Bizcochos de Soletilla, Melindros, o Savoiardi caseros

Por Pequerecetas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellasCargando...
Bizcochos de Soletilla, Melindros, o Savoiardi caseros

Quizás los conozcas por Bizcocho de Soletilla o Soletillas, Melindros, Savoiardi, Lady Fingers, Biscuit à cuiller, o como Plantillas, Lenguas, Vainillas, Suspiros,… Depende del lugar del mundo en el que te encuentres podemos llamarlas de una u otra forma, pero seguimos hablando de la misma galleta dulce, esponjosa, seca en el exterior, y con un interior más ligero, de forma alargada, con los extremos redondeados y con un toque azucarado en la parte superior.

Su preparación se caracteriza por no contener levadura y, a partir de harina, huevos y azúcar, trabajados y aireados durante la elaboración, se consigue la textura esponjosa y con volumen que los hace únicos.

La masa del bizcocho de soletilla o melindros es la misma que la del bizcocho genovés, un bizcocho de la cocina italiana y francesa usado para múltiples recetas reposteras (brazo de gitano, tarta Sacher, …), pero en algunos casos podemos encontrar variaciones en su elaboración.

Es una de mis recetas de bizcocho preferidas, y no quería perder la ocasión de mostraros lo sencillos que son de elaborar en casa,  no tienen ninguna dificultad. Así que os animo a preparar la receta para que notéis la diferencia con los comprados ¡es muchísima!

Vamos a preparar esta deliciosa receta de bizcochos de soletilla

Cómo hacer Bizcochos de soletilla (Melindros o Savoiardi)

  • Preparamos la masa

    Batir Claras Con Batidora Electrica - Bizcochos De Soletilla, Melindros, O Savoiardi Caseros
    • Precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo
    • Separamos las yemas de las claras
    • Por un lado montamos las claras con unas varillas eléctricas y una pizca de sal hasta que tengan un punto firme.

    Montar Claras A Punto De Nieve

  • Batir Huevos Con Azucar - Bizcochos De Soletilla, Melindros, O Savoiardi Caseros
    • En otro recipiente batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen.
    • Agregamos la harina tamizada con la levadura química y mezclamos con movimientos envolventes.
    • Por último y poco a poco unimos las claras montadas con la mezcla anterior.
    • Podemos echar una cucharada de claras montadas y unir sin miedo, para aligerar la mezcla, y el resto lo iremos añadiendo poco a poco con cuidado, con movimientos envolventes de abajo arriba.
  • Formamos los bizcochos de soletilla o melindros

    Paso A Paso Bizcocho Soletilla - Bizcochos De Soletilla, Melindros, O Savoiardi Caseros
    • Forramos dos placas de horno con papel de hornear y con ayuda de una manga pastelera formamos tiras de masa de unos 3 cm de ancho
    • Espolvoreamos con azúcar glas justo antes de incorporar los bizcochos de soletilla al horno.
  • Horneamos

    Bizcochos Soletilla Receta - Bizcochos De Soletilla, Melindros, O Savoiardi Caseros
    • Horneamos durante unos 13-15 minutos a 180ºC calor arriba y abajo, hasta que los bizcochos de soletilla estén ligeramente dorados.
    • Transcurrido el tiempo, retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla
    • Separamos con mucho cuidado los bizcochos de soletilla del papel de horno.

Cómo acompañar los bizcochos de soletilla o melindros

Bizcochos De Soletilla O Melindros

Estos bizcochos de soletilla o melindros son perfectos para mojar en un chocolate caliente o café, o sencillamente con un buen vaso de leche, porque absorben muy bien el líquido, como ocurre por ejemplo con las magdalenas caseras.

Receta fácil
Chocolate A La Taza Casero
En PequeRecetas
Cómo hacer chocolate a la taza (receta fácil de chocolate caliente)

Consejos para hacer unos bizcochos de soletilla perfectos

Claras de huevo firmes

  • Es importante que las claras de huevo se monten bien y queden firmes, esto hará que nuestros bizcochos de soletilla sean esponjosos.

Yemas de huevo con azúcar bien batidas

  • Al batir los huevos con el azúcar, tenemos que batirlos hasta que la preparación sea blanquecina y espumosa, es entonces cuando estará lista para aportar jugosidad a nuestros bizcochos de soletilla.

Bizcochos de soletilla finos

  • El secreto de estos bizcochos de soletilla es no hacerlos demasiado gruesos, veréis como de esta forma quedan muy esponjosos y ligeros.

Cómo conservar los bizcochos de soletilla o melindros caseros

  • Los bizcochos de soletilla o melindros, una vez fríos los podemos guardar en una caja metálica o hermética, y se conservaran en perfecto estado durante 8 – 9 días ¡aunque no creo que duren tanto!.
  • Con esta receta conseguirás unos bizcochos de soletilla esponjosos, y no quedarán duros con el paso de los días.

Origen de los bizcochos de soletilla

Los bizcochos de soletilla o melindros son imprescindibles en muchas recetas de repostería, nos sirven para acompañar natillas o mousse, también para bases como tartas,… pero también se pueden disfrutar por sí solos.

En Cataluña es tradición preparar chocolatadas en las que se sirve una taza de chocolate caliente y espeso en la que se remojan los Melindros.

Tarta Charlotte De Frambuesas

Los Savoiardi en su versión italiana, suelen usarse en preparaciones reposteras como el Tiramisú, o la tarta Charlotte, en cuyo caso originalmente se utilizarían la versión francesa de Biscuit à cuiller. Por su textura rígida y seca, conservan fácilmente su forma, y al mismo tiempo, su esponjosidad retiene bien los líquidos.

Receta fácil
Tiramisu Casero Receta
En PequeRecetas
Cómo hacer tiramisú casero (receta fácil sin horno)

En cuanto a su origen los bizcochos de soletilla (cuyo nombre viene de que se asemejan a las suelas de los zapatos), son de origen francés, donde se llamaban biscuit à la cuillère, ya que la masa se ponía con una cuchara en la bandeja del horno.

Parece que estos dulces nacieron a finales del siglo XV, cuando el rey de Francia visitó la corte del Duque de Saboya, y, como ofrecimiento especial a éste, se elaboraron por primera vez.

Estos bizcochitos gustaron tanto que se les empezó a llamar Savoiardi, o Biscotto Savoiardo y se ofrecían a los visitantes como las galletas de la corte.

Parece que más tarde un ministro de Napoleón pidió a su pastelero que los alargara para poder mojarlos, y ahí nació esa forma alargada tan característica.

¿Qué te ha parecido la historia y receta de los bizcochos de soletilla o melindros? Te animamos a prepararlos porque son muy sencillos de hacer y os van a encantar para la merienda familiar.

Deja el primer comentario