Ragout de ternera con verduras (receta top)

Ragout de ternera

Vamos a preparar un delicioso ragout de ternera, un guiso reconfortante y nutritivo de la cocina italiana. El ragú de ternera (este es su nombre en italiano) es una preparación que requiere tiempo, ya que se cocina muy lentamente para que los sabores se fundan, pero el resultado bien vale la pena: una carne tiernísima, que se deshace en la boca.

Os vamos a dar la receta de ragout paso a paso, y también os vamos a contar cómo hacerlo en olla rápida, un método de cocción con el que se ahorra mucho tiempo.

Qué es el ragout de ternera

La palabra ragout proviene del verbo francés ragoûter, que significa “para estimular el apetito”. El ragout o ragú no es otra cosa que un guiso o estofado, que se suele elaborar con carne de ternera y verduras, pero también con pollo, cerdo, pescado o solo con verduras.

Lo que lo diferencia de otro tipo de guisados es que los ingredientes se cortan pequeños, inicialmente se doran y luego se añade caldo, vino y/o salsa de tomate, y se cocina a fuego bajo durante bastante tiempo, incluso 3 horas. El resultado es un guisado con una salsa cremosa, y una carne que se deshace en la boca.

Receta de ragout de ternera

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kg de carne de ternera para guisar (por ejemplo falda, espaldilla, aguja)
  • 1/2 kg de zanahorias
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 200 g de tomate triturado
  • 500 ml de vino tinto (si preferís puede ser blanco)
  • 300 g de guisantes
  • 2 o 3 hojas de laurel
  • sal y pimienta
  • harina
  • aceite de oliva virgen extra
  • opcional: romero, tomillo

Cómo hacer ragout de ternera

  1. Vamos a limpiar bien la carne, eliminando el exceso de grasa. La cortamos en trozos de bocado, salpimentamos y reservamos.
  2. Preparamos las verduras: cortamos las zanahorias a la mitad y luego en rodajas, picamos la cebolla y el ajo.
  3. Calentamos un fondo de aceite en una cazuela amplia y antiadherente, las mejores son las que difunden bien el calor. Pasamos los bocados de carne por harina, eliminamos el exceso y ponemos a freír en la cazuela; cuando la carne esté dorada retiramos (si hace falta hacedlo en varias tandas para que la carne se selle bien por todos los lados)
  4. En la misma cazuela añadimos un poco más de aceite, bajamos el fuego y sofreímos el ajo por 1 minuto. Añadimos la cebolla y las zanahorias, y sofreímos hasta que la cebolla esté transparente.
  5. Añadimos la carne, el laurel y las hierbas aromáticas, removemos y incorporamos el vino, subimos el fuego y dejamos que el alcohol evapore (3 o 4 minutos).
  6. Incorporamos la salsa de tomate, la cantidad necesaria de agua para cubrir la carne, corregimos de sal, bajamos el fuego al mínimo, tapamos la olla y dejamos cocinar por lo menos 1 hora.
  7. Cada tanto controlamos que no se nos pegue y que no se seque. Si hace falta incorporamos un poco más de agua, y removemos.
  8. En los últimos 5 minutos de cocción añadimos los guisantes.

Receta de ragout de ternera

Ragout de ternera olla rápida

Para preparar el ragú de ternera en olla rápida vamos a seguir la receta anterior.

  1. Seguimos los pasos de la receta anterior del 1 al 5.
  2. Incorporamos la salsa de tomate, y si hace falta un poco de agua. La carne no tiene que quedar totalmente cubierta de líquido. Corregimos de sal, cerramos la olla rápida y dejamos cocinar 35 minutos. El tiempo puede variar dependiendo de la olla y del tamaño de los bocados de carne, si tenéis dudas podéis enfriar la olla bajo el chorro de agua del grifo, comprobar si está cocido y si hace falta continuar la cocción.
  3. Una vez que la carne está cocida y podemos abrir la olla, añadimos los guisantes y tapamos, se cocinarán con el calor residuo de la ternera.

Cómo hacer ragout de ternera

Los trucos del ragout de ternera perfecto

  • Como todos los guisos, está todavía más bueno de un día para el otro
  • Podéis acompañarlo con patatas fritas, arroz blanco, puré de patatas, con macarrones, etc.
  • Si tenéis una olla o cazuela de hierro o aluminio fundido, o cualquiera con fondo grueso que transmita bien el calor, mucho mejor.
  • En Italia se suele incorporar en el sofrito de verduras apio cortado bien pequeño.
  • Probablemente el ragú más famoso es el ragú a la bolognese, que en España conocemos como salsa boloñesa, y se usa para condimentar la pasta.

Imagen principal vauvau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.