Consejos de Nutrición en Rinitis Alérgica

La rinitis alérgica se puede padecer a lo largo de todo el año, lleva una alimetación adecuada.

Qué es la rinitis alérgica

La rinitis es una patología relacionada con las alergias y la hiperinmunidad, es decir el sistema inmunológico está “excitado” y responde más de la cuenta a las agresiones de los alergenos externos.

Qué relación tiene la rinitis alérgica con los alimentos?

Existe evidencia científica sobre el origen inflamatorio de las rinitis. Para mejorar su evolución se debe incluir en la alimentación suficientes grasas insaturadas y antioxidantes.

En todos los procesos alérgicos es conveniente también depurar el hígado y tomar un complemento de vitaminas del grupo B, en especial de B5, también conocida como ácido pantoténico.

Dieta recomendada en alergias y rinitis

Establece un horario fijo de 5-6 comidas, teniendo en cuenta que en cada comida debe haber: proteína magra, grasa insaturada e hidratos de carbono de bajo índice glucémico:

  • Realiza tres comidas principales y dos/tres tentempiés.
  • No dejes pasar más de una hora, desde que te levantas sin desayunar.
  • No dejes pasar más de 4-5 horas entre comidas.
  • Si pasan más de 3 horas desde la cena a la hora de acostarte, debes tomar un snack (tipo media mañana o merienda).

Omega-3

Intenta consumir más alimentos ricos en omega-3 y reducir las fuentes de omega-6 (aceites refinados y proteínas de origen animal), pues tienen actividad proinflamatoria y empeoran los síntomas de la rinitis.

Incidencia del Omega3 y 6 en la rinitis alérgica

Suele ser conveniente incluir un suplemento de omega-3, concentrado y de grado farmacéutico pues los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 (pescado azul y algas), al consumirlos cocinados ven reducida su actividad (pescado azul), mientras que las fuentes vegetales (chía y lino) no se asimilan bien.

Vitamina C

La vitamina C es el antioxidante por excelencia, fortalece las mucosas, favorece la formación de colágeno y es muy antihistamínica.

Para que sus niveles estén correctos, incluye en tu desayuno un cítrico o kiwi y añade pimiento crudo a tus ensaladas.

Añade Vitamina C en tu dieta para mejorar la rinitis alérgica.

Vitamina B5

La vitamina B5 o ácido pantoténico es muy antiinflamatoria y antihistamínica. Si incluyes en tu alimentación hígado, pipas de girasol, setas, champiñones, legumbres, salmón, huevo y arroz integral, garantizas su presencia.

Añade Vitamina B5 en tu dieta para mejorar la rinitis alérgica.

Magnesio

Aumenta también el consumo de queso fresco, algas, frutos secos, pipas, semillas, salvado de trigo y vegetales de temporada para asegurar el aporte de magnesio que relaja el sistema nervioso y el músculo liso.

Añade magnesio en tu dieta para mejorar la rinitis alérgica.

Azufre

El azufre también es muy antiinflamatorio y antihistamínico, fortalece la barrera cutánea y ayuda a reparar los tejidos dañados. Está presente en el ajo y la cebolla.

Evita los alimentos con azúcares ocultos y los irritantes hepáticos como el café, fritos, alcohol, leche (yogur, queso), grasas procesadas (saturadas y trans), hidratos de carbono refinados (pan, pasta, galletas, bollería), aditivos, colorantes y conservantes, alimentos procesados o muy elaborados y carnes rojas.

Es importante no padecer estreñimiento, para ello aumenta el consumo de agua, fibra y alimentos prebióticos (espinacas, remolacha, queso de cabra, manzana rallada…).

Dieta Coherente

Los nutricionistas de Dieta Coherente tienen el objetivo de promover hábitos alimentarios saludables y aportar información rigurosa sobre Alimentación y Nutrición, diseñando dietas personalizadas adaptadas a patologías, nutrición deportiva, seguimiento del embarazo y lactancia, etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.