circuito contador

Niños y verduras: Cómo conseguir que les gusten

niño con verdurasLa mayoría de los niños y adolescentes no comen las raciones de verduras recomendadas. Aunque en este grupo también nos deberíamos incluir los adultos, porque ¿cuantos de vosotros comeís las cinco raciones de frutas y verduras al día?…

Una vez más os volvemos a insistir en la importancia de consumir frutas y verduras, y os recordamos que los niños imitan el comportamiento de los adultos, si léeis, leen, si coméis verdura, ellos también acabarán por comerla. A lo mejor nunca llega a ser su plato favorito, pero la comerán…

Sobre la importancia de no rendirse en el primer intento os hablaré en otro post.

Los siguientes consejos te pueden ayudar a aumentar el consumo de verduras en todas las comidas. Cuesta poco y estamos haciendo mucho por la educación alimentaria de los más pequeños:

[ad#Adsense_Post_300x250]

  • Hay que presentar los platos de forma divertida, con ingredientes que aporten vistosidad y colorido y refuercen el atractivo. Supone un gancho para los niños y jóvenes, les llama más la atención y les resultará más apetitoso.
  • Procura que comience el día con frutas. Un vaso de zumo de fruta, rebanadas de plátano, ciruelas o fresas, etc., darán un enérgico y delicioso comienzo al día y le ofrecerán además una cantidad alta de fibra, más vitaminas y minerales y nada de grasa.
  • Las frutas se pueden llevar con facilidad a todos los lugares y pueden darle una rápida carga de sabor y energía en cualquier momento. Mete en la mochila una manzana, una naranja, una pera, un plátano o una bolsa de frutos secos o frutas desecadas.
  • ¿Tu hijo o hija siempre anda con prisa? Pon las frutas y los vegetales a su alcance. Mételos en un tazón de frutas y coloca éste sobre el mostrador en la cocina. Asegúrate de que estén visibles cuando el niño abra el frigorífico. Si los ve, es más probable que se los coma.
  • Utiliza verduras congeladas o en conserva cuando sea imposible conseguir productos frescos para que así no pasen días sin comer verduras variadas.
  • Añade frutas y verduras cortadas o en puré a los platos de carne. Por ejemplo: lomo de cerdo con puré de manzana, pechuga de pavo con piña, pollo a la naranja o pimientos, flan de espinacas y gambas, espaguetis con champiñones y setas, arroz con verduras… Utiliza las verduras picadas muy finas o ralladas para mezclar con la carne picada o con los guisos de carne o pescado.
  • Prepara postres dulces con hortalizas (tarta de zanahoria, bocaditos dulces de calabaza…) o con frutas (bizcocho relleno de frutas, pastel de manzana, yogur o helado con culis de kiwi, fresas, etc.).
  • Corta los alimentos en formas curiosas. Los hace más apetecibles. Se pueden elaborar sándwiches vegetales con lechuga, tomate, zanahoria rallada…., con queso, jamón, atún, etc., colocados en canapés cortados en forma de triángulo o círculo. Le llamará más la atención que el típico sándwich cuadrado.

Fuente: Consumer

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)
 

cforms contact form by delicious:days



Blogroll

  • Decopeques
  • Kireei
  • Kidsrezepte
  • Maria Lunarillos
  • Cocinando Entre Olivos
  • Pequeocio
  • Qué divertido
  • Fiestas y Cumples