Huerto urbano: cómo tener un huerto en casa

Muchas veces vivir en la ciudad nos obliga a renunciar al espacio; somos muchos los que, por vivir en apartamentos, debemos renunciar al espacio externo, conformándonos con pequeñas terrazas o balcones. Pero si aún así no queréis renunciar a las verduras frescas y de agricultura biológica, hoy hablaremos del huerto urbano: cómo tener un huerto en casa, aún en un espacio reducido como el que nos ofrece un balcón.

¿Os apetece tener siempre verduras de estación frescas y seguras? ¿Queréis ofrecer a vuestros hijos las frutas y verduras que necesitan para crecer sanos? No os perdáis estos consejos prácticos para tener un huerto urbano en nuestra casa…

Cómo cultivar un huerto en casa

Para empezar

Para comenzar con nuestra actividad conviene comprar macetas de plástico rectangulares, porque aunque las de terracota son mejores, las de plástico son más livianas y se pueden poner una pegada a la otra para ahorrar espacio. Las plantas con muchas hojas como el tomate y el calabacín necesitan macetas profundas, de por lo menos 50 cm. de profundidad.

La tierra

Las macetas deben prepararse con arcilla o con las piedritas que sirven para drenar en el fondo. Si conocéis a alguien que tenga huerto o terrenos, pedid que os regale un poco de tierra, que será seguramente mejor que la que se compra en bolsa. Si compráis la tierra, agregadle un poco de arena, porque las verduras prefieren un terreno que drena facilmente el agua. La arena debe ser alrededor del 10 % del total, y es mejor si es de grano grueso. Esta mezcla funcionará muy bien para todas las verduras que podéis cultivar en el balcón.

Cómo regar

El aporte de agua debe ser frecuente, pero nunca demasiado abundante. Cuando se riegan las plantas es mejor no mojarlas desde arriba, en forma de lluvia, sino echar el agua en el terreno, preferiblemente en los bordes, ya que el agua llegará sola hasta las raíces, sin producir el shock térmico que significa regarlas directamente. En la época de producción, si no llueve, es necesario regar todos los días, mejor si lo hacéis por la tarde, después del atardecer. Las plantas tendrán toda la noche para absorber el agua, si en cambio regáis por la mañana, el agua se con el sol.

Cuándo plantar

Es aconsejable comenzar vuestro huerto urbano con algo fácil, como las hierbas aromáticas o los tomates, si podéis poniéndolos contra una pared porque necesitan de soporte. También son fáciles de cultivar los calabacines, pero es mejor ponerlos en una maceta aparte.

En una maceta de 50 cm. se pueden poner dos plantas, tened en cuenta que varias plantas en una misma maceta (sin exagerar) ayudan a mantener la humedad y la frescura.

La mejor época para sembrar plantines, no semillas (en el balcón tienen menos posibilidades de crecer) es entre fines de marzo y fines de abril. Hace un tiempo os dejamos un calendario de frutas y verduras que os puede ser útil para conocer la estación de cada una.

Cómo abonar las plantas

Abonar las plantas está bien, pero sin exagerar, ya que demasiado abono quema las raíces. Entre los mejores fertilizantes biológicos se encuentra el humus de lombriz, que se agrega junto con la tierra a las macetas. Es muy nutritivo, sin ninguna contraindicación y hace bien a cualquier planta. También los restos de café son muy buenos para usar como abono para vuestro huerto en casa.

Lavar bien antes de consumir

Si vivís en una ciudad, no debéis olvidar el tráfico y la contaminación. Debemos lavar muy bien las verduras, usando bicarbonato de sodio. Si podéis, lo mejor es proteger las plantas con una tela especial que deja pasar las luz y el agua, pero retiene los polvos.

¿Os han parecido útiles estos consejos para comenzar un huerto urbano? ¿A vosotros qué verduras os gustaría cultivar en el balcón?

Fuente: Nonsprecare.it

Un comentario sobre “Huerto urbano: cómo tener un huerto en casa”

    1
  1. muy buena pagina me sirve para variar en mis platos y aprender nuevas cosas podrian poner postres de leches seria exelente

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)