potencia la acción de la vitamina C.

Cómo comer granadas

recetas de aguacates rellenos

Además de poder comerlas solas, como cualquier fruta, se pueden tomar en zumo, mezclar con granola y yogur, añadir a las ensaladasqueda también muy bien en recetas agridulces con carne de cerdo, y se lleva de maravilla con el aguacate.

¿Habéis visto cuántos buenos motivos para pelar una granada? Ahora que ya sabéis cómo desgranar una granada de manera rápida y sencilla, ¡incluidla en vuestro menú!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.