circuito contador

Bizcocho de fideos de chocolate

bizcocho-fideos-chocolate

Este bizcocho con fideos de chocolate y un rico sabor a vainilla es uno de los que más gustan en casa. Esponjoso, lleno de aroma y delicioso. Una apuesta segura cuando tengáis invitados en casa.

A los peques les va a gustar muchísimo, es ideal en los desayunos o como merienda con un gran vaso de leche calentita. ¡Veréis cómo disfrutarán!

Ahora que el tiempo ya acompaña, encender el horno es una maravilla. Horneo cada vez que tengo un ratito para mí. Disfruto muchísimo preparando bizcochos, magdalenas, galletas pero todavía disfruto más con cada bocado.

Y es que lo hecho en casa tiene un encanto especial, se hace con cariño y el resultado es palpable…

Vamos a preparar este rico bizcocho de fideos de chocolate. ¡Espero que os guste!

Cómo hacer almíbar para bizcochos

Almíbar para bizcochos

El almíbar es nuestro gran aliado a la hora de preparar bizcochos. Un poquito de almíbar por aquí, otro poquito por allí y ¡tendremos un bizcocho jugoso y delicioso!

Seguramente sabéis cómo preparar almíbar pero… ¿sabéis hacer un buen almíbar para bizcochos? Parece redundante, sin embargo no lo es. El almíbar para calar bizcochos es más fluido que el que habitualmente hacemos para bañar tortitas americanas.

Hoy os enseñaremos a hacer almíbar para bizcochos. Os aseguro que es súper fácil de hacer y con él podréis preparar un sinfín de tartas y pasteles. De hecho, sin ir más lejos, podéis preparar el bizcocho de limón que os propusimos hace un tiempo. Bien empapado de almíbar ¡quedará como un manjar de los dioses!

En realidad, cualquier receta de bizcocho que os guste quedará aún mejor si incluis almíbar antes de rellenarlo. Probad por ejemplo este bizcocho esponjoso y casero con margarina Tulipán… ¡Con almíbar y un relleno de Nocilla, por ejemplo, hará las delicias de peques y adultos!

¿Estáis preparados para descubrir cómo hacer almíbar para bizcochos?

Bizcocho de Nesquik, ¡fácil y delicioso!

bizcocho-nesquick

Dentro de muy poco nos irá apeteciendo más encender el horno, por eso me gustaría compartir con vosotros este rico  bizcocho  de Nesquik para cuando llegue ese día. ¡Disfrutadlo!

Es un bizcocho muy esponjoso, nada pesado y con un sabor a Nesquik que lo hace único. Me gustan muchísimo los bizcochos en los desayunos y alguna que otra vez también en las meriendas, junto un tazón de leche fresquita… ¡Es un desayuno espectacular!.

A los peques les va a encantar y nos pueden ayudar a prepararlo, seguro que luego les hace todavía más ilusión comerlo. El horneado queda reservado para los papás, pero batir, mezclar, tamizar… ¡es muy divertido! Seguro que pasáis un buen rato en la cocina.

Este bizcocho que os dejo es muy facilito, por ello os comentaba que es ideal para que los peques nos ayuden. Al no tener ninguna complicación y estar tan rico seguro que lo vais a repetir en muchas ocasiones.

¿Os apetece conocer la receta? ¡Vamos!

Bizcocho de mango, ¡una receta exquisita!

Bizcocho mango

¡Bizcocho de mango! Mmm, está buenísimo, esponjoso, suave y con un sabor delicioso a mango. Ahora hay unos mangos estupendos, de la Costa Tropical, su sabor no tiene nada que ver con los mangos que vienen de otros lugares, así que vamos a aprovecharnos para preparar este bizcocho con fruta de temporada.

En casa siempre me gusta preparar un bizcocho casero cada semana porque a los peques les encanta, así que intento variarlos, por ejemplo bizcocho de nata o un bizcocho de yogur y prepararlos con frutas como el bizcocho de mango que hoy os traigo o el bizcocho de calabaza.

Los bizcochos caseros son una idea estupenda para las meriendas o los desayunos de los peques de la casa, así que animaos a hornear este bizcocho de mango porque seguro que repetís.

Bizcocho bicolor con cobertura de chocolate

bizcocho-bicolor-con-cobertura-chocolate

En verano nos resistimos a encender el horno y no me extraña con las temperaturas tan altas que estamos teniendo, pero a todos nos gusta un rico desayuno y un bizcocho bicolor con cobertura de chocolate no es tan sólo un rico desayuno, es “el desayuno”.

Por ello, merece bien la pena pasar un poquito de calor, aunque si estáis pensando “¡nooo!… yo no enciendo el horno ¡menudo bochorno!”, os traigo la solución: ¿por qué no horneamos por la noche? Yo lo hago.

Las temperaturas son más frescas y apetece mucho más. Mientras preparamos la cena, mezclamos los ingredientes del bizcocho, los incorporamos al molde y al horno, ¡nada más! Mientras cenáis, el bizcocho va horneándose y una vez terminéis de cenar, ¡estará listo! ¿Magia?

Una vez horneado el bizcocho, preparamos la cobertura de chocolate. No os dejéis este paso porque hace que el bizcocho sea mucho más especial. Pensad en la textura: esponjosa, suave, aromática y con el crujiente de la cobertura… ¡irresistible!

Lo conservaremos en la nevera una vez terminado y a disfrutar.



Blogroll

  • Pequeviajes
  • Kireei
  • Kidsrezepte
  • Muchobaby Embarazo Bebes
  • Cocinando Entre Olivos
  • Pequeocio
  • Qué divertido
  • Fiestas y Cumples