Recetas económicas: Arroz con calabaza y sobras de cocido

Recetas económicas

Las recetas económicas como ésta que os traemos hoy nos ayudará a ajustar al máximo la economía familiar. Aprovechar las sobras o restos de otras comidas nos permitirá preparar platos tan deliciosos como este arroz con calabaza y restos de cocido.

Así que ya sabéis… si en vuestro menú semanal figuraba el cocido, y como suele suceder, os ha sobrado porque habéis preparado mucho, no lo dudéis… el caldo casero lo podéis congelar y sacarlo cuando lo necesitéis, si s sobraron garbanzos no dejéis de preparar un delicioso Hummus, y finalmente si lo que sobró es carne de cocido, atentos a las explicaciones y el paso a paso de Mezquita para preparar un arroz como éste.

Arroz con calabaza y restos de cocido

Ingredientes (3 personas):

  • Restos de carne de cocido
  • 1 cebolla mediana.
  • 100 g de calabaza ya pelada y en cuadraditos.
  • 2 zanahorias.
  • 1 vaso de arroz
  • 2 vasos de agua (o caldo del que más os guste).
  • 2 cucharadas de AOVE (Aceite de oliva virgen extra).
  • orégano.
  • pimienta negra.
  • sal.

Preparación del arroz con calabaza y restos de cocido

Arroz con calabaza

Un arroz económico y muy fácil de realizar

Lo primero que haremos será pelar la calabaza y cortarla en cuadraditos (tamaño uña). Pelamos la cebolla y la cortamos igual que la calabaza. Pelamos y rallamos las zanahorias.

Ponemos las dos cucharadas de AOVE en una sartén amplia y profunda (haremos el arroz en ella) y la ponemos a fuego medio (6 de 9). Cuando coja temperatura ponemos las verduras a rehogar y bajamos el fuego (5 de 9). Para hacerlas con tan poco aceite es importante que las hagamos despacito.

Tapamos la sartén y vamos dándole vueltas de vez en cuando para que se vaya haciendo poco a poco. Cuando estén las verduras rehogaditas (se comprueba bien si probando la calabaza ya está blanda) echamos los restos de carne de cocido que habremos desmenuzado bien.

Removemos durante un minuto para que se integre con las verduras y echamos el arroz. Añadimos el orégano, la sal y la pimienta al gusto. Rehogamos durante 30 segundos el arroz para que coja saborcito pero no se pegue y añadimos los dos vasos de agua (o caldo si lo teneis).

Subimos el fuego a medio-alto (7 de 9 en vitrocerámica) y dejamos hacer hasta que haya absorbido el agua. Justo en ese momento retiramos la sartén del fuego y la dejamos reposar tapada para que termine de hacerse.

Fuente: La cocina de Mezquita

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)