Microondas en recetas para niños

¿Es saludable cocinar con microondas? ¿puede ser perjudicial para la salud? ¿cuál es la mejor manera de cocinar los distintos alimentos?… El microondas, ese gran desconocido, que sin embargo habita ya en prácticamente todos los hogares, sirve para algo más que para descongelar y calentar.

A continuación os doy información básica para que aprendáis a utilizarlo más a menudo en las recetas para los niños. Veréis cómo merece la pena…

El horno microondas funciona de forma totalmente distinta al resto de hornos convencionales. Posee una fuente emisora de ondas electromagnéticas, las microondas, que provocan una fricción entre las moléculas de agua del interior del alimento, lo que produce calor que se transmite al resto de moléculas por contacto. Así se calienta el alimento.

¿Es perjudicial el microondas para la salud?

El microondas ya lleva entre nosotros medio siglo, y para disipar todo resquemor, la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), aseguró ya en 1992 que no existe ninguna prueba científica de que la salud de los consumidores de alimentos preparados en los hornos microondas corra algún riesgo. El riesgo principal viene de su superior eficacia y potencia para calentar los alimentos, lo que puede provocar sobrecalentamientos en los platos y quemaduras diversas.

¿Pierden valor nutritivo los alimentos?

En absoluto. Incluso en el caso de los productos congelados, al ser la cocción más rápida, se reduce la pérdida vitamínica. Además, los alimentos se cuecen en su propio jugo, de modo que se reduce la pérdida de nutrientes que se produce cuando se cocinan en medios líquidos.

Sin embargo el tiempo recomendado para la receta se debe seguir estrictamente, ya que si se supera el tiempo, los alimentos pierden vitaminas y se desnaturalizan algunos de sus componentes como las proteínas.

Algunos consejos para cocinar con microondas.

Sofritos y salsas

  • Los sofritos exigen poco condimento, ya que éste no es absorbido a causa de la rapidez de la cocción, de forma que resultan sabrosos, ligeros y muy digestivos.
  • Las salsas se cocerán preferiblemente en recipientes anchos y bajos para favorecer la rapidez y la evaporación, con la ventaja de que no se pegan en el recipiente.

Primeros platos: Arroces, pastas, sopas y verduras

  • La cocción de la pasta y del arroz en el microondas se hace prácticamente de la misma manera que en la cocción tradicional: triple volumen de agua que de alimento.
  • La sopa es preferible cocerla destapada, directamente en el recipiente de servicio o en tazones individuales. Se tapan exclusivamente las más caldosas para evitar salpicaduras.
  • Los líquidos están muy calientes aun cuando el recipiente en el que se calientan está frío. Los líquidos calentados pueden no generar vapor, incluso cuando han superado el punto de ebullición, y esto es lo que provoca más de una quemadura.
  • Las verduras se colocan en un recipiente mojadas con el agua del lavado, se cubren y a la mitad de la cocción se revuelven. Se pueden cocinar enteras y con cáscara (calabacín, patata, berenjena, tomate…), previamente pinchadas con un tenedor o con pequeños cortes para evitar que el aumento de la presión las haga explotar.

Segundos platos: carnes y verduras.

  • Los trozos grandes de carne se deshuesan y se cocinan al 50% de potencia durante más tiempo, de forma que el calor llega al interior sin sobrecalentar la superficie.
  • Los huevos no deben cocinarse nunca con cáscara, ya que explotan.
  • Los pescados admiten muy bien el microondas: solos con unas gotas de agua, sal, aceite y limón, o combinados con verduras cortadas en trozos pequeños para que la cocción sea homogénea.

Fuente: Consumer

Un comentario sobre “Microondas en recetas para niños”

    1
  1. MUY INTERESANTE Y PRACTICO PARA MAMAS QUE NO TIENEN TIEMPO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.