Cómo hacer pimientos asados al horno

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Cómo asar pimientos

Preparar pimientos asados en casa es muy sencillo, mucho más de lo que puede parecer: solo hace falta conocer algunos trucos -sobre todo el truco para pelarlos- y en un ratito tendréis unos deliciosos pimientos para usar luego en cualquier receta.  Podéis hacer pimientos rojos asados, pimientos verdes asados, amarillos, o los tres juntos.

Podéis preparar una buena cantidad y conservarlos en aceite, del modo que os vamos a explicar: así tendréis pimientos siempre listos para añadir a un bocata, acompañar carnes, usar en una ensalada, etc. Pero vais a ver que hacer pimientos asados al horno es muy sencillo, no tiene mayor complicación. También os vamos a contar cómo hacerlos en el microondas, y para terminar veremos unas cuantas deliciosas recetas en los que usaremos nuestros pimientos al horno.

Pimientos asados al horno

Ingredientes

  • Pimientos (Escógelos carnosos, con la piel tersa y sin manchas, y que sean más o menos del mismo tamaño)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Papel de aluminio

Cómo asar pimientos

Pimientos asados microondas

  1. Calentamos el horno a 200°C.
  2. Lavamos los pimientos bajo el chorro del grifo y los secamos con papel absorbente.
  3. Cubrimos una bandeja de horno con papel de aluminio y disponemos encima los pimientos enteros.
  4. Rociamos cada pimiento con un chorro de aceite de oliva. Salamos a gusto.
  5. Bajamos la temperatura del horno a 180°C (calor arriba y abajo) y ponemos la bandeja en el horno.
  6. Horneamos durante 50 minutos. A mitad del tiempo, con cuidado de no quemarnos le damos al vuelta a los pimientos.
  7. Pasados los 50 minutos los pimientos estarán arrugaditos, y habrán soltado agua. Retiramos la bandeja del horno.

Pimientos asados al horno

Solo nos queda pelarlos, y aquí hay truco. Vamos a ver cómo hacerlos en el microondas y a continuación hablaremos de cómo pelar los pimientos al horno.

Pimientos asados microondas

También podemos preparar pimientos «asados» en el microondas; la receta es fácil y muy rápida, los ingredientes los mismos que hemos visto antes. Tenemos que escoger pimientos bien carnosos, para que sean más fáciles de pelar.

  1. Lavamos los pimientos y los secamos con papel absorbente.
  2. Colocamos los pimientos (1 o 2, los que entren) en un recipiente para microondas con tapa (si no tiene tapa podéis cubrir con un plato).
  3. Los cocinamos 10 minutos a máxima potencia.
  4. Pasados los 10 minutos les damos la vuelta con cuidado de no quemarnos, y programamos 10 minutos más, siempre a máxima potencia. Si pasado este tiempo todavía no están (tienen que estar arrugados), cocinamos en tandas de a 2 minutos para evitar que se nos quemen.
  5. Dejamos enfriar tapados para después pelar.

Cómo pelar pimientos asados

El truco para pelar los pimientos asados fácil es hacerlos «sudar». Para ello, una vez que los sacamos del horno y aún calientes los envolvemos en papel de aluminio, que queden bien cerrados para que no se escape el vapor. Así los dejamos enfriar completamente. Una vez que estén bien fríos, abrimos el papel de aluminio y vamos a ver cómo la piel se desprende muy fácilmente.

Recetas con pimientos asados

Ahora que ya hemos visto cómo hacer pimientos asados, vamos a ver unas ricas recetas para aprovechar esta preparación.

Pimientos asados en conserva

Si no vamos a comer todos los pimientos en el momento, hay diferentes maneras de conservarlos:

  • Los dejamos enfriar completamente, les quitamos el rabo y las semillas, los cortamos en tiras y los ponemos dentro de un bote de cristal, que llenamos de aceite de oliva. Nos aseguramos que no queden bolas de aire, y de que los pimientos estén bien fríos. Así los tapamos y los podemos conservar en la nevera por 30 días.
  • Si queremos conservarlos durante más tiempo, primero esterilizamos los botes. Los dejamos enfriar bien, los secamos y procedemos como hemos visto antes, procurando que el aceite cubra completamente los pimientos. Cerramos los botes y los ponemos dentro de una olla profunda con agua (el agua debe cubrir completamente los botes). Así los hervimos durante 20 minutos, los dejamos enfriar y ya tenemos listas las conservas. Te aconsejamos leer este post> cómo hacer conservas caseras
  • También podemos congelarlos: una vez que estén pelados y cortados, los ponemos en bolsas aptas para freezer, en la cantidad que nos convenga.

Pimientos asados aliñados

Uno de los modos más sencillos es aliñarlos, de este modo los pimientos son ideales como guarnición, para unas tostas, unos bocatas, etc. Para aliñarlos te aconsejamos que conserves los jugos que los pimientos hayan soltado durante la cocción y el enfriado.

Ingredientes: pimientos asados; ajo; cebolleta (opcional); vinagre de manzana; aceite de oliva virgen extra; pimienta; sal

Ponemos los pimientos asados en una fuente. Picamos bien fino el ajo y la cebolleta, y lo mezclamos en un cuenco con vinagre, aceite, el jugo de los pimientos, sal y pimienta a gusto. Regamos los pimientos con esta vinagreta, los cubrimos con film transparente y los dejamos unas horas en la nevera para que cojan sabor.

Ensalada de pimientos asados

Ingredientes: 3 pimientos asados; 1 tomate grande; 1 cebolla; 1 lata de atún (80 g); 2 huevos; aceite de oliva virgen extra; vinagre; sal.

Preparación: Ya hemos visto cómo asar los pimientos, pero para preparar esta ensalada vamos a hacer también el tomate y la cebolla (sin piel) enteros. Disponemos las verduras en la fuente de horno como hemos visto antes, pinchamos el tomate 3 o 4 veces para que no explote en la cocción, y horneamos siguiendo las instrucciones de más arriba. Mientras tanto cocemos los huevos en agua.

Cuando las verduras estén cocidas, retiramos la fuente del horno, la cubrimos con papel de aluminio y dejamos que se enfríe así. Luego pelamos los pimientos y los cortamos en tiras; pelamos los tomates y los cortamos en trozos; también cortamos la cebolla en trozos y ponemos todo en un recipiente. Añadimos un poco del jugo que habrán soltado las verduras, aceite, vinagre y sal a gusto. Mezclamos también el atún en la ensalada. Por último, cortamos los huevos cocidos en gajos y ponemos por encima de la ensalada antes de servir.

También te recomendamos la escalivada, una ensalada típica de Cataluña, Aragón y Valencia:

Escalivada. Cómo hacer escalivada

Pimientos asados rellenos

Otro modo de comer pimientos asados es hacerlos rellenos, y en este caso la preparación es diferente, porque se cocinan junto con el relleno que hayamos escogido. Os recomendamos estas recetas:

Imagen principal Marco Verch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.