Las castañas, propiedades y recetas | PequeRecetas

Las castañas, propiedades y recetas

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
castañas

¡Es época de castañas! Y muchos lo estábamos esperando! Crudas, cocidas, castañas asadas, cocinadas como acompañamiento en el asado, o de postre, ¡Para todos los gustos!

Las castañas son frutos secos, aunque tienen menos grasas (y calorías), y más hidratos de carbono que las nueces, avellanas, almendras…es decir, se asemejan más a las frutas secas (dátiles, orejones, ciruelas pasas…).

Por esta razón es un alimento estupendo para los niños, ya que los hidratos de carbono son la principal fuente de energía. El nerviosismo y la falta de atención pueden ser debidos a una dieta baja en hidratos de carbono.

Así que, si de vez en cuando les dais unas castañas asadas para merendar les estaréis dando un alimento muy completo.

¿Que aportan las castañas?

  • Las castañas contienen proteínas y almidón.
  • También aportan antioxidantes (compuestos fenólico) que mejoran el estado de la piel, previenen el envejecimiento y protegen el sistema cardiovascular..
  • Las castañas sometidas a cocción tienen un menor porcentaje de vitamina B, potasio, calcio y magnesio.
  • En cambio, en las castañas asadas encontramos más proteínas.
  • Tienen un gran porcentaje de fibra, perfecta para combatir el estreñimiento.

Castañas crudas, poco digestivas

Depende de cada persona, pero las castañas crudas pueden resultar indigestas.

En caso de comerlas crudas debéis eliminar la piel marrón que está debajo de la corteza.

La cocción de las castañas favorece la digestión de los hidratos de carbono y evita la producción de gases.

Cocinar con castañas

Las castañas se pueden comer en un primero (cremas, sopas, ensaladas…), en segundos (asados, acompañamientos, rellenando el pavo o el pollo…) y postres (mermelada, bizcochos, flanes, marrón glasé, confitadas…). O simplemente comerlas hervidas o asadas.

¿Habéis probado la crema de castañas y sopa de castañas confitadas? Dos platos super-energéticos, ideales para los días de frío. Recordad que si queréis aligerar el plato en grasas podéis sustituir la nata por leche semi o crema para cocinar de soja. ¡Deliciosas!

Imágenes: Ángel AbrilThe bitten word.

Sílvia

Soy Diplomada en Dietética y Nutrición, especializada en Nutrición y Obesidad y Alimentación infantil y adolescente. Mi experiencia como nutricionista y madre de 2 niños me permiten asesoraros en Pequerecetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar la solicitud debes leer la información básica sobre protección de datos aquí

Kidealia Media SL te informa de que los datos de caracter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario seran tratados por Kidealia Media SL como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimacion: Consentimiento del interesado.


Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estaran ubicados en los servidores de Cyberneticos Hosting SL (proveedor de hosting de Kidealia Media SL) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cyberneticos. El no introducir los datos de caracter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podra tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podras ejercer tus derechos de acceso, rectificacion, limitacion y suprimir los datos en info@kidealia.es asi como el derecho a presentar una reclamacion ante una autoridad de control. Puedes consultar la informacion adicional y detallada sobre Proteccion de Datos en nuestra pagina web: pequerecetas.com, asi como nuestra politica de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.