Hojuelas con miel (o «Miel sobre Hojuelas»)

hojuelas

Las hojuelas son un dulce tradicional con muchos años de historia, dicen que son el propulsor del hojaldre, puesto que es una masa muy fina que al freírse se convierte en un bocado crujiente similar a esta masa. Se trata de un dulce típico de Cuaresma y Semana Santa, como los buñuelos de viento; las torrijas, el panquemado, los pestiños o la leche frita, a cada cual más rico.

Las hojuelas son originarias de Castilla-La Mancha, y es un dulce sencillo y humilde cuya receta se ha ido transmitiendo de generación en generación. A pesar de su sencillez todo el mundo las conocer, seguro que alguna vez habéis oído o utilizado la frase «miel sobre hojuelas», ¿a que sí?

Es una masa muy sencilla de hacer, se preparan con pocos ingredientes, se fríen en aceite bien caliente y por último se rebozan con azúcar o se bañan con miel. Recetas de hojuelas hay muchas, como ocurre con todas las recetas tradicionales, cada cocinero aporta su granito de arena convirtiendo una receta común en su receta.

Receta de Hojuelas

Ingredientes

  • 200 g de harina común
  • 2 huevos medianos
  • 44 g anís dulce (licor)
  • 50 g aceite de girasol
  • 400 g de miel
  • Aceite de girasol para freír

Cómo hacer hojuelas

Preparación de la masa

huevos, hojuelas

En un recipiente ponemos los huevos, el anís y el aceite de girasol. Batimos durante 5 minutos hasta que se mezclen todos los ingredientes.

huevos, harina, hojuelas

Añadimos la harina y amasamos durante 10 minutos hasta conseguir una masa parecida al pan. Es una masa algo pegajosa pero conforme sigáis amasando veréis que se manipula mejor. Si es necesario podéis añadir unos 50 g más de harina (solo si se pega mucho a las manos y es difícil de trabajar).

formar una bola con la masa de hojuelas

Formamos una bola con la masa de las hojuelas.

Dar forma a las hojuelas

dar forma a las hojuelas

Cogemos pequeños trocitos de masa y formamos bolitas, con un rodillo enharinado estiramos cada bolita de masa (será de ayuda si enharinamos también la superficie de trabajo) hay que extender muy bien la masa, tiene que quedar muy fina.

Fritura

hojuelas fritas

Freímos la masa en aceite caliente (muy caliente) hasta que veáis que se empiezan a poner doraditas, ¡precaución con el tiempo de fritura!, si nos despistamos un segundo pueden dorarse demasiado, tienen que tener un ligero color dorado. Dejamos que se enfríen y antes de servir las rociamos con miel.

receta de hojuelas caseras

Consejos para cocinar hojuelas con miel

  • Antes de freír la masa, estiramos muy bien la bolita de masa para que quede muy muy fina. Si se deja algo gruesa, el resultado no será satisfactorio, por el contrario si la masa esta suficientemente fina al freír la masa se formarán burbujas.
  • Las hojuelas no hay que freírlas en exceso, solo hasta que veamos que tienen un bonito color dorado claro. Una vez fritas las disponemos sobre papel de cocina y dejamos que este absorba el exceso de aceite.
  • Yo utilizo aceite de girasol para la fritura, ya que no aporta sabor y el resultado cuando aderezamos las hojuelas con miel es más suave.
  • Bañad con miel solo las hojuelas que vayáis a consumir, las restantes se pueden conservar en una caja de cartón.

Y si te gustan los dulces de sartén, no te pierdas los paparajotes murcianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.