Diente de León, ¿has oído hablar de sus propiedades?

diente de león

Si hace unos días hemos hablado del poder depurativo de la cola de caballo, los beneficios del diente de león en este sentido no se quedan atrás. Esta planta tan común, que hasta es considerada una “mala hierba”, tiene propiedades medicinales muy interesantes, que os vamos a contar hoy.

El diente de león es famoso por su efecto diurético y depurativo, pero también tiene propiedades beneficiosas para proteger el hígado, la vista, cuidar la piel contra el acné, combatir la anemia y ayudar a regular el tránsito intestinal… Tal vez te estés preguntando cómo se toma el diente de león para aprovechar de todos estos beneficios: te lo vamos a contar en este artículo, ¡no te lo pierdas!


Propiedades del diente de león

Beneficios del diente de león

Todos conocemos las preciosas flores amarillas que llamamos “diente de león”. Otros de sus nombres comunes son achicoria amarga o meacamas, pero su nombre científico es Taraxacum officinale. Sus hojas son comestibles y se utilizan crudas o cocidas; su raíz tostada se utiliza como sucedáneo del café, al igual que la raíz de la achicoria.

Son justamente las hojas y las raíces las que se suelen usar para hacer la infusión de diente de león, un modo de aprovechar todos sus beneficios. Pero ya hablaremos en detalle de cómo utilizar esta planta medicinal; primero vamos a resumir sus extraordinarias propiedades:

6 beneficios del diente de león para tu salud

Depurativa contra la retención de líquidos

Si buscas un remedio natural contra la retención de líquidos, el diente de león es tu respuesta. Gracias a su efecto diurético, permite al organismo de eliminar toxinas y líquidos en exceso. Es por ello que beber la infusión de esta planta es muy recomendable en caso de piedras en el riñón, ácido úrico alto, colesterol, diabetes, etc.

Su efecto diurético se debe a su alto contenido de sales de potasio. Para aprovecharlo se recomienda tomar 2 o 3 tazas de infusión al día. También puedes combinarlo con la cola de caballo:

Cola de caballo, ¿es adelgazante?

Protege el hígado

Consumir diente de león, ya sea en infusión o comiendo sus hojas, es muy recomendado para descongestionar el hígadomejorar sus funciones, por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. El consumo regular (3 veces por semana) previene problemas inflamatorios como el hígado graso.

Se recomienda su consumo en caso de tratamientos con medicamentos, periodos de excesos alimenticios (vacaciones, navidades, etc), y en caso de sobrepeso.

Cuida la piel

Diente de león para el acné: ¿conocías esta propiedad medicinal de la planta? Por sus propiedades antioxidantes, esta planta medicinal ayuda a depurar la sangre de las toxinas que empeoran los síntomas de enfermedades como el acné y el eccema.

Además de las propiedades antiinflamatorias que ya hemos mencionado, el diente de león también es cicatrizante, por lo ayuda a la piel a regenerarse en caso de heridas superficiales y alergias.

Puede usarse tanto en uso interno (2 o 3 tazas de infusión al día) o externo (emplastos de hojas frescas machacadas)

Combate la anemia

Las hojas de diente de león contienen más hierro y calcio que cualquier otra hortaliza. Por lo tanto, aunque el hierro de origen vegetal es de peor absorción que el de origen animal, tomar infusión de esta planta contribuye a combatir la anemia y la fatiga. También debemos sumarle su buen aporte de magnesio, vitaminas A y C y ácido fólico.

té de diente de león

Mejora la vista

Cada vez hay más evidencias científicas de que las sustancias antioxidantes contribuyen a prevenir -o retrasar la aparición- de enfermedades de la vista comunes en la vejez: las cataratas y la degeneración macular. Hemos dicho que el diente de león es rico en vitamina A; también en luteína y zeaxantina, todas sustancias antioxidantes que protegen la retina y previenen su degeneración.

Suave efecto laxante

El diente de león contiene fibra, lo que le otorga un suave efecto laxante, que contribuye a regular el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento. También se recomienda su uso en caso de indigestión o gases, porque mejora la digestión.

Cómo tomar diente de león

Cómo tomar diente de león

¿En qué modo podemos tomar diente de león para aprovechar sus propiedades? Vamos a ver sus usos más comunes:

Infusión de diente de león

Se prepara con las hojas y las raíces secas. Se pueden recolectar y secar, pero hay que tener mucho cuidado y conocer bien la planta, ya que confundirla con otra potencialmente venenosa puede ser muy peligroso. Si conocéis bien la planta y queréis recolectarla vosotros mismos, la mejor época para juntar las hojas es la primavera, y para las raíces el otoño y el invierno. Hay que lavarlas y dejarlas secar, luego guardarlas en recipientes herméticos.

En herbolarios y dietéticas podéis comprarla ya lista para su uso.

Cómo se prepara el diente de león en infusión

Hervimos el agua; retiramos del fuego, añadimos 2 cucharadas de hojas y raíces de diente de león secas por cada taza de agua; tapamos y dejamos reposar 10 minutos antes de tomar.

Se pueden tomar hasta 3 tazas por día.

Infusión diente de león

Extracto de diente de león

El extracto tiene las mismas propiedades que la infusión, pero concentradas. Se puede comprar en herbolarios y dietéticas. Se puede tomar solo siguiendo las dosis recomendadas por los fabricantes, o añadirlo a 1 botella de agua para ir bebiéndolo durante el día.

Comer las hojas de diente de león

Hemos dicho que las hojas son comestibles, y se pueden comer tanto crudas como cocidas. Tienen un sabor amargo, de allí que también se conozca a la planta con el nombre de achicoria amarga. Para comerlas crudas, por ejemplo en ensalada, son aconsejables los brotes tiernos y jóvenes. Las hojas de plantas adultas se pueden cocinar.

Uso externo del diente de león

Si queremos aprovechar las propiedades del diente de león para la piel, podemos recolectar las hojas tiernas y machacarlas, aplicándolas sobre la zona a tratar como cataplasma. Dejamos actuar 30 minutos y retiramos.

También pueden preparase baños locales para aprovechar sus propiedades antiinflamatorias y calmantes, por ejemplo en caso de hemorroides o varices. En este caso prepararemos una decocción, del mismo modo que la infusión.

Diente de león, propiedades

Cuándo NO deberías tomar diente de león

Aunque su consumo en cantidades normales no presenta ningún peligro de toxicidad, hay casos en donde es conveniente no tomar diente de león, o consultar con el médico antes de hacerlo:

  • Cálculos a la vesícula: esta planta tiene propiedades que estimulan la producción de bilis, por lo que su consumo en caso de tener cálculos en la vesícula puede ocasionar cólicos.
  • Alergia a plantas de la familia de las compuestascomo margaritas y crisantemos.
  • Acidez estomacal o úlcera de estómago: esta planta medicinal aumenta la producción de jugos gástricos, por eso no es aconsejable su consumo en caso de patologías gástricas.
  • Embarazo y lactancia: no existe suficiente información sobre su efecto durante el embarazo y la lactancia, por lo que se aconseja consultar al médico antes de consumirla.
  • Interacción con medicamentos: los preparados de diente de león pueden interferir con la eficacia de algunos medicamentos. Por lo tanto se aconseja consultar al médico si se sigue un tratamiento farmacológico.

¡Ahora sabes todo sobre los beneficios del diente de león! Recuerda que todo lo que has leído es a mero título informativo, y no reemplaza en ningún modo a las indicaciones de un profesional de la salud.

Imagen principal Freepik

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)