Padres al borde de un ataque de nervios…

…Así titularía yo la película de todos los días de la mayoría de los padres cuando se enfrentan a la alimentación infantil. El único consuelo es no sentirse solos en esta dura batalla de todos los días…

alimentacion-infantil

“Esto no me gusta. No puedo más. Quiero otra cosa”. La hora de la comida es un verdadero suplicio para la mitad de los padres andaluces, que se encuentran con reproches y quejas cada vez que sientan a la mesa a sus hijos. Así se desprende del último estudio elaborado por el Observatorio de la Nutrición Infantil de los laboratorios Abbott, que se presentó ayer en Sevilla. De esta forma, el 47% de las familias andaluzas admite que sus pequeños se alimentan poco y mal, lo que convierte el acto de comer “en un momento desagradable del día”. Según este estudio en Sevilla son más de 103.000 niños los que tienen malos hábitos en la mesa.

El pediatra y profesor de Alimentación Infantil de la Pablo de Olavide Alfonso Rodríguez advirtió de que más de 425.000 niños de entre 1 y 10 años en Andalucía “comen mal”, ya que “se pasan semanas y semanas en las que no prueban las verduras, las legumbres o el pescado”.

Con el tiempo los malos hábitos de alimentación se van a multiplicar, “lo que puede suponer un riesgo tanto para el desarrollo físico, como para otro tipo de problemas como el escaso rendimiento escolar”, abundó Rodríguez. Casi un 70% de los padres reconoce que el problema del hijo preocupa de forma importante en la familia por sus repercusiones.

El psicólogo infantil Luis Torres, por su parte, aludió a la incorporación de los dos cónyuges al mercado laboral y a la proliferación de familias monoparentales como factores “que dificultan el que a la comida se le pueda dedicar un tiempo suficiente o que se lleve a cabo de forma correcta”. Además, el 90% de las familias cede en las comidas a los deseos del niño o bien acaba gritándoles o castigándoles, según Torres.

Los menores que comen mal necesitan un suplemento nutricional. “No hablamos de fármacos, sino de que a las comidas se le añada más aceite o se hagan más platos rebozados o empanados que aporten más calorías a los niños”, explicó el doctor Rodríguez.

Ingerir pocos alimentos no es sinónimo de delgadez. Aunque parezca paradójico, los niños que comen mal “pueden sufrir sobrepeso en el futuro”, aseguró el pediatra. De hecho, el 4% de estos niños está por encima de su peso.

El experto explica que las discusiones y los enfados a la hora de comer llevan al niño a negarse a participar de la comida, “puesto que concibe este momento como una situación de estrés y por tanto intenta evitarla a toda costa, con la consiguiente imposición por parte de los padres, la discusión y vuelta a empezar”. Así, el estudio detecta que en el 40% de las ocasiones la hora de comer termina en enfrentamiento.

Las distracciones no ayudan. El 75% de los niños come viendo la televisión. Que colaboren a preparar la mesa, que la comparta con los adultos o evitar la televisión son pautas aconsejables. Hay que ser pacientes, firmes y consistentes.

Fuente: Qué

Imagen: Arwen Abendstern

5 comentarios sobre “Padres al borde de un ataque de nervios…”

    1
  1. Se que darle de comer a los niños es un verdadero reto y para lo es mi nieto de 1 año 8 meses como verduras, papillas y su postre todos los dias muy bien balancada que pue con mantquilla, que brocoly, que pescado, mucha zanahoria, zapallo etc, se lo preparo como papillas a veces fideos etc, con pollo otras veces con carne, esparragos bien. Pero no mastica, eso no mastica apenas encuentra algo que no se chanco bien abre la boca y se lo saca y para mi es un tormento….que hacer…tiene apetito si come …pero no mastica todo se lo doy bien chancado pero mastica galletas, tostadas etc.

  2. 2
  3. Deseo de todo corazon un consejo de como enseñar a mi nieto a masticar los alimentos si de comer come hasta gracias dice pero no mastica y es para mi un tormento…..un consejito me caeria bien …gracias.

  4. 3
  5. hola soy loli tengo un sobrino con tres añitos y es alergico al huevo gracias a bosotros e podido sacar algunas recetas para el,las pondre en prasticasa y ya os cuento ,unsaludo desde bollullos huelva.feliz 2010

  6. 4
  7. hola teresa ,te quiero contestar desde mi esperiencia,no hay que agobiarse porque no mastique,si no mastica es orque para el es mas facil tragar que masricar de todas maneras es muy pequeño aun,a mi me decialel pediatra que cuando tubiese 18 años seguro que masticaba.conclusion como sabes que no es un problema porque ves que mastica cuando quiere, tiempo al tiempo un beso

  8. 5
  9. Está muy bien el artículo, pero…. qué actitud tomar ante la rabieta y la negativa del niño si este se niega a comer? Yo he optado por darle la comida de merienda ante la máxima de que “cuando tenga hambre comerá”, ya que si no, los alimentos que ingiere pueden ser insuficientes para su correcta nutrición. En mi caso convertir la comida en una guerra no sólo no sirve de nada sino que empeora el problema… aunque me encantaría tener unas pautas de actuación… mi niña tiene 19 meses y sólo come fruta entera y ensalada en la guardería. Conmigo no hay manera…. y tengo miedo que eso se vaya agravando conforme vaya creciendo. Día a día trato de, calmadamente, que coma bien. Según una nutricionista amiga, los niños comen peor en casa para que sus padres les echen más atención ya que no los ven n todo el día. ¿qué hacer entonces para no tener un graaaaan problema en la primera y segunda infancia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.