Receta de PRETZEL ¡deliciosos panecillos alemanes!

Receta de pretzels

¿Has probado un pretzel en Alemania y te has enamorado? O tal vez en alguna tienda con productos típicos, o… en realidad no importa dónde, lo cierto es que el pretzel o bretzel es un panecillo delicioso, con un sabor característico que no depende de los ingredientes de la masa sino de la cocción, ya te lo vamos a contar.

Puedes preparar tranquilamente los pretzels en casa, los ingredientes son simples y el truco para que tengan esa corteza dura y dorada te va a sorprender, pero no es nada complicado. Así que prepara una buena cervecita para comerte un pretzel al mejor estilo bávaro.

¿Qué son los pretzels?

Los pretzels o bretzels -son conocidos con ambos nombres- son unos panecillos en forma de lazo, con un sabor ligeramente salado. Son originarios de Alemania, aunque también se consumen en Austria y en la Suiza alemana. Existen dos tipos: los que son duros como galletas, y los de pan blando, que son los que prepararemos hoy. Estos panecillos se pueden saborizar añadiendo especias en polvo, o espolvorear con semillas.

Como os decíamos, el secreto de esa corteza dura y muy dorada está en la cocción: antes de cocinarlos en el horno, se escaldan en una mezcla de agua y sosa cáustica o bicarbonato de sodio. Nosotros hemos optado por el bicarbonato, más sencillo de usar y más seguro. Este baño le da un sabor particular a la corteza, que lo diferencia de cualquier otro panecillo. Además hace que la corteza se dore muchísimo y no permita a los bretzels de crecer mucho, por lo que la miga queda más gomosa y húmeda. De todos modos, si no queréis hacer el escaldado, podéis pincelar los pretzels con huevo y hornearlos directamente. Pero os advertimos que el sabor no será el característico de estos panes.

Cómo hacer pretzels

Receta de pretzel

Ingredientes para 12 pretzels o bretzels

  • 500 g de harina de fuerza (harina 0)
  • 5 g de levadura seca de panadería (o 15 g de levadura fresca)
  • 100 ml de agua
  • 180 ml de leche
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de miel
  • 25 g de aceite de oliva delicado

Escaldado

  • 2 litros de agua
  • 50 g de bicarbonato de sodio

Para decorar

  • Sal gorda o sal en escamas
  • 1 huevo

Cómo hacer pretzel

Preparar el prefermento

Ponemos la levadura, unos 100 g de la harina y el agua (apenas tibia) en un bol, mezclamos bien, cubrimos con film y dejamos fermentar hasta que haya hecho burbujas.

Hacemos la masa para pretzel

Mezclamos el prefermento con el resto de los ingredientes: el resto de la harina, la leche (a temperatura ambiente), la sal, la miel y el aceite. Amasamos a mano, o mucho mejor con el robot usando el gancho de amasar. Vamos a amasar 1 o 2 minutos (si es a mano 5 minutos), dejamos reposar 10 minutos, volvemos a amasar aproximadamente el mismo tiempo, hasta que la masa esté lisa y elástica.

Formamos un bollo, aceitamos un bol, ponemos la masa dentro, la cubrimos con un paño y dejamos leudar en un lugar cálido y protegido de las corrientes de aire hasta que doble su volumen, unas 2 horas dependiendo de la temperatura externa.

Hacemos los pretzels

Pasamos la masa a la mesa de trabajo, la desgasificamos (la deshinchamos) presionando con las manos, y la dividimos en 12 partes iguales. Formamos unos bollos alargados con cada parte, casi unos cilindros, y la dejamos reposar así unos minutos.

Para hacer los pretzels, estiramos cada bollo hasta formar unos churros de entre 50 y 60 cm de largo, que tienen que ser más gordos en el centro y más finos en las puntas. Tomamos las puntas y las doblamos hacia arriba, formando una U. Luego tomamos las puntas y cruzamos sobre la parte redonda del lazo, y volvemos a cruzar una sobre otra.

Pretzel caseros

Imagen Annie

Pellizcamos un poco la masa toda junta para que se peguen. Los vamos poniendo sobre una bandeja cubierta con papel de hornear, bien separados entre sí. Los tapamos con un paño y los dejamos fermentar hasta que casi doblen su tamaño (pero sin llegar a doblarlo, un pelín antes).

En este vídeo podéis ver el proceso:

Cocción

Preparamos el escaldado. Ponemos el agua y el bicarbonato en una olla y la llevamos a ebullición. Mientras tanto cortamos el papel de hornear que está debajo de los pretzels, separándolo en cuadrados con un pretzel encima cada uno. De esta manera podremos cogerlos del papel y meterlos al agua sin que se nos desbaraten.

Cuando el agua hierva, tomamos el primer pretzel con el papel y los sumergimos en el agua hirviendo (el papel se despegará inmediatamente), lo dejamos hervir 20 segundos y con la ayuda de una espumadera los giramos, y hervimos 20 segundos más. Vamos retirándolos del agua con mucho cuidado y poniéndolos en una bandeja para horno.

Los pincelamos con huevo batido, repartimos por encima un poco de sal gorda o en escamas, y cocinamos en horno precalentado a 240°C por unos 10-15 minutos, hasta que estén dorados.

Dejamos enfriar en una rejilla.

¡Listo! ¿Os vais a animar a hacer los pretzels caseros? ¡Contadnos cómo os han quedado!

DISFRUTA ESTAS OTRAS RECETAS ALEMANAS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.