Hígado encebollado, la receta más fácil

hígado encebollado con piñones

Hoy vamos con una receta de casquería, hígado encebollado ¿lo habéis probado alguna vez? La verdad que está muy bueno con la salsa y el pochado de la cebolla, queda muy jugoso y sabroso. La salsa queda espesa gracias al enharinado de los filetes; hay que ir con cuidado cuando se esté cocinando la salsa para que no se agarre a la cazuela, tenemos que estar vigilantes para conseguir un buen resultado.

El hígado tiene un sabor bastante fuerte por los que el dulzor de las cebollas le va perfectamente y hace que en conjunto sea un plato muy rico y diferente. Como veréis en las fotografías le hemos puesto unos pocos piñones, le dan un punto muy bueno, el sabor del piñón junto la carne me gusta y por eso decidí pornérselo, pero podéis no hacerlo y simplemente añadirle un poco de perejil.

El hígado es rico en hierro, y también en vitaminas y minerales. Por lo tanto incluirlo en el menú es muy recomendable, sobre todo en la infancia. Os dejamos más información sobre sus propiedades nutricionales al final del artículo; ahora os dejamos con la receta de hígado encebollado.


Receta de hígado encebollado

Receta de Hígado encebollado

Ingredientes

  • 1kg de filetes de hígado de ternera
  • 3 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • Harina para enharinar los filetes
  • 200g vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Piñones
  • Perejil

Cómo preparar hígado encebollado

Ponchamos la cebolla

Cortamos la cebolla en juliana. Vertemos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra hasta cubrir la base de la cacerola;  añadimos la cebolla y llevamos a fuego medio para que se vaya pochando.

Picamos los dientes de ajo, una vez la cebolla esté doradita, añadimos los dientes de ajo para que se vayan pochando también. Una vez esté todo retiramos la cazuela del fuego y reservamos.

Preparamos los filetes de hígado

En un bol ponemos harina y pimienta, mezclamos bien y reservamos. Cortamos cada filete de hígado por la mitad o en tres trozos, añadimos un poco de sal y enharinamos ligeramente; freímos los filetes en abundante aceite de oliva virgen extra, vuelta y vuelta, vamos dejando los filetes sobre papel de cocina.

hígado encebollado receta

Terminamos de cocinar el  hígado encebollado

Añadimos los filetes en la cazuela donde hemos pochado la cebolla y el ajo, damos unas vueltas y cocinamos durante un par de minutos. A continuación ponemos los piñones, damos unas vueltas y por último el vino, dejamos reducir un poco la salsa y estará listo el hígado encebollado.

Este plato podemos acompañarlo con un puré de patatas ¡delicioso!

hígado encebollado

Por qué debes comer hígado encebollado

El hígado es rico en vitaminas del grupo B, en particular B12, B9 y B7. La vitamina B12 es esencial para el funcionamiento normal del cerebro, del sistema nervioso, y para la formación de la sangre y de varias proteínas. La vitamina B9 es más conocida como ácido fólico, y como sabéis su consumo es importantísimo durante el embarazo, os hemos dado mucha más información aquí: ácido fólico, por qué es imprescindible en el embarazo

Es, además, fuente de calcio, potasio, yodo, magnesio, sodio y vitamina C, D y K. El hígado, como todas las vísceras, es una gran fuente de hierro, y al ser de origen animal es de fácil absorción (no os perdáis nuestra lista de alimentos ricos en hierro)

No obstante todos estos beneficios, el hígado encebollado es un alimento muy rico en colesterol y en purinas: en caso de colesterol alto o niveles elevados de ácido úrico, debe limitarse su consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.