Cómo hacer torrijas al horno

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
torrijas al horno receta

Las torrijas al horno son una versión algo más ligera, ya que no se fríen en aceite, rebajando con ello el aporte de calorías. Si las probáis veréis que quedan también muy ricas, tanto como su versión original.

Las torrijas son un dulce tradicional en España, en el tiempo de Cuaresma y Semana Santa. Consisten en rebanadas de pan que son empapadas en leche infusionada con pieles de cítricos y canela, tras ser rebozadas en huevo, se fríen en una sartén con aceite muy caliente. Para terminar endulzando con azúcar y aromatizando con canela.

Esto sería la receta original de torrijas, pero luego nos podemos encontrar con muchas versiones: a la hora de la fritura son muchos los que añaden cáscara de limón y naranja para aromatizar el aceite; también hay quien sustituye la leche de vaca por leche de soja o de almendra y los huevos por harina de garbanzo (perfectas para alérgicos al huevo y la leche). Se suelen aromatizar con canela, clavo, e incluso con vainilla, siendo estas dos últimas opciones menos habituales. Hay a quien le gusta freír las torrijas y quien prefieren hornearlas… cada maestrillo tiene su librillo.

Nosotros hoy vamos a hacer la versión más clásica de las torrijas de leche, pero las haremos al horno en lugar de freírlas. También como novedad las vamos a preparar con un pan casero de torrijas, del que también os hemos traído la receta, y que le da un toque extraordinario, consiguiendo un resultado más sabroso.

Nuestra recomendación es que probéis la receta de torrijas de leche al horno, que hemos preparado con mucho mimo para vosotros, estamos seguros que las disfrutaréis. 

Torrijas al horno

Ingredientes para hacer torrijas de leche horneadas

  • Pan especial para torrijas o pan del día anterior
  • 600 g de leche
  • 100 g de azúcar
  • Cáscara de 1/2 limón y 1/2 naranja
  • 2 ramas de canela

Rebozado

  • 3 huevos
  • Azúcar al gusto
  • Canela al gusto

Cómo hacer torrijas al horno

Infusionamos la leche

leche aromatizada

En un cazo vertemos la leche y las cáscaras de limón y naranja, así como 4 cucharadas soperas de azúcar y las 2 ramas de canela. Ponemos al fuego y llevamos a ebullición, en ese momento apagamos el fuego, tapamos el cazo y dejamos reposar durante 10 minutos.

pan de torrijas infusionado con leche

Colamos la leche y empapamos las rebanadas con la leche caliente (reservamos la leche infusionada), pasamos por huevo batido y colocamos con cuidado de no romperlas en la fuente de hornear.

pan torrijas pasadas por huevo batido

Horneado de las torrijas

Precalentamos el horno en función grill a 250º C, con la rejilla en la mitad.

Forramos una fuente de hornear con papel vegetal.

Horneamos durante unos 4- 5 minutos, les damos la vuelta con cuidado y seguimos horneando durante 4 minutos más. El tiempo de horneado es aproximado, vigilar las torrijas, cuando las veáis doradas las podéis retirar del horno.

El toque final de las torrijas al horno

Una vez tengamos nuestras torrijas horneadas, las pasamos a una fuente y espolvoreamos con una mezcla de azúcar y canela. Esta sería la versión más tradicional, pero nosotros os vamos a contar un truco que seguro que os gusta para que vuestras torrijas queden muy jugosas, que es sustituir el azúcar y la canela por unas cucharadas de la leche infusionada del principio, bañando las torrijas ligeramente por encima. Os aseguro que os encantarán.

receta de torrijas al horno

Cómo hacer unas torrijas perfectas al horno

  • Es conveniente empapar las torrijas cuando la leche aún esté caliente, de este modo se hidratan mejor, pero con precaución porque también se pueden romper con facilidad. Ayudaos de una espátula para pasarlas a la fuente.
  • Se puede preparar un almíbar con 300 g de agua y azúcar al gusto, se deja hervir hasta que se disuelva el azúcar y podemos aromatizar el almíbar con una rama de canela mientras hierve. Cuando retiremos las torrijas del horno con ayuda de un pincel se mojan un poco con el almíbar, este paso es importante si queréis que sean un poco más jugosas, puesto que al hornearlas y no freírlas quedan un poco más secas que las tradicionales.
  • Cuando las saquéis también las podéis espolvorear con unas cucharadas de la mezcla de la leche infusionada ¡veréis qué deliciosas!
  • Las torrijas al horno las podéis acompañar con un buen tazón de chocolate caliente o un café.

También te puede interesar: Torrijas con miel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.