Cómo abrir un coco en 4 pasos (método rápido y fácil) | PequeRecetas

Cómo abrir un coco en 4 pasos (método rápido y fácil)

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas | 1 votos
Cargando…
Cómo abrir un coco

Si no sabes cómo abrir un coco, puede que desistas de comprar y comer esta deliciosa fruta, pensando que es muy trabajoso. Pero en realidad es solo cuestión de maña; te vamos a explicar cómo partir un coco de manera rápida y fácil, aprovechando toda la carne y también el agua de coco que es muy rica.

Además te vamos a contar cómo escoger un coco y luego conservarlo del mejor modo. También veremos 5 buenos motivos para comer esta fruta, ya que tiene muchas propiedades para la salud.

¿Quieres saber cómo romper un coco? No te pierdas lo que te vamos a contar.

Cómo abrir un coco en casa

  1. Lo primero que hay que hacer es vaciar el agua contenida en el coco. Para ello, veréis que el coco tiene en una punta tres ‟ojos”; uno de ellos es más blando, clavad en él un pincho de metal como los que se usan para hacer las brochetas o un sacacorchos y vaciad el agua en un vaso, usando un colador para que no se vayan trozos de cáscara. El agua de coco se usa para muchas cosas, pero también nos va a servir para conservar el coco si no vamos a comerlo en el momento.
  2. Con un martillo o el canto de una cuchilla grande, debéis ir dando golpes en la ‟línea de Ecuador” del coco, es decir todo alrededor de la parte más ancha, equidistante entre los dos «polos» del coco. Hay que continuar dando golpes a lo largo de esta línea, girando el coco, hasta se abra a la mitad.
  3. Para remover la corteza externa del coco, volvemos a dar unos golpes secos con el martillo en las mitades del coco para obtener trozos más pequeños, y que la cáscara se despegue. Ahora podéis hacer palanca con una cuchara o un cuchillo y el coco se desprenderá de la corteza.
  4. La cáscara más delgada marrón que os ha quedado en los trozos de coco se puede quitar con un pelapatatas.

Cómo partir un coco

Te puede interesar: Cómo pelar una granada

Cómo escoger y conservar un coco

Para saber si un coco está fresco, tienes que notarlo pesado: cuanto más pesado es, más agua tendrá en su interior. También puedes sacudirlo cerca de tu oreja: notarás el sonido del agua. De este modo te asegurarás de comprar un coco fresco y jugoso.

¿Cuánto tiempo dura el coco en la nevera?

El coco sin abrir dura hasta dos meses, y no hace falta tenerlo en la nevera. Una vez abierto, si no lo consumes en el momento lo tienes que poner en un recipiente tapado con su agua (si hace falta añade agua corriente hasta cubrirlo) en la nevera. De este modo durará al máximo 5 días.

¿Cómo se puede comer el coco?

Cómo se abre un coco

El agua de coco se puede beber, es deliciosa y refrescante. Su pulpa se puede comer tanto cruda como tostada.

El coco tostado se puede añadir al yogur, a los cereales, ensaladas, helados, etc. Para preparar hojuelas de coco tostado puedes rallarlo con la parte más gruesa del rallador, o usar un pelapatatas. Una vez que hayas obtenido tus hojuelas, distribúyelas en una bandeja cubierta con papel para hornear y tuéstalas en el horno precalentado a 160°C durante unos 10 minutos, o hasta que los veas ligeramente dorado. De este modo se conserva hasta 2 meses en un recipiente hermético.

Puedes rallar el coco y utilizarlo en un sinfín de recetas como estas:

5 buenos motivos para abrir un coco

Ahora que sabes cómo se abre un coco, te vamos a dar muchas buenas razones para comerlo. Ten en cuenta que es una de las frutas más calóricas: según la Fundación Española de Nutrición, tras el agua la grasa es su principal componente, y el 86% de este contenido son grasas saturadas. Por lo tanto se recomienda su consumo con moderación.

Antioxidante

El coco es rico en vitamina E, selenio y zinc, sustancias con propiedades antioxidantes. Recordemos que los antioxidantes ayudan a prevenir los daños de los radicales libres en tu cuerpo, el envejecimiento prematuro de la piel e inflamación de los tejidos. También protegen de ciertos tumores, afecciones cardiovasculares, inflamaciones y virus.

Ayuda a regular la presión

Su contenido de potasio lo convierte en una fruta que puede ayudar a mantener una presión arterial normal.

Hidratante

El agua de coco es rica en minerales que ayudan a evitar la deshidratación. Además el agua es baja en calorías, por lo que se la considera una bebida isotónica natural.

Mejora el tránsito intestinal

Es rico en fibras, por lo que mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento gracias a sus propiedades laxantes.

Fortalece los huesos

Su contenido de magnesio, fósforo y calcio lo convierten en un alimento aliado de la salud de los huesos, ya que son minerales que participan en su proceso de mineralización.

Te puede interesar: Propiedades del aceite de coco

Ya sabes, comer coco fresco en cantidades moderadas hace bien a la salud, así que aprovecha nuestros consejos y la próxima vez que veas este fruto en el mercado ¡no lo dudes y cómpralo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.