Alimentación infantil: “Sólo tres bocados más…”

Alimentación infantil inapetencia

“Mi hijo come muy poco”, “no come nada”, “estoy desesperada”… Estas son algunas de las quejas habituales de los padres cuando se trata de la alimentación infantil.

¿Conocéis el truco de “sólo tres bocaditos más”?… En realidad, este truco fue llevado a un estudio publicado en 2007, en el que se ponía de relieve que incitar al niño a comer “sólo tres bocados más” conseguía en el 85% de los casos que los niños comieran más cantidad de la que querían en un principio, y el 38% consiguió que comieran notablemente más.

Hasta ahí todo bien, y seguramente muchos de vosotros estaréis pensando que vais a poner en práctica ese truco enseguida, pero ¿habéis pensado en los efectos a largo plazo de animar a los niños a comer más de lo que ellos hubieran querido?…

La presión que ejercen padres y/o educadores con diversas estrategias, como animar al niño a comer “sólo tres cucharadas más”, puede resultar muy útil, pero también puede dar como resultado una obesidad infantil a largo plazo.

El estudio “Just three more bites” (Sólo tres bocados más), publicado en 2007, puso de relieve que, efectivamente, con esta estragia, los padres conseguían que sus hijos comieran más.

Sin embargo, también se ha demostrado a través de diferentes estudios, que los niños tienen sistemas innatos de autoregulación para saber la cantidad de comida que necesitan, e incitar a los niños a comer más allá de su hambre interior o señales de saciedad puede tener consecuencias en el futuro, ya que el exceso de energía ingerida se puede traducir en más peso para su edad, al interrumpir ese proceso innato de autoregulación.

Estos datos refuerzan las recomendaciones actuales sobre que los padres deben ofrecer alimentos nutritivos y son los niños, y no los padres, quienes deben decidir qué y cuánto de estos alimentos quieren comer.

Por lo tanto, como siempre os recomendamos, si vuestro hijo está sano, corre, juega y no le veis ningún síntoma de enfermedad, y vuestro pediatra así os lo confirma, es mejor dejar que sea la naturaleza la que regule la cantidad de comida que nuestros hijos deben tomar…

Imagen: Shyn Darkly

11 comentarios sobre “Alimentación infantil: “Sólo tres bocados más…””

    1
  1. Totalmente de acuerdo!!! Yo tengo dos chicos uno de casi 6 años y el otro de 3, a la hora de comer son totalmente diferentes (y a mi me vuelven loca…) y cada uno tiene una constitucion, el mayor es muy delgado, ojo! delgado no significa flaco, que estoy harta de que me digan que el niño no come lo suficiente, pues no señoras, come lo que tiene que comer y su pediatra dice que esta fuerte como un toro y es que ya no recuerdo la última vez que se resfrió…
    y sin embargo el pequeño está mas “robusto” (y me pilla todos los virus… apesar de sus casi 16 meses de teta…) en fin, que yo no me agobio, a la hora de la comida pongo el plato y comen lo que quieren (a veces ni lo prueban…) pues mas hambre tendran en la merienda… los niños estan sanos y tienen el peso acorde a su edad. Y con eso me doy por satisfecha… aunque no se coman mis lentejas! ays!!!!

  2. 2
  3. mi niño tiene 3 años y aunque no ha sido muy de comer lleva ahora una temporada que no sé que hacer, desayuna su leche, luego en el cole se come su almuerzo, pero a la hora de comer dice que no quiere, no hay manera, la merienda la hace normal, pero llega la cena y no quiere cenar, no sé que hacer, a alguien le pasa lo mismo?

  4. 3
  5. Tengo tres hijos (los varones han comido bastante bien) pero la niña comía de todo y sin embargo muy muy poca cantidad. Al principio era desesperante y más al compararla con los chicos… pero poco a poco me dí cuenta de que necesita poco porque estaba sana, activa, vital,… En vez de servir un gran plato de sopa, le ponía un pequeño cuenco con dos cucharadas, o sólo cuatro macarrones, o sólo diez guisantes (pero “de verdad”) o media salchicha. Así le daba la opción de poder repetir (que era muy pocas veces…) y comer postre (aunque fuera media mandarina… Cada persona tiene sus necesidades y ahora veo que esto lo recomiendan en las revistas infantiles o en “supernanny”. Paciencia, ánimo y piensa que siempre hay rachas que los chicos comen más o menos. No te desesperes. No le obligues (“si no te lo comes, estas castigado”), no le des opciones (“venga, que te hago unas patatas”) y verás como poco a poco se acostumbra (aunque todavía escucharás más de un llanto…
    Ahora mi hija come (poco) pero bastante bien (y eso es un lujo) y mis chicos, que comían fenomenal, no quieren fruta, o verdura o…. (se han vuelto mucho más “tiquismiquis”) ¡qué le vamos a hacer! Suerte

  6. 4
  7. mari, a mi me pasa lo mismo que a ti!!!yo estoy desesperada con mi niña, que también tiene 3 años… y es que no le gusta nada, ni las patatas, ni el arroz, ni el huevo de ninguna manera, ni la carne… nada!yo hasta he perdido el interés por cocinar. sin embargo, tengo un niño de 8 meses y es un primor para comer, le de lo que le de, se lo come sin problemas. a ver si la grande aprende del pequeño…..

  8. 5
  9. Claro que sí, toda la razón! Es cierto que hay que dejar un poco que sea la “naturaleza” la que mande. A veces los niños son muy complicados de llevar en el tema de la comida, pero es una época muy importante para su crecimiento y desarollo. Os dejo un artículo que a todos los padres con niños pequeños nos viene genial. ¡Un saludo!

    http://www.gallinablanca.es/vida-sana/articulos/como-conseguir-que-tus-hijos-aprendan-a-comer-bien.aspx?utm_source=bloggers&utm_medium=social_media

  10. 6
  11. Tengo una niña de 7 años y un niño de 5, los dos son malos comedores ahora. La niña desde pequeñita come fatal, tarda muchísimo y cuando era más pequeña provocaba el vómito. Veía la comida delante y ya te decía no quiero, lo mismo al desayuno, comida, merienda y cena. Probé con lo de “cuando tenga hambre ya comerá”, pero al segundo día no pude más, pues por ella seguía sin comer…Lo único que tiene de bueno que come de todo y le gusta probar de todo, cosa que el hermano no.
    Y yo pregunto, ¿y cuando les estás dando cosas que sabes que le gustan , según su propias palabras tienen mucha hambre, y llegan a la mesa y te dicen antes de probar eso de “NO QUIERO MÁS”, sin haberlo probado , qué haces?, ¿les dejas sin comer dejando que mande la naturaleza…????

  12. 7
  13. Mis padres siempre me cuentan que cuando era pequeña era muy mala comedora y por consejo del pediatra probaron a dejarme a mi aire con la comida sin obligarme, y ¿sabéis lo que pasó? Que por poco me ingresan en el hospital. Creo que a veces los niños no saben que tienen que comer, sólo piensan en terminar cuanto antes e irse a jugar, aunque se queden con hambre -y lo digo en base a la experiencia que tengo con mis dos hijos, si fuera por ellos algunos días no comerían nada-. No digo que se tengan que comer unos platazos de concurso, pero tenemos que ser conscientes de que la responsabilidad es nuestra, tanto de que coman variado como de que coman una cantidad acorde a su edad, y con unos horarios marcados.

  14. 8
  15. Imaginar como son las comidas y cenas con dos mellizos. Un poquito mas se repite hasta la saciedad y justo cuando no lo digo y me doy cuenta, ya se lo han comido todo. Lo de comer solitos vamos mejorando poco a poco y lo del tiempo yo soy de las que piensa que las comidas no hay que alargarlas para que luego sus estomagos trabajen la digestion con el tiempo suficiente y no se junten con otras comidas. Paciencia mami que dicen mis mellizos…

  16. 9
  17. hola a todos bueno yo tengo una bebe de 1 anito y la verdad me cuesta mucho hacerla comer y si come pero muy poco y me preocupa mucho

  18. 10
  19. ¿Y de que sirven que coman más? ¿más es mejor?
    Yo creía que cada uno come lo que necesita…

    Comer más cantidad no es sinónimo de comer mejor, ni de estar más sano, ni de ser más inteligente… ¿cuando no queréis comer más os dicen que comáis 3 cucharadas más?

    Os recomiendo el libro “mi niño no me come”, para quienes creen que lo que sus hijos comen nunca es suficiente (o al menos no es lo que ellos quieren que sus hijos coman).

    Por cierto, tengo dos hijas, una come bastante y la otra no come casi nada. Y tan felices son las dos sin que nadie les insista! sanas como manzanas comen fruta y verdura, pescado, carne, y lo que les apetezca cuando les apetece (en las 4 comidas, obviamente).
    No se enferma ninguna, ni la que come poco ni la que come mucho.

  20. 11
  21. Mi hija de 3 años no hay nada que le guste (bueno solo las cosas dulces como galletitas o pan) cuando fui a consulta con el pediatra vio que no aumentaba de peso, asi que mando a realizarles varios estudios, lo cuales salieron perfectos ya que no sufre ni de anemia, ni de parasitos, ni nada, la cosa es que sigue sin querer comer lo que le ofrezca, sigue sin aumentar de peso y la verdad ya no se que hacer. Aqui dicen que puede ser negativo convencerlos para comer. 3 bocados mas Yo creo que en mi caso 3 bocados mas, seria un milagro.

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)