Plantas aromáticas: cómo secarlas en casa

Hierbas aromáticas

Usar las plantas aromáticas en la cocina es un placer; su perfume inunda el ambiente, y su sabor da el toque final a nuestras recetas. Se llevan de maravilla con las carnes, por ejemplo son perfectas para adobar un pollo asadopero también para resaltar el sabor de una buena salsa de tomate casera. Para muchos las hierbas aromáticas son indispensables en la cocina, pero no siempre podemos disponer de ellas frescas ya que, como cualquier planta, tienen sus temporadas de producción.

Ya os habíamos enseñado a congelar hierbas frescas en aceite de olivapero hoy os daremos un nuevo truco de cocina con las plantas aromáticas: cómo secarlas en casa para poder disponer de ellas en cualquier período del año. ¿Queréis saber cómo se hace?


Este truco para secar las plantas aromáticas funciona muy bien con las hierbas con bajo contenido de agua como el orégano, el rosmarino, el eneldo, la mejorana, el laurel y el tomillo. Para lar hierbas aromáticas con mayor contenido de humedad, como la albahaca y la menta dependerá mucho del tipo de clima del lugar donde vivís. Si el clima es seco, puede funcionar también con estas hierbas.

Plantas aromáticas: cómo secarlas en casa

  1. Para empezar, debemos elegir hierbas aromáticas frescas, con hojas sanas y de buena calidad. Una vez que hemos elegido nuestras plantas, las lavamos muy bien y las secamos con un paño de cocina, prestando atención a quitar toda la humedad de las hojas para evitar que se forme moho sobre ellas.
  2. Después de haberlas secado bien, unimos las ramitas con un cordón, cogemos una bolsa de papel de esas marrones, le hacemos un orificio en el fondo, y pasamos por él el cordón, de manera que podamos colgar nuestro ramo de plantas aromáticas cabeza abajo y quede cubierto por la bolsa. No tiene importancia si la punta de las ramas sobresalen un poco por debajo de la bolsa.
  3. Ahora debemos colgarlas en un sitio seco de la casa, puede ser al aire libre, si el clima de vuestra zona lo permite, tal vez en una terraza cubierta.
  4. Pueden hacer falta unas dos semanas para que las hierbas aromáticas se sequen, esto dependerá del tipo de planta, del clima, del calor, etc. Cuando veáis que las hojas están secas y han perdido flexibilidad, es el momento de descolgarlas.
  5. Quitamos las ramas y picamos las hojas.
  6. Ponemos las plantas aromáticas picadas dentro de un frasco de cristal hermético, y las guardamos en nuestra cocina junto con los demás condimentos, en un lugar fresco y oscuro.

Seguro que conocéis otros trucos para secar las plantas aromáticas, pero este es seguramente uno de los más sencillos, y de esta manera podremos contar con el perfume y el sabor de estas hierbas en cualquier momento del año. ¿Vosotros qué hierbas aromáticas usáis habitualmente en vuestras recetas?

Fuente: Crunchy Creamy Sweet
Imagen principal: Alexander Baxevanis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.