Cómo hacer una raclette en casa

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas | 7 votos
Cargando…
Raclette recetas

La raclette se está poniendo cada vez más de moda, porque es un modo divertido de comer compartiendo la preparación entre amigos. Si la fondue lleva muchos años de fama en todo el mundo, este otro plato a base de queso fundido que también es originario de Suiza lleva menos tiempo en el candelero, ¡pero eso se acaba ahora mismo!

Te vamos a contar qué es la  raclette, cómo se prepara, qué utensilios necesitas para hacerla en casa y hablaremos de los ingredientes, uno ante todos, el queso raclette que da nombre al plato.

¿Qué es la raclette?

La raclette es un plato originario del cantón de Valais en Suiza. Consiste en comer el queso del mismo nombre fundido, acompañando embutidos, carnes, pepinillos y patatas cocidas. Antiguamente los pastores suizos fundían el queso acercando la forma al fuego, en donde asaban también las patatas. Luego cuando el queso en la superficie estaba derretido, lo raspaban con un instrumento de hierro y lo untaban en las patatas y en algún embutido. De esta forma de preparación deriva el nombre del plato: viene del verbo francés racler, que quiere decir rascar.

Hoy en día para su preparación se usan unos aparatos eléctricos de los que hablaremos más adelante.

Los ingredientes

Además del queso, los ingredientes tradicionales para la raclette son las patatas asadas o cocidas enteras y con piel, los embutidos, carnes cortadas en tiras y jamón. Pero como la cocina también es innovación, es muy común añadir verduras para cocinar a la plancha o en brochetas: pimientos, espárragos, calabacín, berenjenas, cebollas, tomates, etc. En Suiza el plato se acompaña con bebidas calientes como el té, o con un vino blanco ligero

Pero por supuesto, el ingrediente fundamental es el queso raclette.

El queso para raclette

Se trata de un queso de leche de vaca semi curado, que se produce en el cantón de Valais en Suiza. Es un queso con Denominación de Origen Controlada, aunque se producen quesos similares en otros cantones suizos y también en Francia.

La forma del queso es una gran rueda de unos 6 kilos, pero en los grandes supermercados podemos conseguirlo ya cortado en lonchas listas para poner en las bandejas individuales que se usan para fundirlo.

Los aparatos para raclette

Los aparatos que se usan para preparar este plato se llaman del mismo modo. Son planchas eléctricas -algunas tienen el plano superior dividido entre plancha y piedra- que tienen como característica común tener un nivel inferior donde hay bandejas individuales para fundir el queso. Las hay de diferentes formas -rectangulares o redondas- y de diferentes tamaños: con 4, 6 u 8 bandejas, es decir para 4, 6 u 8 personas.

No son difíciles de encontrar, y tienen un costo accesible. En Amazon hemos encontrado estas opciones:

Raclette recetas

En realidad, como habrás ya entendido, no existe una receta de raclette. Se trata de preparar los ingredientes que más te gusten, y de  tener el aparato necesario.

Cómo hacer una raclette en  casa

Lo único que tienes que hacer para preparar una raclette en casa es tener listos todos los ingredientes que escojas, cortados y dispuestos en platos para que cada comensal se sirva a su gusto.

Tienes que acordarte de cocer o asar las patatas: escoge patatas nuevas, de tamaño pequeño o mediano y lávalas muy bien con un cepillo. Luego las puedes envolver en aluminio y asarlas en el horno a 190°C por unos 40 minutos, o hasta que al pincharlas estén tiernas. También puedes cocerlas si prefieres.

Coloca la raclette (la parilla eléctrica) al centro de la mesa, y a su alrededor platos con todos los ingredientes que escogiste: embutidos como salchichas, bacon, salchichón, longaniza, etc, todo en trozos para que se cocine más rápido en la plancha. También puedes poner carne en tiras: pollo, cerdo, ternera, lo que prefieras. Verduras en trozos o en brocheta para hacer en la plancha, huevos de codorniz que puedes añadir en la bandeja del queso, etc.

También prepara el queso raclette, como hemos dicho se vende ya en lonchas. Cuando llegue el momento de comer, enciende la raclette y deja que se caliente. Cada comensal podrá ir preparándose lo que quiera: el queso se derrite en las bandejas individuales que se ponen debajo de la plancha; una vez que se ha fundido, se echa por encima de las patatas cocidas y los demás ingredientes que cada uno haya escogido.

¿Te ha gustado? Te aseguramos que una vez que la pruebas… ¡causa adicción!

Si te gustan las recetas con queso, también te va a gustar:

Nachos con queso: cómo preparar nachos en 3 pasos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.