Bruschetta italiana (10 recetas perfectas)

Pin It Por
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Bruschetta italiana

La bruschetta es el entrante o aperitivo italiano por excelencia: forma parte del menú de todos los restaurantes y no hay aperitivo donde no las sirvan. Es que tienen la ventaja de poder prepararse prácticamente con cualquier cosa: verduras, pescado, embutidos, quesos… la bruschetta italiana ¡queda bien con todo!

Las bruschettas son muy similares a las tostas: una rebanada de pan tostado y rociado con un buen aceite de oliva virgen extra y saborizado con ajo. Sobre esta tostada podemos servir de todo, lo más clásico es el tomate cortado bien pequeño y aliñado con aceite, ajo, albahaca y sal. Esta es la receta clásica que os vamos a explicar, y a continuación encontraréis otras 9 recetas de bruschetta originales y deliciosas.

Receta de bruschetta italiana

Ingredientes

  • Pan de pueblo de miga compacta cortado en rebanadas de unos 2 cm
  • aceite de oliva virgen extra de buena calidad
  • ajo
  • tomates sabrosos, por ejemplo de la variedad corazón de buey
  • albahaca fresca
  • sal y pimienta

Cómo hacer bruschetta con tomate

Preparamos el condimento de tomate

Lavamos los tomates y los cortamos en cubos pequeños, eliminando semillas y agua interior. Picamos 1 o 2 dientes de ajo bien pequeño, los añadimos a los tomates en un cuenco, condimentamos con sal, pimienta, aceite y unas hojas de albahaca fresca cortadas con las manos. Mezclamos y dejamos que los tomates cojan sabor, mejor si los preparamos un buen rato antes.

Tostamos el pan

Bruschetta receta original

Tostamos las rebanadas de pan. El método tradicional es tostarlas a la parrilla, si tenéis la suerte de tener una barbacoa, las ponéis a tostar allí y os aseguramos que serán un bocado de paraíso. Pero lo más sencillo es hacerlo en el horno, en una sartén antiadherente, en la plancha. Simplemente calentamos el horno a 200°C (función grill si la tenéis) y ponemos la bandeja con las rebanadas de pan en el nivel más alto del horno. En pocos minutos (3 o 4) estarán doradas, las damos vuelta y doramos del otro lado.

En caso de usar la plancha o la sartén, las calentamos bien (no hace falta aceitar) y tostamos las rebanadas de pan de ambos lados.

Condimentamos las bruschettas

Ni bien retiramos las rebanadas de pan del horno o la plancha, las rociamos con un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra, y restregamos con un diente de ajo cortado a la mitad, frotando el lado del corte contra el pan.

Disponemos en una bandeja, ponemos una buena cucharada del condimento de tomate sobre cada bruschetta y servimos inmediatamente.

✅ PEQUETIP 👉 Las bruschettas se tienen que servir calientes, recién hechas. Si se enfrían absorben demasiado el condimento y se ablandan. Por lo tanto si tenéis que preparar muchas, podéis ir sirviéndolas en tandas.

Bruschetta con verduras cocidas

Las verduras a la plancha o asadas son ideales para servir con bruschettas. Podéis preparar diferentes verduras: calabacines y berenjenas a la planchapimientos asados, setas, cebollas, etc. También quedan muy bien los vegetales salteados como los champiñones al ajillo o la cebolla caramelizadaPodéis añadir un poco de queso feta, o mozzarella, un chorro de aceite de oliva, sal y pimienta, ¡y listo!

Bruschetta caprese

Cómo hacer bruschetta

¿Os gusta la ensalada caprese? Pues le va de maravillas a la bruschetta, solo tenemos que cortar el tomate y la mozzarella más pequeño. También podemos usar tomates cherry, y si os gusta unas gotas de vinagre de Módena.

Bruschetta con salsa pesto y queso de cabra

Una combinación de sabores deliciosa: salsa pesto, queso de cabra, tomates cherry asados (o podéis usar tomates secos en aceite), unas hojas de rúcula, un chorrito de aceite de oliva y unas gotas de vinagre de Módena, ¡un manjar!

Bruschetta con verduras en crudo

Las verduras en crudo son una opción perfecta para el verano, fresca y sencilla. Lo ideal es utilizar verduras de temporada: os sugerimos tomate, cebolleta, pimiento, maíz, y albahaca.

Bruschettas con jamón y parmesano

Una combinación muy italiana: tomate, jamón crudo, rúcula y virutas de queso parmesano. Simplemente sobre el condimento de tomate que hemos visto al principio, colocamos un poco de rúcula, unas gotas de aceite, una loncha de jamón y unas virutas de queso parmesano.

Otras recetas

  • Atún y aceitunas negras: rehogar 1 cebolla blanca cortada en juliana en 1 cucharada de aceite, hasta que esté blanda y transparente. Preparar las bruschettas y distribuir encima la cebolla, un poco de orégano seco, atún en aceite de oliva escurrido, aceitunas negras picadas y un poco de zumo de limón.
  • Pesto de rúcula, carne y alubias: preparar un pesto picando rúcula, queso parmesano, un puñado de piñones, aceite de oliva virgen extra y sal. En un cuenco mezclar alubias blancas ya cocidas, tomates cherry en cubos, aceite y pimienta. Preparar las bruschettas, untar la superficie con el pesto, distribuir encima las alubias con tomate y carne en conserva.
  • Carpaccio: servir el carpaccio de ternera sobre la bruschetta con queso grana padano, rúcula y salsa citronette, como os indicamos en esta receta> carpaccio de ternera
  • Cecina de león, camembert y setas: preparar las bruschettas y disponer encima una rebanada de queso camembert, una loncha de cecina de León y setas en aceite. Espolvorear con perejil fresco picado y pimienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.