CARACOLES EN SALSA, 3 recetas fáciles (vas a querer probarlas todas) | PequeRecetas

CARACOLES EN SALSA, 3 recetas fáciles (vas a querer probarlas todas)

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas | 2 votos
Cargando…
Receta de caracoles en salsa

Los caracoles son uno de esos platos que amas u odias; pero si eres de los que ama los caracoles en salsa… ¡más que amor es una pasión arrasadora! Así que vamos a prepararlos de 3 modos diferentes (con un extra): haremos unos caracoles en salsa que puede ser picante o no, según vuestro gusto; prepararemos unos caracoles a la vizcaína y también unos caracoles con salsa de almendras, tan típicos en la costa andaluza.

Como toda receta típica o tradicional, cada maestrillo tiene su librillo, y por supuesto también nosotros el nuestro. Así que os daremos nuestras recetas y nuestros trucos para preparar estos caracoles «pa’ mojar pan». Importante también decir que los caracoles son ricos en proteínas de buena calidad, ya que contienen los aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo ya que no puede sintetizarlos por sí solo. También son una fuente importante de hierro para combatir la anemia, y de vitamina E, un potente antioxidante.

Vamos a ver entonces estas fantásticas -y fáciles- recetas…

Cómo limpiar y cocinar caracoles

Antes de pasar a las recetas tenemos que ver cómo se limpian y se cocinan los caracoles. A continuación os lo explicaremos, teniendo en cuenta que este procedimiento es necesario si compramos los caracoles vivos. Si los compráis precocidos o congelados se salta todo este paso.

  1. Se dejan en ayunas 1 o 2 días, dentro de un recipiente (algunas personas ponen un vasito con harina dentro). Si son de campo el ayuno se debe prolongar por unas 2 semanas.
  2. Luego se lavan bien bajo el agua, uno a uno.
  3. Luego los ponemos en una olla, los cubrimos de agua y añadimos romero, tomillo, o laurel. Ponemos la llama al máximo para que comiencen a hervir rápido.
  4. Cuando el agua comienza a hervir, añadimos sal y comenzamos a espumar, es decir retirar la espuma que se va formando, que es la baba de los caracoles, con una espumadera.
  5. Bajamos el fuego para que no desborde y seguimos retirando la espuma hasta que ya no se forme más.
  6. Cocinamos durante 10 minutos a fuego medio, dejamos enfriar y escurrimos.
  7. Ahora tenemos los caracoles precocidos, listos para usar en nuestras recetas, o incluso para congelar.

En el vídeo que os hemos dejado más arriba podéis ver todos los pasos en detalle.

Caracoles en salsa picante (o no)

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1.500 kg de caracoles ya limpios y precocidos
  • 2 guindillas (opcional)
  • 2 cebollas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • 400 g de tomate triturado
  • 2 hojas de laurel
  • 4-5 hojas de hierbabuena
  • 1 cucharada de pimentón
  • 500 ml de caldo de carne o de ave
  • 150 ml de vino blanco
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

CONSEJO: si os gusta también podéis añadir medio pimiento verde y medio pimiento rojo con la cebolla.

Cómo hacer caracoles en salsa

Receta de caracoles en salsa

Cortamos la cebolla en juliana fina. En una cacerola grande ponemos un buen chorreón de aceite y cuando esté caliente, echamos la cebolla. Echamos un poco de sal y sofreímos hasta que la cebolla empiece a ponerse transparente. Añadimos los ajos sin pelar, solo con un corte en el medio, y las guindillas (si no te gusta muy picante puedes poner menos o incluso no ponerlas). Añadimos también el laurel y la hierbabuena, removemos y dejamos sofreír 2 o 3 minutos.

Cómo hacer caracoles en salsa

Echamos el pimentón, removemos, sofreímos unos segundos y añadimos el tomate triturado. Removemos, dejamos sofreír 5 minutos y echamos el vino blanco. Dejamos evaporar el alcohol (2 o 3 minutos). Ahora agregamos los caracoles bien escurridos, cubrimos con el caldo de carne o ave y dejamos cocinar a fuego medio con la cazuela tapada, removiendo de vez en cuando, por unos 40 minutos, o hasta que al probar un caracol esté tierno.

Servimos.

Caracoles a la vizcaína

Caracoles en salsa vizcaína

Ingredientes

  • 1 kg de caracoles limpios y precocidos
  • 2 cebollas
  • 1 cebolleta
  • 500 g de tomate triturado
  • 200 g de chorizo picante
  • caldo de carne o ave (o el caldo de la cocción de los caracoles)
  • la pulpa de 6 pimientos choriceros
  • 150 g de jamón serrano
  • media guindilla
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra

Receta de caracoles en salsa a la vizcaína

Picamos las cebollas y la cebolleta. En una sartén o cacerola amplia calentamos un buen chorreón de aceite de oliva. Echamos las cebollas y la cebolleta picadas y sofreímos por 5 minutos. Añadimos el chorizo y el jamón cortados en trozos y removemos. Cuando estén bien dorados, agregamos el tomate y la pulpa de los pimientos bien picada. Cocinamos a fuego medio durante unos 20 minutos, y añadimos sal a gusto.

Añadimos los caracoles, la guindilla y continuamos la cocción durante unos 30-4o minutos más, si vemos que se va secando añadimos caldo. Cuando los caracoles estén tiernos, está listo para servir.

Te puede interesar: Bacalao a la vizcaína

Caracoles en salsa de almendras

Ingredientes

  • 1.5oo kg de caracoles limpios y precocidos
  • 1 pimiento choricero
  • 250 g de almendras
  • 2 cebollas
  • 1 tomate grande
  • 4 dientes de ajo
  • 2 pastillas de caldo de ave
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1/2 cucharadita de comino
  • sal
  • aceite de oliva

Cómo hacer caracoles con salsa de almendras

Ponemos a hervir los caracoles precocidos en agua con 2 pastillas de caldo de ave (si los cocemos en el momento simplemente añadimos las pastillas al agua). Mientras preparamos la salsa.

En una sartén con un poco de aceite freímos las almendras y los dientes de ajo pelados. Reservamos.

En el mismo aceite, sofreímos la cebolla picada. Cuando esté dorada añadimos el tomate rallado, y dejamos sofreír 5 minutos. Cuando el tomate esté frito añadimos el pimentón sin dejar de remover.

Ponemos en el vaso de la licuadora la cebolla con tomate, la pulpa del pimiento choricero, las almendras con los ajos y el comino. Añadimos la salsa a los caracoles, rectificamos de sal si hace falta y dejamos cocer 30-40 minutos más, hasta que los caracoles estén tiernos.

Caracoles en salsa en olla GM

Ingredientes: 1 kg de caracoles precocidos; 150 g de jamón serrano en taquitos; 200 g de chorizo picante (o dulce) en trozos; 2 guindillas (opcional); 1 cucharada de pimentón; 1 pastilla de caldo de carne; orégano; tomillo; 1/2 cucharadita de comino molido; 2 hojas de laurel; 2 cebollas; 3 dientes de ajo; 150 ml de vino blanco; aceite de oliva; sal.

Preparación: Ponemos 2 cucharadas de aceite en la cubeta y programamos menú sofreír 140°C (o menú plancha). Cuando el aceite esté caliente añadimos la cebolla picada fina y los dientes de ajo en láminas. Dejamos sofreír hasta que la cebolla esté transparente. Agregamos el chorizo y el jamón, removemos y dejamos dorar un poco. Añadimos el pimentón, removemos inmediatamente e incorporamos el vino, dejamos evaporar el alcohol.

Ponemos los caracoles en la cubeta y cubrimos con agua, agregamos el tomillo, el orégano, el comino, el laurel, la guindilla, la pastilla de caldo y una pizca de sal. Cancelamos menú, cerramos tapa y válvula y programamos menú guiso 140°C presión media (o menú cocina) 15 minutos. Dejamos que se despresurice y abrimos.

Consejos para hacer unos caracoles perfectos

Además de los consejos de estos amigos andaluces (que de caracoles saben mucho) que podemos ver en el vídeo, os sugerimos:

  • LIMPIAR LOS CARACOLES: Dependiendo de la zona donde viváis, será más fácil o más difícil encontrar los caracoles, sobre todo vivos. Si los conseguís vivos y son de criadero, vienen más limpios. Si son de campo pues habrá que limpiarlos con más cuidado. Por seguridad podéis dejarlos en ayunas más días. Esto significa dejarles sin comer, porque durante ese período el caracol forma un tabique y se aísla en el interior del caparazón, consumiendo los restos de comida que le quedan en el intestino y por lo tanto purgándose.
  • CARACOLES CONGELADOS: un buen compromiso para quienes viven en zonas donde es difícil encontrar los caracoles, o simplemente para quienes les tienen un poco de idea, es comprarlos ya precocidos. Se consiguen congelados en los supermercados, y se ahorra mucho trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.