Cómo hacer un entrecot (perfecto)

entrecot a la plancha

Preparar un entrecot a la plancha es sencillo; pero preparar un entrecot perfecto, como los que te ponen en los buenos restaurantes, tiene sus trucos. Que la carne quede en su punto justo de cocción, jugosa, que no esté dura, que no pierda líquido… ¡todo tiene su secreto! Pero aquí está Pequerecetas para contarte cómo preparar el mejor entrecot de ternera (o de buey)de tu vida.

Vamos a ver también otras recetas, y os propondremos las mejores guarniciones para acompañar este delicioso corte de carne.


Los 4 trucos del entrecot perfecto

La carne

Entrecot

Antes que nada, vamos a aclarar qué es el entrecot. Siendo rigurosos, se trataría de la parte de carne que está entre los dos huesos de la chuleta… pero en realidad lo que comemos en restaurantes y compramos en la carnicería como entrecot, es la chuleta del lomo bajo sin el hueso. Así que podríamos decir que es un chuletón sin hueso.

Ahora bien, lo fundamental para hacer carne a la plancha, este corte o cualquier otro, es la calidad de la carne. Con una carne mala, nunca te saldrá bien. En cuanto a la elección entre entrecot de ternera entrecot de buey, es una cuestión de gustos: la carne de buey (por ley es el animal castrado de más de dos años de edad) es de color rojo intenso, compacta y con líneas de grasa entrevenada, de color amarillento. Su sabor es más intenso que el de la carne de vaca.

La carne no debe estar fría, debemos retirarla de la nevera por lo menos 20 minutos antes de prepararla. Si la ponemos fría en la plancha, bajará la temperatura de la misma, no se cocinará de modo uniforme y obtendremos el efecto de la carne cocida.

No hace falta machacar la carne ni macerarla en adobos para que esté tierna, si es de buena calidad y la cocinamos siguiendo nuestros consejos, lo será.

La sal

Con respecto al tema de salar o no la carne antes de cocinarla, hay una larga historia de opiniones opuestas. Se sostiene que salar la carne en crudo hace que pierda sus jugos, pero son muchos los cocineros expertos que aseguran que no es así. Nosotros somos de los que preferimos salar inmediatamente antes de cocinar: el secreto para que la carne no pierda sus jugos no está en la sal, sino en la calidad de la carne y en la temperatura de la plancha (además de otros truquillos que os daremos a continuación). Pero ya sabéis, antes o después, la elección es vuestra.

La plancha

Necesitamos una plancha o sartén de buena calidad, que tome mucha temperatura y la mantenga. Debe ser antiadherente. Las mejores son las de aluminio fundido.

Tenemos que calentarla muy pero muy bien, es fundamental para que la superficie de el entrecot se selle inmediatamente sin perder jugos. Antes de que esté caliente del todo, vamos a engrasarla apenas con un chorrito de aceite, o con un trozo de grasa de la misma carne. No queremos freír la carne, solo que no se pegue, así que tenemos que usar muy pero muy poco aceite. Vamos a utilizar aceite de oliva virgen extra porque resiste mejor la temperatura, se comienza a quemar recién en torno a los 200°C. Lo ideal es echar el filete antes de que el aceite se queme, es decir antes de que empiece a hacer humo.

Tiempo de cocción

El punto de cocción del entrecot es cuestión de gustos. Si tenéis un termómetro de cocina es ideal para tenerla al punto justo, pero atención a no pinchar la carne antes de tiempo. Los tiempos que os damos a continuación son para un entrecot de unos 2,5 cm de espesor, si el vuestro es un poco más alto podéis alargar un poquitín los tiempos.

Entrecot al horno

A la inglesa (imagen)

  • A la inglesa: si os gusta el filete sangrante, sellado por fuera pero con el interior crudo, lo tenéis que cocinar menos de 1 minuto por lado (la temperatura interior de la carne es 46-52°C)

    Entrecot de ternera

    Poco hecho (imagen)

  • Poco hecho: la capa exterior sellada, y un 75% del interior de color rojo. Es el punto perfecto para que la carne no pierda su jugosidad, 1 minuto por lado (temperatura interior 55°C)
  • Punto: la capa exterior sellada, y un 50% del interior de color rojo. 2 minutos por lado (temperatura interior 60-63°C)

    Entrecot a la pimienta

    Al punto hecha

  • Al punto hecha: la capa exterior sellada, y el interior de color rosáceo. 3 minutos por lado (temperatura interior 68-70°C)
  • Hecha/muy hecha: de color marrón por fuera, poco o nada rosáceo dentro, ligero color marrón en el interior. 5 minutos por lado (temperatura interior superior a 71°C)

PEQUETIP 👉 Un truco para saber si la carne está en el punto que quieres es presionarla con el dedo: la carne poco hecha estará blanda, la carne en su punto tendrá más consistencia pero seguirá siendo elástica, y la carne hecha será firme.

Cómo hacer entrecot a la plancha

Ingredientes

  • 1 filete de entrecot de aproximadamente 300 g por persona
  • sal en escamas (si no tenéis también vale la sal fina)
  • aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer un entrecot perfecto

  1. Calentamos bien la plancha o sartén, y engrasamos con muy poco aceite de oliva o con un trozo de la grasa de la carne.
  2. Cuando la plancha esté bien caliente, mantenemos el fuego alto y echamos el filete (salado o no según prefiráis). No lo movemos hasta el momento de darle la vuelta.
  3. Según el punto de cocción que preferimos, dejamos pasar el tiempo indicado y le damos la vuelta. Para darle la vuelta usaremos una pinza, nunca lo pincharemos para que no pierda sus jugos.
  4. Dejamos cocinar el tiempo indicado del otro lado y retiramos con las pinzas. Si no lo hemos hecho antes, salamos. Antes de cortar dejamos reposar 2 minutos para que los jugos se distribuyan y no se pierdan al cortar.

Cómo hacer entrecot al horno

¿Se puede hacer entrecot al horno? Sí, pero en este caso cocinaremos la carne en un solo trozo, para que no se seque.

Ingredientes: 800 g de entrecot en una sola pieza; 60 g de mantequilla; 1 cucharada de aceite de oliva; sal y pimienta

Preparación: bridamos la carne y condimentamos con sal y pimienta. Calentamos la mantequilla y el aceite en una sartén, colocamos la pieza de carne y la doramos por todos los lados, para sellar los jugos en el interior. La dejamos reposar 15 minutos y luego la ponemos en una bandeja para horno, la pincelamos con aceite y horneamos en horno precalentado a 200°C (calor arriba y abajo) durante 15 minutos. Es aconsejable usar un termómetro de cocina para saber si está en su punto. Dejamos reposar 2 o 3 minutos, cortamos y servimos.

Entrecot a la pimienta

Para hacer el entrecot a la pimienta, vamos a cocinar la filetes como hemos visto antes, a la plancha. Antes de hacer los filetes, en otra sartén prepararemos la salsa a la pimienta.

Ingredientes para la salsa: 250 ml de nata líquida para cocinar; 1 vaso de caldo de carne; 2 cucharadas de pimienta verde en grano; 1 nuez de mantequilla; sal

Cómo hacer la salsa: calentamos la mantequilla en una sartén, añadimos la pimienta y la salteamos por 1 minuto. Añadimos la nata y el caldo y dejamos cocer hasta que la salsa reduzca a la mitad. Probamos y si hace falta salamos.

Cuando la salsa esté casi lista, cocinamos los filetes, y servimos con la salsa por encima.

TE PUEDE GUSTAR> Solomillo a la pimienta

Guarniciones ideales para el entrecot

Entrecot

Al entrecot le va de maravilla cualquier guarnición con patatas. Podemos acompañarlo con un puré de patatas, unas patatas fritasal horno. También unas patatas a la importancia o unas patatas panaderas. Pero si preferís una guarnición de verduras, los pimientos asados o las verduras al horno.

Un comentario sobre “Cómo hacer un entrecot (perfecto)”

    1
  1. Que sabroso esta carne de verdad queda muy jugosa de verdad muy maravillosa esta receta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.