Jengibre, propiedades de una raíz milagrosa

jengibre

JENGIBRE, ¿POR QUÉ ES TAN POPULAR…?

Las propiedades del jengibre para la salud son increíbles ¡van mucho más allá de las que tiene en la cocina! De hecho, cuando leáis este artículo comprobaréis por qué el jengibre se puede considerar una raíz casi “milagrosa”.

El jengibre se utiliza desde hace miles de años en numerosas culturas, principalmente en China e India, y no solo en su forma culinaria como especia, sino también para tratar numerosas afecciones: es un antiinflamatorio natural, ayuda a combatir el estrés, es eficaz contra los mareos y náuseas, previene el cáncer de colon y de ovarios, alivia la congestión y la tos, combate el envejecimiento prematuro, y por si esto fuera poco, además nos ayuda a perder peso

Os invitamos a ver con nosotros todo lo que hay que saber sobre las propiedades del jengibre y cómo incorporarlo a nuestra cocina.


¿QUÉ ES EL JENGIBRE?

que es el jengibre

Su nombre científico es “Zingiber officinale”, es una planta aromática con flores amarillas y violetas perteneciente a la familia de las zingiberáceas; la parte que se usa como especia es su raíz o tubérculo, que se presenta con un aspecto particularmente irregular y tal vez poco atractivo, y que concentra su sabor tan característico, entre dulzón y picante.

Crece en todas las regiones tropicales del mundo. Las variedades más caras y de mejor calidad se producen generalmente en Australia, India y Jamaica, pero las más comercializadas provienen de China y Perú.

En India y China, esta especia ha sido desde siempre muy  valorada por sus propiedades aromáticas, culinarias y medicinales durante miles de años. Los romanos la importaron de China. Ya el famoso médico griego Galeno lo utilizaba para curar tumores, y Avicena, conocido médico persa de la cultura islámica clásica, lo recomendaba como afrodisíaco. Para mediados del siglo XVI, Europa estaba importando 2.000 toneladas de jengibre al año.

Composición del jengibre

El jengibre contiene una gran cantidad de aceites esenciales, vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos que aportan numerosos beneficios en diferentes afecciones.
Beneficios del jengibre

  • Entre sus principios activos se encuentran los shogaloes y los gingeroles que le aportan su sabor picante, y que tienen propiedades analgésicas, antioxidantes, antihistamínicas, antiulcerosas, antipiréticas y vasoconstrictoras, entre otras.
  • Ente sus aceites esenciales encontramos también el  limonelo, citronelal y canfeno entre otros. El jengibre es además muy rico en antioxidantes, tiene enzimas como la proteasa y el zingibaina y, fitonutrientes como los flavonoides o los carotenos.
  • Otro de sus compuestos son los ácidos como el aspártico, linoleico, el oléico y el ascórbico. Y en cuanto a los aminoácidos destacan la metionina, la niacina, la histidina, la arginina, el triptofano y la leucina entre otros.
  • También es un tubérculo rico en vitaminas como son las vitaminas B y la vitamina C, además de ser rico en minerales como el calcio, el fósforo, aluminio y cromo.

Vemos entonces como algo tan pequeño está lleno de componentes que hacen que su consumo permitan el tratar todo tipo de malestares e incluso enfermedades.

Tipos de jengibre

jengibre fresco y molido

Esta especia se puede conseguir bajo diferentes formas: fresco, seco, en conserva, confitado… sin embargo sus tres formas básicas son:

Jengibre fresco

Son las raíces de la planta enteras y frescas, tiene aspecto nudoso, es levemente dura y tiene una media de tres centímetros de diámetro. La raíz del jengibre debe ser extraída pasados seis meses desde que fue plantada. Luego se lava y se deja secar durante varios días. Este procedimiento permite almacenar el jengibre durante varios meses a temperatura media. Se puede describir su sabor como picante y ligeramente dulce y puede utilizarse tanto para platos dulces, como salados.

Jengibre seco

La raíz también se encuentra seca. Al perder gran parte de su peso en agua, el sabor es más concentrado.  Para utilizarla, si tiene cáscara hay que pelarla, y luego machacarla. Va muy bien como adobo para carnes o para aliñar ensaladas. También puede hidratarse en diferentes líquidos según el uso, o molerse para hacer jengibre molido.

Jengibre molido en polvo

Se obtiene a partir de la raíz seca y es mucho más concentrado que el jengibre fresco, algo que hay que tener en cuenta a la hora de utilizarlo en recetas. El de origen jamaicano tiene un sabor más delicado, mientras que el africano es más fuerte y picante. Se combina muy bien con otras especias como nuez moscada, comino, canela, clavo y pimienta. Como sabéis, se usa mucho en recetas dulces, como veremos más abajo.

PROPIEDADES DEL JENGIBRE PARA LA SALUD

El jengibre se lleva utilizando miles de año para tratar diferentes dolencias.

Uno de sus principales usos comunes ha sido el de tratar problemas digestivos, pero con el paso del tiempo, diferentes estudios han demostrado que sus propiedades van más allá, tanto en su uso interno como externo, por lo que hoy vamos a enumerar sus principales beneficios para la salud:

Propiedades para el aparato digestivo

propiedades del jengibre para la salud

El jengibre se ha utilizado en la medicina asiática desde hace más de 2.000 años para tratar problemas gastrointestinales, ya que estimula el páncreas y la producción de enzimas que favorecen la digestión, además de tener un gran poder antibacteriano, muy eficaz en problemas del aparato digestivo provocados por una alteración en la flora intestinal:

  • Náuseas o mareos en los viajes, el jengibre puede resultarnos muy útil tomándolo unas 2-3 horas antes de iniciar el viaje, evitando que nos mareemos por el movimiento. Se puede tomar en forma de comprimidos o en infusión.
  • Náuseas en quimioterapia. Consumir jengibre en las comidas ayuda a reducir las náuseas en los pacientes tratados con quimioterapia. En este caso, al tener propiedades anticoagulantes es conveniente consultar siempre con nuestro médico antes de tomarlo.
  • Náuseas del embarazo. La American Pregnancy Association explica que el jengibre podría aliviar los mareos de la mañana, siempre en pequeñas dosis o en forma de pequeños sorbos de té de jengibre, y durante periodos cortos de tiempo. No obstante siempre es necesario consultar con tu médico ya que también existen estudios que indican que grandes dosis de jengibre durante largos periodos de tiempo podrían influir en la formación del feto.
  • Digestión y los dolores estomacales, el jengibre es útil ya que neutraliza y reduce el exceso de ácido gástrico. También alivia las flatulencias y gases.
  •  Úlceras y gastritis: Debido a su poder antibacteriano puede ser eficaz en la prevención de la aparición de úlceras o gastritis, o en el tratamiento del síndrome de colon irritable. Puede deberse a su efecto antibacteriano sobre el Helicobacter pylori, una bacteria asociada a muchas formas de úlcera gastroduodenal. Algunas sustancias del jengibre ayudan a neutralizar los ácidos estomacales, lo que puede ayudar también para prevenir la úlcera gástrica.
  • Diarrea: Gracias a sus propiedades antibacterianas, el jengibre ayuda a restablecer la flora intestinal y a luchar contra la diarrea si su origen es bacteriano. Para ello es recomendable tomarlo en forma de infusión.

Ayuda en la congestión y gripe

Dentro de sus múltiples beneficios también se encuentran los relacionados con el sistema respiratorio:

  • Gripe y resfriado: Alivia la fiebre, la congestión nasal y los dolores típicos de los estados gripales. Os hablamos de esta propiedad del jengibre cuando os mostramos estos 16 remedios caseros para la tos. Para combatir la gripe y la tos es ideal el jengibre con limón, más abajo os dejamos la receta para preparar este té. Agregando un poco de miel a la infusión y bebiéndolo bien caliente, también es útil para combatir el dolor de garganta.
  • Sinusitis: También la infsión de jengibre ayudará a mejorar los síntomas de la sinusitis.

Antiinflamatorio natural contra el dolor

Té de jengibre

Es un antinflamatorio y analgésico natural, gracias a sus compuestos antiinflamatorios, los gingeroles, por lo que se aconseja su uso para aliviar el dolor:

  • Artritis, artrosis y procesos reumáticos: Se ha demostrado el alivio del dolor en estos pacientes combinando el jengibre tomado de forma regular junto a su medicación, ya que puede reducir la inflamación de las articulaciones. Para ello se puede tomar infusión de jengibre o comprimidos, combinándolo de manera tópica con compresas calientes empapadas en infusión de jengibre sobre las articulaciones afectadas y dejando actuar durante unos 15 o 20 minutos. Además se puede masajear la zona con aceite de jengibre mezclado con aceite de almendras.
  • Migrañas: Algunas investigaciones han demostrado claramente que las enzimas y compuestos químicos que se encuentran en el jengibre tienen la capacidad de bloquear la hiperactividad de las prostaglandinas, que provocan la inflamación vascular y con ello las temidas migrañas. El té de jengibre para las migrañas no tiene efectos secundarios y funciona mejor cuando se toma al comienzo del dolor, sin dejar que éste avance.
  • Dolor de muelas: Si tenemos dolor de muelas podemos aliviarlo aplicando algodón o compresas empadas en infusión de jengibre sobre la mandíbula o masticando un poco de jengibre fresco.
  • Dolor provocado por ejercicio o golpes: Según la National Institute of Health, el consumo de 2 g de jengibre diarios en forma de infusión ayuda a aliviar dolores producidos por ejercicio o golpes.

Aliado contra el cáncer

El gingerol es el compuesto más investigado en el jengibre fresco, pero hay otro compuesto medicinal que se encuentra en el jengibre seco, el shogaol, y puede ser aún más potente que el gingerol.
La ciencia todavía está desentrañando la miríada de compuestos beneficiosos en el jengibre y cómo trabajan para mejorar la salud. Actualmente varias investigaciones científicas contrastan los beneficios del jengibre como un eficaz anticancerígeno. Se ha demostrado su eficacia en diferentes tipos de cáncer, como el de ovarios y el cáncer de colon.
En 2015, un estudio demostró los poderosos beneficios del compuesto 6-shogaol sobre el cáncer. El jengibre destruye a las células malignas a través de la apoptosis, es decir, que las células se “suicidan”, dejando intactas a las sanas. Una segunda manera es a través de la autofagia, lo que implica que las células dañadas se “comen” a sí mismas.
Aunque estas investigaciones todavía están en fases preliminares, lo cierto es que son muy prometedoras.

Propiedades del jengibre en la salud de la mujer

jengibre ovarios

Seguro que os gustará saber que sus propiedades para la salud de la mujer son muchas:

  • Dolores menstruales: Si sufrís dolores menstruales, un remedio natural y sn contraindicaciones para combatirlos es el jengibre. Para ello toma un té de jengibre cuando sientas dolor propio de la menstruación. La University of Maryland Medical Center recomienda tomar jengibre dos o tres veces al día mientras que estás experimentando dolores menstruales.
  • Cáncer de ovario: Hay en marcha numerosos estudios que demuestran la efectividad del jengibre en la prevención y tratamiento del cáncer de ovario. El gingerol, un poderoso antiinflamatorio presente en el jengibre, ataca las células cancerígenas que se hallan en el tejido epitelial del ovario, impidiendo el crecimiento de las mismas. Asimismo controla los factores angiogénicos que crean nuevos vasos sanguíneos en las células del cáncer de ovario.
  • Jengibre y embarazo: Ya os hemos mencionado los beneficios del jengibre para prevenir las náuseas del embarazo, aunque siempre, siempre, en estos casos es recomendable consultar con nuestro médico y consumirlo con moderación, ya que puede tener también efectos secundarios si lo consumimos sin control. Además aporta hierro, vitamina C para ayudar a la formación del sistema inmunitario de tu bebé y ácido fólico para ayudar a evitar defectos de nacimiento.
  • Beneficioso para la circulación: El jengibre puede ayudar a prevenir las varices y hemorroides, ya que su consumo beneficia la circulación sanguínea. La mala circulación sanguínea es algo que aqueja a un gran número de mujeres por lo que su consumo regular puede ayudarnos a combatirla. El jengibre hace la sangre más fluida y además parece disminuir los niveles de colesterol en sangre.
  • Acelera el metabolismo: Como veremos a continuación dentro de las propiedades del jengibre está la de acelerar el metabolismo, ayudando a adelgazar. Eso sí, debido a que su efecto termogénico aumenta la temperatura corporal las mujeres aquejadas de sofocos premenopáusicos deberían evitarlo.
  • Propiedades afrodisíacas: Entre sus propiedades además se

JENGIBRE PARA ADELGAZAR

jengibre para adelgazar

¿Sabías que el jengibre te puede ayudar a adelgazar si estás a régimen? Naturalmente para ello, además debes comer de forma saludable y hacer ejercicio, pero te explicamos por qué se convierte en nuestro aliado si queremos perder peso:

  • Acelera el metabolismo: Gracias a dos de sus componentes, el gingerol y el shongaol, ayuda a bajar de peso más rápidamente cuando se está siguiendo una dieta ya que aceleran el metabolismo ayudándonos a consumir una mayor cantidad de energía, incrementando la quema de grasas.
  • Mejora la digestión: El jengibre tiene mucha fibra, y esto nos permite ralentizar el proceso de absorción de grasas, regulando los niveles de glucosa en sangre. Por otro lado facilita nuestro tránsito intestinal y la digestión, haciendo que disminuya la sensación de hinchazón de nuestro estómago.
  • Poder saciante: Aumenta los niveles de serotonina, un neurotransmisor que entre otras funciones regula el apetito. Si consumes jengibre de forma regular controlarás tu apetito.
  • Mejora la retención de líquidos: Permite eliminar las toxinas acumuladas evitando que nuestro cuerpo retenga líquidos, además tiene un efecto termogénico que eleva nuestra temperatura corporal potenciando sus propiedades quemagrasas.

Para conseguir todos estos efectos adelgazantes el jengibre se debe tomar en forma de infusión, y si quieres potenciar su efecto, puedes añadir canela, ya que ésta también acelera el metabolismo y regula los niveles de glucosa en sangre.

CONTRAINDICACIONES DE LA RAÍZ DE JENGIBRE

contraindicaciones del jengibre

Como veis, los beneficios del jengibre son múltiples, y, como decíamos al principio, se puede considerar por sus propiedades casi una raíz milagrosa, pero aunque raras, puede tener contraindicaciones en algunos casos, especialmente si se consume en grandes cantidades:

  • Sangrados abundantes en la menstruación: Si tus reglas son muy abundantes debes evitar tomar jengibre, ya que tiene un efecto anticoagulante que puede agravar esto.
  • Sofocos en la menopausia: Si estás en la época de los sofocos en la menopausia deberías evitarlo porque aumenta nuestra temperatura corporal y puede agravar los síntomas de los sofocos.
  • Reacciones alérgicas en su uso tópico: Si lo utilizas de forma tópica a través de aceite de jengibre o en forma de compresas, y notas alguna erupción debes suspender su uso.
  • Irritación estomacal o ardor en la boca: Estos efectos se deben a su sabor picante. En ese caso podrías probarlo en forma de comprimidos.
  • En caso de enfermedad cardíaca hay que consultar siempre con el especialista porque en grandes cantidades podría agravar las afecciones cardíacas.
  • Cálculos renales o biliares: En ese caso es conveniente consultar con tu médico.
  • Hipertensión: Evita tomarlo si sufres de hipertensión ya que el jengibre podría influir en tu tratamiento.
  • Embarazo y lactancia: Se debe tomar con mucha precaución y siempre consultando con tu médico, ya que en embarazo está contraindicado tomarlo por periodos prolongados, en grandes cantidades o en forma de comprimidos. Otra contraindicación es que puede interferir en la formación hormonal del feto durante el embarazo, por lo que si queremos tomarlo para reducir  las náuseas es conveniente que previamente lo consultes con tu ginecólogo que será quien te indique si puedes tomarlo o no y de qué manera hacerlo. Para las náuseas es mejor tomar pequeñas dosis de té de jengibre fresco o consumirlo en las comidas. No se aconseja tomarlo durante la lactancia.
  • Niños: El jengibre no debe consumirse por niños menores de 6 años.
  • Fiebre: No debe tomarse en caso de fiebre alta, ya que su efecto termogénico puede elevar la temperatura.
  • En pacientes diabéticos se debe vigilar su consumo porque puede inducir la bajada de glucosa en sangre.

INFUSIÓN DE JENGIBRE Y OTRAS FORMAS DE TOMARLO

Ya os hemos comentado más arriba que las formas habituales de encontrar el jengibre es fresco, jengibre seco o en polvo. Pero, ¿cuál es la forma habitual de tomarlo para disfrutar de sus propiedades? La respuesta a esto es a través de una infusión de jengibre, que os enseñamos a preparar más abajo.

La dosis máxima diaria recomendada de jengibre es de 3 a 10g en caso de jengibre fresco, y hasta 2-4 g diarios en caso de jengibre seco o molido.

También se puede encontrar en forma de aceites esenciales, zumos o cápsulas. En estos casos debemos seguir las indicaciones de la preparación para no superar la dosis diaria recomendada y tener en cuenta las contraindicaciones que pueda tener.

En cuanto a su uso culinario se puede usar para aliñar ensaladas o carnes. Es un ingrediente muy utilizado en la cocina asiática y puedes preparar deliciosas recetas como las que te enseñamos más abajo.

Cómo conservar el jengibre

jengibre fresco

Imagen: Veganbaking

  • El jengibre fresco se consigue fácilmente en fruterías, y se conserva dos o tres semanas a temperatura ambiente, envuelto en aluminio. Para saber si el jengibre está fresco, asegúrate que tenga una fragancia fresca y picante y que su piel esté suave y lisa, con tubérculos firmes y duros. Procura que no tenga arrugas ni textura blanda, ya que esto significaría que es más viejo.
  • Conservación en nevera: En caso de que hayamos comprado una gran cantidad de jengibre que no vamos a utilizar en poco tiempo habrá que conservarlo en la nevera, donde se podrá mantener durante dos meses. Es importante no lavar los tubérculos antes de ponerlos en la nevera, sino solo cuando lo vamos a utilizar. Esto se debe a que la humedad puede favorecer la proliferación de bacterias que harán que se pudra más rápidamente. Debido a que generalmente se usa una pequeña cantidad, lo que debemos hacer es rallar o cortar en finas láminas la parte que vamos a utilizar, y guardar el resto nuevamente en la nevera envuelto en film transparente o en una bolsa asegurándonos de extraer todo el aire de su interior. Durará más si lo guardas con su cáscara y además preservará mejor su sabor.
  • ¿Se puede congelar? Sí, el jengibre fresco también puede conservarse hasta un año en el congelador. En ese caso lo más práctico es lonchearlo en rodajas ya peladas y congelarlo en una bolsa de plástico con cierre hermético asegurándonos de quitar el aire del interior. También podemos congelar trozos más pequeños con su piel. De esta forma si vamos a utilizar jengibre en una de nuestras recetas, tan solo tendremos que descongelar lo que necesitemos y nos durará más.
  • El jengibre seco se puede comprar en herbolarios y tiendas de productos orientales. También podemos secar nosotros la raíz de jengibre. Para ello debemos lavar la raíz y pelarla. Luego podemos rallar el jengibre fresco y colocarlo en una sola capa en una bandeja que pondremos en un lugar fresco y seco, dejándolo secar durante 3-7 días, dependiendo de las condiciones. Una vez se haya secado completamente introducimos el jengibre en un frasco de especias bien cerrado donde se podrá almacenar durante un año. También podríamos moler el jengibre una vez seco.
  • El jengibre molido o en polvo debe conservarse en un lugar fresco y oscuro, en un bote hermético. con el tiempo pierde sus propiedades, su aroma y su sabor por lo que conviene consumirlo antes de un año.

Cómo se prepara la infusión de jengibre

te de jengibre

Imagen: Jacqueline

Como hemos visto anteriormente, el té de jengibre tiene muchísimas propiedades, y se aconseja tomarlo 1 o 2 veces al día.

Veamos cómo preparar una infusión:

Ingredientes

  • 20g de jengibre fresco
  • 1 taza de agua
  • opcional: miel, limón, naranja, manzanilla o canela

Cómo hacer el té: Poner a hervir el agua. Cuando hierva, agrega el jengibre y deja cocer por unos 20 minutos. Apagar el fuego y dejar reposar unos 10 minutos. Si lo deseas puedes preparar jenjibre con limón, agregando a esta infusión el zumo de medio limón y miel para endulzar. También puedes dar sabor con zumo de naranja o manzanilla o añadir canela para aumentar su efecto adelgazante.

RECETAS CON JENGIBRE

Aunque es mucho más utilizado en la cocina oriental, también en la gastronomía occidental es una especia apreciada que se usa sobre todo en recetas dulces, pero también en panes, caramelos y bizcochos.

Galletas de jengibre

galletas de jengibre

Ingredientes: 125 g de mantequilla a temperatura ambiente; 350 g de harina todo uso; 100 g de azúcar moreno (podéis mezclar mitad de azúcar normal y mitad de moreno); 1 huevo; 70 g de miel (preferentemente de caña); 1 cucharadita de café al ras de jengibre en polvo (para un sabor más intenso agregar un poco más); 1/2 cucharadita de café al ras de canela en polvo; glasa real para decorar

Preparación: Batir la mantequilla con el azúcar. Agregar el huevo y la miel. Tamizar aparte los ingredientes secos. Agregar los secos a la mezcla y amasar hasta obtener una masa lisa. Dejar descansar en la nevera 1 hora. Estirar entre dos papeles para hornear a unos 4-5 mm de espesor. Cortar las galletas y colocar sobre una fuente cubierta con papel para hornear, separadas entre sí. Hornear en horno precalentado a 180°C por 10-12 minutos. Dejar enfriar 5 minutos en la bandeja y luego sobre una rejilla. Decorar con glasa real y una manga de pastelero con boquilla fina.

Limonada de menta y jengibre

Ingredientes para el almíbar: 3/4 taza de azúcar; 3/4 taza de agua; 1/2 taza de hojas de menta; 1 trozo de 2,5 cm de jengibre fresco

Ingredientes para la limonada: 3 tazas de agua fría; el zumo de 6 o 7 limones; el almíbar de jengibre; menta y rebanadas de limón para decorar

Preparación: Para preparar el almíbar, unir todos los ingredientes en una cacerola y llevar al fuego bajo, removiendo de tanto en tanto hasta que el azúcar se haya disuelto. Subir el fuego para hacer hervir por 2 minutos. Dejar enfriar y colar. Para preparar, simplemente mezclamos todos los ingredientes y servimos bien frío.

Crema de zanahoria y jengibre

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de oliva extravirgen; 1 cebolla picada fina; diente de ajo picado fino; 1 trozo de unos 2,5 cm de jengibre fresco pelado y rallado; 1 cucharadita de cúrcuma; el zumo y la cáscara rallada de 1 naranja; 1 cucharadita de sal; pimienta; 500 g de zanahorias peladas y ralladas; 1 litro de caldo de verduras.

Preparación: calentar el aceite en una sartén. Ponchar la cebolla hasta que se ponga transparente. Agregar el ajo, el jengibre, la cúrcuma, la cáscara de naranja, la sal y la pimienta y rehogar por 2 minutos más. Agregar la zanahoria y continuar la cocción por otros 3 minutos. Echar el caldo y el zumo y seguir con la cocción a fuego lento por unos 25 minutos. Licuar y servir.

Salmón marinado al horno con ajo y jengibre

Ingredientes: lomos de salmón;1 trocito de jengibre fresco; 2-3 dientes de ajo picados; 1 cucharada de miel; 1 limón exprimido; 3 cdas de salsa de soja; 1 cda de azúcar moreno; especias a vuestra elección (eneldo, cilantro, perejil, pimienta; tomillo…)

Preparación: Picamos muy finamente el ajo y el jengibre. En un bol echamos el zumo de limón exprimido, la salsa de soja, el azúcar, la miel, el ajo y el jengibre troceados y las especias, y mezclamos muy bien para integrar todos los sabores. En una bolsa de plástico hermética introducimos los lomos de salmón y el marinado y cerramos la bolsa, mezclando bien para que el salmón quede impregnado. Lo dejamos un mínimo de media hora, aunque cuanto más tiempo mejor cogerá el sabor. Precalentamos el horno a 180ºC. Ponemos el salmón en una bandeja de horno con el líquido del marinado por encima. Horneamos durante 20-25 minutos dependiendo del horno.

Alitas de pollo marinadas con jengibre

Ingredientes: 1/4 de taza de aceite vegetal; 2kg de alitas de pollo, cortadas por la mitad en la articulación, con las puntas de las alas retiradas; sal; 8 cebolletas; 1/4 taza de jengibre fresco picado, pelado; Zumo de medio limón; 2 cucharaditas de chile en copos o una puntita de pimienta cayena molida

Preparación: Precaliente el horno a 230ºc. Prepara dos bandejas de horno engrasadas o con papel de horno, coloca las alitas repartidas entre ellas y sazona las alitas con sal. Mete en el horno y cocina durante 35 minutos, rotando las bandejas (arriba y abajo) y volteando el pollo a medio camino. El pollo debe estar dorado.

Mientras las alitas están cocinando, colocamos las cebolletas, el jengibre, 1 cucharadita de sal, zumo de limón, el picante (cayena o chile) y aceite en la batidora y batimos todo junto. Cuando las alitas estén hechas, pásalas a un boln grande, añade la salsa, y revuelve para cubrir.

Vuelve a colocar las alas en una bandeja de hornear y hornea unos 10.15 minutos más.

Pastel de jengibre

Ingredientes: 100g de mantequilla sin sal; 1 – 2 cucharadas de jengibre fresco finamente rallado (depende de la intensidad que quieras darle); 200 g de azúcar morena; 2 huevos; 100g de harina leudante (con levadura)

Preparación: Precalienta el horno a 180ºC. Derretir la mantequilla en una cacerola mediana. Retirar del fuego y agregar el jengibre y la mitad del azúcar morena (100g). Revolver y agregar los huevos, batiendo bien después de cada uno. Mezclar ligeramente la harina hasta que se mezcle bien. Si queda algun grumo no te preocupes. Dividir la mezcla del pastel en 4 ramekins o recipientes de silicona aptos para el horno.

Mezclar la mitad restante del azúcar moreno con 1 taza de agua hirviendo. Echar sobre la mezcla del pastel. Cubrir suavemente con un trozo grande de papel de aluminio y hornear durante 25 minutos. Retirar el papel de aluminio y hornear durante otros 5 minutos hasta que los pasteles estén hinchados y dorados. Servir caliente con helado de vainilla.

JENGIBRE, 10 COSAS QUE DEBES SABER

Después de todo lo que os hemos contado queremos resumir aquí las 10 cosas que debes saber a modo de resumen:

1. Es casi milagroso para la salud: Ayuda a la digestión y nos alivia en los dolores estomacales, gases, y con las náuseas y mareos, combate gripe y resfriados, es un analgésico natural para el dolor, mejora la circulación, el colesterol, reduce el estrés, es anticancerígeno… ¿hay algo que no haga el jengibre?

2. El jengibre ayuda a adelgazar: Por si sus beneficios para la salud fueran pocos además ayuda a adelgazar acelerando nuestro metabolismo. ¡Ah, y es afrodisíaco! Si quiers potenciar sus efectos añade canela a la infusión.

3. Es mejor el jengibre fresco: Aunque hay también en polvo, el sabor y sus propiedades son más pronunciados en el fresco. Para sustituir en alguna receta uno por otro usa 6 partes de jengibre fresco por cada una de jengibre en polvo, ya que este último concentra más el sabor.

4. Cómo comprar jengibre: Se encuentra con facilidad en fruterías, y para asegurarte que es fresco coge solo los trozos que veas con la piel firme y lisa, evitando aquellos rugosos y de textura blanda, que indican que está demasiado maduro y puede perder propiedades.

5. Almacena en el frigorífico, envuelto en papel film o en una bolsa de plástico. Así se puede mantener durante al menos 2 meses.

6. También lo puedes congelar, para ello pela el jengibre y córtalo en rodajas de diferente tamaño para sacar solo las que necesites en el momento, dejándolas descongelar.

7. Té de jengibre: La mejor forma de aprovechar las propiedades para la salud es a través de una infusión. Para hacerla pon agua a hervir y cuando hierva pon 20g de jengibre fresco, dejándolo hervir durante 20 minutos. Apaga y deja reposar durante 10 minutos más. Pues añadirle limón y miel, canela, naranja, menta…

8. Para pelar el jengibre es mejor utilizar una cuchara, así evitarás llevarte parte de la carne con el cuchillo. Utiliza el canto de la cuchara raspando el jengibre hasta que lo peles.

como pelar jengibre

Imagen: Justin Marx

9. La dosis máxima diaria es de 3 a 10g. Evita sobrepasar de esa cantidad.

10. Contraindicaciones: Debes evitarlo si tienes sofocos de la menopausia porque eleva la temperatura corporal, si tienes reglas abundantes porque es anticoagulante, si tienes problemas de corazón, pacientes diabéticos, si tienes cálculos biliares o renales, los niños menores de dos años, las mujeres en periodo de lactancia, y si estás embarazada, aunque se recomienda para las náuseas del embarazo, consulta antes con tu médico.

¿Os ha parecido útil esta información sobre las propiedades del jengibre y las deliciosas recetas que os proponemos? ¿Vosotros lo utilizáis en la cocina?

Imagen principal: Lucyin

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)