Naranja: 5 buenos motivos para comer naranjas

Beneficios de las naranjas

La reina de los cítricos, la que encierra un dulce néctar que es un manjar de los dioses… sí señor, estamos hablando de ¡Su Majestad la naranja! Esta deliciosa fruta, tan común en nuestros mercados, además de ser una bomba de vitamina C -y esto es algo que todos sabemos- es rica en flavonoides y aceites esenciales que son muy beneficiosos para la salud.

Las propiedades de las naranjas van mucho más allá de lo que crees: su efecto antioxidante protege el corazón, combate el colesterol, es rica en ácido fólico que es fundamental durante el embarazo, ayuda a reponer minerales y líquidos después de la actividad física y tiene muchos más beneficios que descubriremos a continuación.

También hablaremos de cómo aprovechar los beneficios de las naranjas: ¿es mejor comer la pulpa o beber el zumo de naranja?; ¿Es verdad que hay que tomarlo inmediatamente para que no pierda sus propiedades? Vamos a responder a todas tus dudas, y  como no podía ser de otra manera, compartiremos las mejores recetas con naranja de nuestra web.

Haciendo click sobre los títulos del índice que veis aquí abajo puedes ir directamente al argumento que más te interese; pero te recomendamos que tomes 2 minutos para leer el artículo completo, ¡te sorprenderá!

Propiedades de la naranja

Propiedades de las naranjas

Nuestra naranja es el fruto del naranjo dulce, un árbol del género Citrus. Y entre todos los cítricos de este género, las naranjas son las más cultivadas, más que sus primos mandarina, pomelo, lima y kumquat.

Qué vitaminas tiene la naranja

No es una novedad que las naranjas son ricas en vitamina C, de hecho tienen la fama de ser la fruta que más contiene. Aunque esto no es verdad (el kiwi tiene más del doble que una naranja), si es cierto que una pieza mediana o un vaso de zumo cubren el 100% de las necesidades diarias de vitamina C. Nuestra fruta es también rica en ácido fólico, lo que sumado a la presencia de vitamina C la convierte en un alimento muy recomendado durante el embarazo, para madres en lactancia y en la infancia, ya hablaremos luego de ello.

Las naranjas también contienen beta carotenos o provitamina A, que además de darle su color característico, es un potente antioxidante.

Otros nutrientes

Los minerales más significativos presentes en la naranja son el potasio y el magnesio. El potasio es necesario para que los músculos y el sistema nervioso funcionen correctamente, y además tiene un efecto vasodilatador y diurético que contribuye a regular la presión arterial y a mantener la función cardiovascular. El magnesio es imprescindible para que nuestro organismo funcione, ya que interviene en la formación del ADN, entre otras funciones vitales que os hemos contado aquí: magnesio, un mineral mágico para la salud.

Las naranjas contienen ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico. En particular este último potencia la acción de la vitamina C, y junto con el málico tienen una acción desinfectante y alcalinizan la orina.

Valor nutricional de la naranja

Cada 100 g de porción comestible contienen:

  • Calorías>> 37 Kcal
  • Hidratos de carbono>> 9 g
  • Fibra>> 2,3 g
  • Vitamina C>> 50,6 mg
  • Potasio>> 200 mg
  • Magnesio>> 15,2 mg
  • Ácido fólico>> 38,7 mcg
  • Provitamina A>> 49 mcg

Calorías de la naranja

Una pieza mediana tiene unos 150 g de porción comestible, que aportan unas 55 Kcal. Ten en cuenta sin embargo que el zumo de naranja aporta más calorías porque son necesarias varias piezas para llenar un vaso.

Beneficios de la naranja: 5 motivos para comerla

Beneficios de la naranja

Ahora te vamos a contar por qué tienes que comer naranjas:

  1. Es buena para los niños, las embarazadas y las madres en lactancia 
  2. Es una bomba de vitamina C
  3. Tiene propiedades antioxidantes
  4. Mejora la salud cardiovascular
  5. Combate el estreñimiento

Vamos a ver ahora  en detalle estos beneficios para la salud de las naranjas…

Buena para niños, embarazo y lactancia materna

Durante la etapa de crecimiento, el embarazo y la lactancia materna, las necesidades de vitamina C y ácido fólico aumentan. La vitamina C es necesaria para la formación del colágeno, los huesos y los dientes, los glóbulos rojos, y además favorece la absorción del hierro presente en los alimentos, y aumenta la resistencia a las infecciones. Como puedes darte cuenta, es una vitamina fundamental en la infancia. Pero también lo es durante el embarazo, ya que ayuda a la formación del colágeno del feto y, favoreciendo la absorción del hierro, es útil para combatir la anemia ferropénica, algo común durante el embarazo.

Otro aporte de la vitamina C durante el embarazo es que mejora la piel y previene las estrías, porque ayuda a reparar los tejidos por su capacidad de generar colágeno.

Una naranja mediana contiene entre 75 y 100 mcg de vitamina C, suficientes para cubrir las necesidades diarias de niños y adultos.

En el embarazo, el ácido fólico es fundamental, porque ayuda a prevenir anomalías congénitas como la espina bífida.

También como hemos visto posee minerales como el magnesio y el potasio, los cuales ayudan al desarrollo y crecimiento de los niños, ya que sus huesos y dientes se verán reforzados.

¿A qué edad pueden consumir los bebés naranjas?

Su introducción puede hacerse a los 6 meses si la madre los consume habitualmente, pero suele recomendarse a partir del primer año de edad, ya que es una fruta alergénica.

Vitamina C, ¿buena para los resfriados?

Todos sabemos que la vitamina C previene los resfriados… ¿o no? Pues tal vez te sorprenda saber que muchísimos estudios científicos han demostrado que la vitamina C no ayuda a prevenir ni curar los resfriados. ¿Y de dónde viene esta idea entonces? Pues parece que este mito se difundió a partir de una publicación científica realizada por un doble Premio Nobel (de Química y de la Paz), Linus Pauling. En esa publicación sostenía que 3000 mg al día (40 veces la actual dosis diaria recomendada) prevenían bronquitis, alergias, neumonía, fiebres y resfriados.

Pero hay un fondo de verdad en este “mito popular”: lo cierto es que la vitamina C junto con el ácido fólico mejoran y aumentan las defensas del organismo reforzando el sistema inmunitario. La unión de estos dos nutrientes aumenta la producción de glóbulos rojos y blancos, y también de anticuerpos, que funcionan como barrera para virus, parásitos y bacterias.

Naranjas antioxidantes

La vitamina C, como antioxidante, contribuye a disminuir el riesgo de contraer muchas enfermedades, entre ellas las cardiovasculares, las degenerativas y el cáncer. Esto es posible gracias a que combate los radicales libres, que son la causa, además de las enfermedades que hemos nombrado anteriormente, del envejecimiento y la calvicie, entre otras.

También hemos dicho que la naranja es rica en flavonoides y beta carotenos, otras sustancias con poder antioxidante.

TE PUEDE INTERESAR>> Rooibos, un potente antioxidante

Mejoran la salud cardiovascular

Los antioxidantes presentes en las naranjas también ayudan a regular el colesterol, ya que radicales libres aumentan los efectos nocivos del colesterol LDL, el que solemos llamar colesterol “malo”. Un nivel alto de este tipo de colesterol hace que las sustancias grasas se acumulen en el interior de las arterias (aterosclerosis), lo que aumenta de manera considerable la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.

También su contenido de potasio es importante para la salud de nuestro corazón, ya que este mineral tiene un efecto vasodilatador y diurético que contribuye a controlar la hipertensión. Como si todo esto fuera poco, las naranjas nos aportan magnesio, que contribuye a regular el ritmo del corazón, a dar mayor fluidez a la sangre y a regular la presión arterial.

Combaten el estreñimiento

Las naranjas son ricas en fibra, presente en particular en las partes blancas. Por lo que comer naranjas (más aún que beber el zumo) favorece el tránsito intestinal, ya que se trata de fibra soluble que retiene el agua.

Zumo de naranja, concentrado de vitaminas

Naranjas propiedades

Uno de los modos más deliciosos de consumir esta fruta es beber zumo de naranja, ¿pero da igual el zumo comprado que el que podemos exprimir en casa? Lo primero que tenemos que decir es que el zumo que exprimimos en casa no tiene nada más que naranjas, como mucho podemos añadir agua si a los peques les parece muy concentrado. De zumos comerciales hay de varios tipos, esto ya lo sabes: cuando compres uno controla que sea 100% zumo de naranja, sin azúcares añadidos ni ningún otro tipo de aditivo.

Ahora bien, se suele decir que el zumo de naranja se tiene que beber en el mismo momento en que lo exprimes para que no pierda vitaminas, ¿es así? Vamos a remitirnos a un artículo publicado en la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética para responder a esta duda: la vitamina C se conserva perfectamente en el zumo hasta 12 horas, aunque el sabor se hace más amargo. Por lo tanto, no hace falta tomarse el zumo corriendo después de haberlo exprimido.

Hay algo importante que tenemos que tener en cuenta cuando tomamos zumo de naranja: para hacer un vaso pequeño hacen falta 2 o hasta 3 naranjas, por lo que estamos consumiendo el doble o el triple de calorías en comparación a una pieza de fruta.

Tipos y variedades de naranjas

Las naranjas dulces se clasifican en 4 grandes grupos:

Naranjas Navel

Tipos de naranja

Estas variedades tienen en común que son grandes, con un ombligo en la zona opuesta al pedúnculo, son fáciles de pelar y no tienen pepitas. Son muy ricas para comer, pero no para hacer zumo: por un lado tienen menos cantidad de zumo que otras variedades, pero además resultan amargas, ya que al exprimirlas se desprende la limonina, una sustancia responsable del sabor amargo.

A este grupo pertenecen las variedades Lane Laten, Leng, Navel, Bahianinha, Navelina, Navelate, Newhall, Washington Ricalate.

Naranjas blancas

Tienen una forma esférica achatada, la piel que puede ir del amarillo-naranja al naranja intenso, un tamaño medio-grande y no tienen ombligo. Algunas variedades tienen muchas semillas, y son indicadas para preparar zumo.

Pertenecen a este grupo las variedades Ambersweet, Jaffa, Hamlin, Pera, Salustiana y Valencia Late, las famosas naranjas de Valencia.

Naranjas de Valencia, ¿la mejor naranja?

Es la variedad más difundida en todo el mundo, y también la más tardía, ya que comienzan a madurar en abril y pueden estar en el árbol hasta junio. Son naranjas de calibre pequeño, con una piel fina, un alto contenido de zumo y un aroma excelente. Su sabor es ligeramente ácido pero tiene un nivel alto de azúcar, por lo que presenta el típico sabor cítrico: dulce y amargo a la vez.

Naranja sanguina

El grupo de naranjas sangre, sanguina o sanguigna tiene características similares a las blancas, pero tienen la particularidad de sintetizar pigmentos rojos en la pulpa y a veces en la piel. Por este motivo el zumo tiene un sabor especial, que recuerda en algo a la frambuesa o las fresas.

Las variedades de este grupo son la Doble Fina, Sanguinelli, Maltaise, Moro Sanguinello.

Naranjas Sucreñas

Son algo insípidas, por lo que actualmente se cultivan poco.

Naranja china: ¿es igual al naranjo moruno?

El naranjo enano, naranjo chino o kumquat es un género de árbol estrechamente emparentados con los cítricos (Citrus), pero se trata de otra especie. Se la suele confundir con el naranjo moruno o quinoto (que sí es una variedad de naranja) por su forma alargada y su tamaño pequeño, pero se trata de otra especie.

Su sabor es bastante ácido, por lo que se suele usar para preparar mermeladas, almíbares y licores.

Recetas con naranja

Hemos llegado hasta aquí y sabemos todo sobre las naranjas; llegó el momento de descubrir las más deliciosas recetas…

Bizcocho de naranja

El bizcocho de naranja es todo un clásico, que conquista ya desde el horno por su aroma. En el vídeo de aquí arriba te dejamos una receta fácil y rápida de un bizcocho esponjoso de naranja, pero no es la única opción que tenemos, ¡mira!

Otros dulces y postres con naranja

Recetas con naranja

Pero no nos vamos a quedar solo con los bizcochos, no señor; hay otras deliciosas recetas dulces con naranjas que te recomendamos que pruebes:

Recetas con naranjas, ¡saladas!

Recetas con naranjas

Pero las naranjas se llevan de mil maravillas con dos tipos de carne: el pollo y el pescado. En particular te sugerimos estas recetas:

Hasta aquí llegamos hoy con este artículo sobre esta extraordinaria fruta, ahora… ¡a comer naranjas!

PIN IT>> Sigue nuestros tableros en Pinterest

Naranja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.