Bollos suecos de Santa Lucía (receta navideña de Lussekatter)

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas | 3 votos
Cargando...
Receta bollos suecos de Santa Lucía

Los Lussekatter bollos suecos de Santa Lucía son unos bollos dulces de azafrán, que en Suecia se preparan tradicionalmente para el 13 de diciembre, fiesta de Santa Lucía. Su nombre en sueco, lussekatter, significa literalmente «gatos de Lucía». Estos deliciosos bollos son un dulce navideño típico, y se suelen acompañar con café o con glögg, un vino caliente especiado.

Su forma más característica es la que os compartimos en nuestra receta, una tira de masa que se enrolla en dirección opuesta desde cada extremo, creando una forma parecida a una «s». Este formato se llama julgalten, pero cuando se presentan dos lussekatter uno junto a otro se llaman julvagn («coche de Navidad»), y dispuestos en forma de cruz se denominan julkors («cruz de Navidad»).

Estos bollos o panecillos conocidos también como bollos suecos de azafrán no son excesivamente dulces, por lo que además de comerlos solos, que están muy ricos, también podemos acompañarlos tanto con alimentos dulces como salados.

La cocina nórdica incluye muchas recetas de bollería que han trascendido los confines de los países de origen, como los famosos rollos de canela o cinnamon rolls, o el kringle de Estonia. En esta ocasión vamos a añadir otro delicioso dulce, estos magníficos bollos de Santa Lucía Lusserkatter.

Receta de bollos suecos de Santa Lucía

Ingredientes (12 bollos)

  • 500 g de harina de fuerza (harina con un alto porcentaje de gluten)
  • 80 g de mantequilla
  • 1 g de hebras de azafrán (puedes comprarlas aquí)
  • 80 g de azúcar
  • 200 ml de leche
  • 70 ml de nata (crema de leche)
  • 20 g de levadura fresca prensada (o 7 g de levadura seca de panadero como esta)
  • 1 pizca de sal
  • uvas pasas
  • 1 huevo para pintar

Cómo hacer bollos de Santa Lucía

Receta bollos de Santa Lucía

Preparamos la infusión de azafrán

En un cazo ponemos la leche y la nata al fuego suave y calentamos un poco, no tiene que llegar a hervir. Retiramos del fuego. Fundimos la mantequilla en el microondas o al fuego bajo, sin que hierva, lo añadimos al cazo de la leche, incorporamos las hebras de azafrán, removemos, cubrimos y dejamos en infusión por 30 minutos.

Hacemos la masa de los bollos de Santa Lucía

En un cuenco grande mezclamos la harina con el azúcar y la sal. Una vez que hayan pasado los 30 minutos, disolvemos la levadura en la mezcla de leche y azafrán. Hacemos un hueco al centro de la harina, vertemos la leche con la levadura y amasamos, primero con un tenedor, uniendo de a poco los ingredientes secos de los bordes a la mezcla central, y luego con las manos. Pasamos el bollo a una superficie enharinada y amasamos durante unos minutos, hasta obtener una masa suave y homogénea. Si tenéis amasadora os simplificará el trabajo, con el gancho amasáis por 5 minutos.

Formamos una bola con la masa, aceitamos un bol, colocamos la bola dentro, cubrimos con film de cocina y dejamos reposar en un lugar cálido y sin corrientes hasta que doble su volumen. Os sugerimos poner el bol dentro del horno apagado con la luz encendida. Este proceso puede llevar unas 2-3 horas, depende de la temperatura.

Formamos los lussekatter

Una vez que la masa ha duplicado su volumen, la ponemos sobre una superficie enharinada y la amasamos unos segundos para quitarle el aire. La dividimos en 10-12 partes iguales, y con cada parte formamos unas salchichas largas. Enrollamos los extremos de cada salchicha hacia el centro, uno para arriba y el otro para abajo, para formar una especie de «S». Vamos poniendo los bollos suecos de Santa Lucía en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear o  un tapete de silicona como este, bien separados entre sí porque van a seguir creciendo. Cubrimos con un paño limpio y dejamos leudar de nuevo hasta que dupliquen su volumen, aproximadamente 1 hora, en un lugar cálido y sin corrientes.

Horneado de los bollos suecos

Precalentamos el horno a 180°C, calor arriba y abajo.

Una vez que los bollos han crecido, los pincelamos delicadamente con huevo batido y ponemos una uva pasa en el centro de cada rosca. Ponemos la bandeja en el nivel central de horno y horneamos unos 12-15 minutos, o hasta que estén dorados. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla (si no tienes es muy útil, puedes comprarla aquí).

Receta lussekatter

Consejos para hacer Lussekatter perfectos

  • El leudado de la masa: para que las masas con levaduras crezcan como es debido necesitan tiempo y un ambiente cálido. Nosotros siempre ponemos la masa dentro del horno apagado con la luz encendida. Incluso se puede acelerar un poco más el leudado calentando el horno a 50°C como máximo, apagándolo y poniendo dentro la masa. Por el contrario si por ejemplo queremos preparar la masa el día anterior, podemos usar la mitad de levadura, dejar descansar 30 minutos a temperatura ambiente y luego toda la noche en la nevera, siempre tapado. Al día siguiente la quitamos de la nevera y la dejamos volver a tomar temperatura ambiente unos 30 minutos antes de seguir con la receta.
  • La harina: necesitamos harina de fuerza, que es como se llama en España a la harina de trigo con un porcentaje alto de gluten. La fuerza de las harinas se indica en el paquete con el parámetro W, a mayor W mayor fuerza. La harina de fuerza tiene alrededor de 350 W.
  • La levadura: tiene que ser de panadería, mejor la fresca (se vende en el reparto refrigerados del supermercado) o si no la conseguís puede ser seca (como esta). Pero no tenemos que confundirla con los polvos de hornear que en España llamamos también (y erróneamente) levadura química, como la famosa Royal. Este tipo de agente leudante no sirve para esta receta.
  • Conservación: como todos los productos de bollería, cuando está más bueno es el mismo día. Un truco para que conserve mejor su jugosidad si es que lo vamos a guardar más de un día, es utilizar azúcar invertido en lugar del azúcar normal en la masa, exactamente la misma cantidad. Se pueden congelar una vez horneados, luego los descongelamos en la nevera y antes de comer les damos una golpe de microondas de pocos segundos, para que vuelvan a estar esponjosos y aromáticos.

Cómo hacer azúcar invertido fácil y rápido

Otras recetas de bollería que te gustarán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de enviar la solicitud debes leer la información básica sobre protección de datos aquí

Kidealia Media SL te informa de que los datos de caracter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario seran tratados por Kidealia Media SL como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimacion: Consentimiento del interesado.


Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estaran ubicados en los servidores de Cyberneticos Hosting SL (proveedor de hosting de Kidealia Media SL) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cyberneticos. El no introducir los datos de caracter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podra tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podras ejercer tus derechos de acceso, rectificacion, limitacion y suprimir los datos en info@kidealia.es asi como el derecho a presentar una reclamacion ante una autoridad de control. Puedes consultar la informacion adicional y detallada sobre Proteccion de Datos en nuestra pagina web: pequerecetas.com, asi como nuestra politica de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.