Bomba de Chocolate rellena (la nueva bebida de moda)

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas | 3 votos
Cargando...
Receta bombas de chocolate

Seguro que has visto en Instagram vídeos de esta bomba de chocolate rellena de marshmallows que se funde en una taza de leche caliente…un verdadero mimo para el paladar, el olfato y la vista. Es una de las bebidas de moda en redes sociales, a la par del café DalgonaY la verdad es que estas «Chocolate Bombs» dan muchísimo juego, porque se pueden decorar de diferentes maneras, hacer de diferentes colores, y son un regalo de Navidad casero ideal.

La mayor dificultad para hacer estas bombas de chocolate rellenas es templar el chocolate: os lo explicaremos paso a paso, con las temperaturas indicadas para hacer las bombas con chocolate negro, con leche o blanco, según prefiráis. Pero también os vamos a dar una receta fácil sin chocolate templado, usando Candy Melts, un sustituto del chocolate que se vende ya coloreado y no hace falta templar.

Además os daremos un montón de ideas para decorar las Chocolate Bombs cogidas directamente de las redes sociales.

Receta de bomba de chocolate

Ingredientes (6 bombas)

  • 200 g de chocolate negro de cobertura (puedes comprarlo aquí)
  • 6 cucharadas de colacao
  • 50 g de marshmallows pequeños (puedes comprarlos aquí)
  • sprinkles para decorar (puedes comprarlos aquí)

Utensilios

  • Molde de silicona semiesférico (puedes comprarlo aquí)
  • Termómetro de cocina (puedes comprarlo aquí)
  • Pincel de silicona (puedes comprarlo aquí)

Cómo hacer Chocolate Bombs

Chocolate bombs

Templamos el chocolate

Antes de ver cómo se hace, tiene sentido explicar por qué se templa el chocolate: el templado sirve para que el chocolate quede brillante y crujiente. Si no lo templamos, las bombas nos quedarán opacas, frágiles y con manchas blancas. Es decir que se pueden hacer las bombas sin templar el chocolate, pero el resultado será menos bonito desde el punto de vista estético.

Veamos entonces cómo tenemos que hacer. Comenzamos troceando el chocolate si no lo habéis comprado ya en gotas. Lo vamos a fundir a baño María y vamos a hacerlo pasar por diferentes temperaturas. Para ello lo ponemos en un bol de metal, cerámica o cristal, que podamos poner encima de un cazo con poca agua, sin que toque el fondo. El bol no tiene que estar en contacto con el agua.

Ponemos el cazo al fuego, cuando el agua comienza a hervir bajamos el fuego al mínimo y ponemos el bol con el chocolate encima. Vamos removiendo constantemente con una lengua de silicona para que el chocolate se funda de manera homogénea, y controlando siempre con el termómetro de cocina la temperatura: cuando el chocolate alcanza los 50°C retiramos el bol del agua caliente y lo sumergimos hasta la mitad en un bol más grande con agua muy fría.

Seguimos mezclando constantemente hasta que la temperatura baje a 28°C, entonces volvemos a poner el bol sobre el cazo de agua caliente por unos segundos hasta que alcance los 31°C. En ese momento está listo para usar y tenemos que utilizarlo inmediatamente.

Del mismo modo se templa también el chocolate con leche y el blanco, pero con diferentes temperaturas, podéis seguir esta tabla:

Realización de las bombas de chocolate rellenas

Una vez que tenemos el chocolate templado, con un pincel de silicona pincelamos todo el interior de cada semiesfera del molde. Con estas cantidades de chocolate nos saldrán unas 6 bombas de 5 cm de diámetro, por lo que tenemos que hacer 12 semiesferas. Una vez que hemos hecho una primera capa en todas las cavidades, llevamos el molde al frigorífico por unos 15 minutos, hasta que el chocolate esté duro al tacto.

Retiramos el molde del frigorífico y damos una segunda capa, esta vez más gruesa, de chocolate, siempre con el pincel. Si mientras tanto el chocolate restante se ha puesto muy denso, podemos ponerlo solo unos segundos en el cazo con agua caliente y mezclar. La capa de chocolate nos tiene que quedar de unos 2 mm de espesor. Dejamos que el chocolate endurezca bien, mínimo 1 hora en el frigorífico, pero nosotros os aconsejamos dejarlo de un día para el otro.

Rellenamos las bombas y decoramos

Cuando las semiesferas están listas las desmoldamos con cuidado, tirando del molde y no de la semiesfera. Si tenéis las manos calientes, podéis poneros guantes desechables para no marcar las esferas. Rellenamos la mitad de las semiesferas con una cucharada colacao y un puñado de marsmallows.

Calentamos un plato plano en el microondas, y sin quemarnos lo apoyamos sobre la mesa. Cogemos las semiesferas vacías y apoyamos el borde en el plato durante 1 o 2 segundos para que el chocolate se funda un poquito, e inmediatamente pegamos esta semiesfera a una de las que están ya rellenas. De este modo formamos todas las bombas.

Para decorar, con un poco de chocolate fundido (no hace falta que esté templado) chorreamos encima de las bombas, usando una cuchara o una manga y haciendo movimientos rápidos para formar unas rayas, y enseguida espolvoreamos con sprinkes. Dejamos que se endurezca la decoración, y las bombas de chocolate ya están listas.

Cómo servir las bombas de chocolate

Ponemos la chocolate bomb en una taza y vertemos por encima leche caliente. En unos segundos el chocolate se fundirá y la esfera se abrirá, liberando los marshmallows y el colacao.

Bombas de chocolate fáciles (sin templar chocolate)

Si lo de templar el chocolate os parece muy complicado pero queréis que vuestras bombas tengan un aspecto brillante y bonito, la alternativa es usar Candy Melts. Los Candy Melts (es un nombre comercial, los hay de otras marcas, como esta o esta) son unas gotas elaboradas a base de azúcar, grasa vegetal y leche, como el chocolate blanco, que como sabéis no es en realidad chocolate.

Se pueden comprar de colores y se funden a baño maría o en el microondas, exactamente igual que el chocolate, pero no hace falta templarlos para obtener una cobertura brillante y bonita. En cuanto al sabor, claro está que no saben a chocolate, tienen gusto a vainilla, frambuesa u otros sabores artificiales, dependiendo del color escogido.

Nuestra recomendación entonces, si queréis unas verdaderas bombas de chocolate con su sabor inconfundible, es que os animéis a probar con la receta original.

Más ideas para hacer bombas de chocolate rellenas

Si quieres que tus bombas tengan un aspecto metalizado como estas, antes de poner el chocolate en los moldes puedes aplicarles una ligera capa de colorante dorado en polvo comestible con un pincel suave. Luego pones el chocolate por encima, con cuidado de no raspar con el pincel para no mover la capa metalizada.

Unas bombas navideñas perfectas para regalar, en este caso para lograr el color verde se puede teñir el chocolate blanco con colorante verde liposoluble; el hombrecito de jengibre y el reno se pueden hacer mezclando chocolate con leche con blanco. Y las decoraciones con Candy Melts.

El chocolate Ruby tiene una natural coloración rosa, por lo que no necesitamos añadir colorantes para obtener bombas, y luego el chocolate caliente, de este color.

También podemos decorar nuestras bombas con ingredientes naturales, como coco rallado, granillo de almendrafrutos rojos deshidratados.

Esperamos que os haya gustado esta receta de bombas de chocolate. Como veis se puede dar rienda suelta a la imaginación para decorarlas y se convierten en una verdadera  manualidad para regalar, tal vez junto a unas galletas de Navidad o unas galletas de cristal caseras. Si te gustan las bebidas reconfortantes prueba también nuestra receta de chocolate a la taza.

Algunos enlaces aquí publicados son de afiliados. No obstante los artículos recomendados responden a una decisión de criterio del equipo de Pequerecetas, no existiendo ningún incentivo por parte de las marcas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar la solicitud debes leer la información básica sobre protección de datos aquí

Kidealia Media SL te informa de que los datos de caracter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario seran tratados por Kidealia Media SL como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimacion: Consentimiento del interesado.


Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estaran ubicados en los servidores de Cyberneticos Hosting SL (proveedor de hosting de Kidealia Media SL) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cyberneticos. El no introducir los datos de caracter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podra tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podras ejercer tus derechos de acceso, rectificacion, limitacion y suprimir los datos en info@kidealia.es asi como el derecho a presentar una reclamacion ante una autoridad de control. Puedes consultar la informacion adicional y detallada sobre Proteccion de Datos en nuestra pagina web: pequerecetas.com, asi como nuestra politica de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.