Mousse de chocolate blanco, un postre de lujo

Mousse de chocolate blanco (1)

Esta mousse de chocolate blanco nos ha conquistado, porque es un postre con una textura muy suave que ha gustado a grandes y mayores. Si ya habéis probado la mousse de chocolate, uno de nuestros postres favoritos, tenéis que probar la de chocolate blanco.

El chocolate blanco realmente no es chocolate si no que lleva manteca de cacao, lácteos, azúcar o edulcorantes  y grasa. Hay personas a las que el chocolate blanco no les gusta, sin embargo las hay a las que les encanta, si sois de este grupo, esta mousse de chocolate blanco es vuestro postre. Utilizad chocolate blanco especial postres, ya que el chocolate blanco es más complicado de trabajar que el chocolate común al solidificarse enseguida y además, puede quedar con una consistencia algo granulosa.

Hemos acompañado esta mousse de chocolate blanco con unas frambuesas, pero podéis ponerle cualquier otro fruto rojo: unas fresas, unas moras, arándanos, grosellas… lo que más os guste, incluso una mezcla de varios ya que contrastan muy bien con el dulce del chocolate blanco y estéticamente quedan preciosos, ¿verdad?

Lo mejor de este tipo de postres es que puedes tenerlos preparados con antelación y que al servir la mousse de chocolate blanco en vasitos no tienes que preocuparte a la hora de presentarlos o servirlos. ¿No os parecen ideales para rematar cualquier comida o cena especial? O también para la merienda, seguro que encontráis un buen momento para disfrutarlos porque son irresistibles.

Mousse de chocolate blanco

Ingredientes

  • 3 claras de huevo pasteurizadas
  • 125 mililitros de nata líquida para montar
  • 60 gramos de queso para untar
  • 20 gramos de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 200 gramos de chocolate blanco de postres
  • Frambuesas
  • Azúcar glass

Cómo hacer mousse de chocolate blanco

Mousse de chocolate blanco pasos

Ponemos el chocolate troceado en un cazo al baño María y dejamos que se funda por completo, reservamos apartando del fuego para que pierda algo de calor. Mientras, montamos las claras a punto de nieve, reservamos. Montamos la nata junto con el queso, la sal y el azúcar. Incorporamos el chocolate poco a poco mientras continuamos mezclando, por último añadimos las claras y mezclamos con movimientos envolventes. Repartimos en vasitos y guardamos en el frigorífico.

A la hora de servir ponemos unas frambuesas y si queréis un poco de azúcar glass, el ácido de las frambuesas contrasta muy bien con el dulce del chocolate blanco. Disfrutad de esta mousse de chocolate.

Mousse de chocolate blanco (2)

Ana María

Ana María es madre de 2 niños. Sus recetas son deliciosa cocina casera que invita a comer ... y sus platos siempre son bien recibidos, porque con sus imágenes paso a paso, cualquiera puede atreverse a cocinar. Colabora en Pequerecetas y también puedes seguirla en su blog Cocinando entre Olivos.

Un comentario sobre “Mousse de chocolate blanco, un postre de lujo”

    1
  1. Tiene una pinta estupenda, pero como son las claras de huevo pasteurizadas?valen las claras de huevo normales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.