Aperitivos fáciles y Tapas Españolas para un picoteo en casa

Aperitivos, tapas, pinchos,… los llamamos de muchas formas. En Pequerecetas tenemos tapas españolas tradicionales de nuestros bares, aperitivos fáciles, pinchos, y recetas para un picoteo rápido en casa con amigos o en familia.

¿Qué quiere decir «ir de tapas» en España?

La Real Academia Española define la tapa como “Pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”. En España la tapa merece un lugar destacado en nuestra gastronomía. No hay español que se precie que no haya disfrutado de ese aperitivo que te sirven en los bares junto a la bebida y que, dependiendo de la zona de España que estés puede ser de un tipo u otro.

¿Cuál es el origen de la tapa y de dónde viene su nombre?

Parece que la palabra “tapa” tiene su origen en la antigua costumbre de tapar los vasos de bebida en los bares con una rebanada de pan con un trozo de chorizo, morcilla, pimiento, anchoa, etc., para evitar que entraran moscas o polvo. Esta costumbre de origen humilde poco a poco fue adquiriendo protagonismo hasta llegar incluso a la alta cocina, con tapas sofisticadas y de «estrella Michelín».

¿Qué tipos de tapas españolas existen?

Como decíamos arriba la variedad de tapas en España es incontable y depende de la zona en la que nos encontremos pueden variar también de nombre: «pintxos» en el País Vasco, tapas en Madrid y Andalucía, montaditos, banderillas…

Cada provincia tiene sus propias tapas o aperitivos típicos de la zona, e incluso hay bares que han hecho de la tapa su razón de ser, especializándose en alguna concreta. Así nos podemos encontrar bares que están especializados en caracoles en salsa, otros son especialistas en croquetas, o su especialidad es la ensaladilla rusa, la tortilla de patatas, las patatas alioli,…

Son tantas que sería difícil nombrarlas a todas, pero fundamentalmente se dividen en tapas frías o tapas calientes.

Por poner algunos ejemplos, en Andalucía son tradicionales las gambas en gabardina, el cazón en adobo, la carne mechada, los montaditos de pringá, las tortitas de camarón

En Madrid son tradicionales las patatas bravas, los calamares a la romana, la oreja de cerdo a la plancha, los callos a la madrileña, o las pavías de bacalao.

En el País Vasco, Navarra o La Rioja son característicos los pintxos, que se han convertido en parte de la cultura popular. La costumbre es que el comensal al terminar, entrega los palillos que estaban clavados en todos los pinchos que ha consumido, y sobre eso se calcula el importe a pagar.

Y así podríamos ir recorriendo cada rincón de la geografía española devorando cada una de sus tapas y pinchos más tradicionales.

¿Qué son los aperitivos y cuál es su finalidad?

Los aperitivos se diferencian de las tapas en que se suelen comer más en casa, especialmente en ocasiones señaladas, donde por ejemplo los aperitivos navideños cobran un especial protagonismo.

En este caso el objetivo es abrir el apetito antes del plato principal, y crear una charla distendida alrededor de un plato con pequeñas porciones, del que todos los comensales van pinchando mientras llega el plato principal.

Al igual que ocurre con las tapas, los aperitivos han ido cobrando importancia en nuestra gastronomía, y son muchos y variados, tanto aperitivos fríos como aperitivos calientes: mejillones en salsa, boquerones fritos, setas a la plancha… aquí también hay innumerables opciones, y en Pequerecetas te las explicamos todas para que puedas hacer tus comidas o cenas de picoteo en casa.