Crema catalana

Crema catalana

La crema catalana es un postre que seguro que habéis probado… es una variante de la creme brulée francesa y consiste en una crema pastelera con base de yema de huevo que se suele cubrir con una capa de azúcar caramelizado en su superficie para aportar un contraste crujiente y más divertido. En Cataluña es tradicional tomarla el día de San José.

La elaboración de la crema catalana es muy fácil, aunque para quemar su superficie es necesario que dispongáis de un soplete o un quemador especial de cocina, de ahí que en algunas zonas se conozca este postre como crema quemada.

Podemos encontrar en los comercios numerosos preparados para elaborar la crema catalana, pero os aseguro que se tarda lo mismo y que es muy fácil de preparar y no hay nada como un postre casero hecho por nosotros. Además ahora en cualquier ferretería o tienda especializada podéis adquirir un soplete a un precio muy económico.

¿Estamos preparados entonces para disfrutar en familia de una deliciosa crema catalana?… ¡Que os aproveche!

Crema catalana

Ingredientes:

  • 10 yemas de huevo
  • 180 gramos de azúcar
  • 40 gramos de maicena
  • 1 litro de leche
  • La piel de un limón
  • Una rama de canela
  • Azúcar (1 cucharada por recipiente)

Cómo hacer crema catalana:

Crema-catalana-pasos

Le damos sabor a la leche para la crema

Vertemos la leche en un cazo, le añadimos la piel de limón y la ramita de canela y lo ponemos a calentar a fuego medio hasta que hierva.

Mezclamos los ingredientes

Mientras tanto vamos preparando el resto de la mezcla, ponemos las yemas en un bol, añadimos el azúcar y la maicena, mezclamos bien hasta que quede una masa homogénea.

Incorporamos a la leche los ingredientes para la crema

Cuando la leche ya esté hirviendo bajamos el fuego y retiramos la piel de limón y la ramita de canela. Echamos un poco de leche en la mezcla, para aumentar la temperatura y mezclamos bien. Añadimos toda esta mezcla al cazo, sin dejar de remover, hasta que quede espeso.

Presentación de la crema catalana

Crema-catalana-(1)
En el momento en que el grado de espesor nos parezca el adecuado retiramos del fuego, repartimos en cazuelitas individuales y dejamos enfriar; hay que pensar en dejar un pequeño margen ya que al enfriarse la crema espesará por sí sola. Es muy importante que la crema esté fría, ya que de este modo el azúcar no se mezclará con la crema cuando la quememos.

Cuando vayamos a servir cubrimos la superficie con azúcar y la quemamos con un quemador o con un soplete, en casa nos gusta muy tostada, pero esto ya es a vuestra elección. Lo mejor de la crema catalana es el momento en el que rompes el azúcar con la cuchara…ese sonido es increíble y el preludio de lo que viene después ¡una delicia!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Tiramisú italiano, receta FÁCIL y rápida ¡de libro!

Ana María

Ana María es madre de 2 niños. Sus recetas son deliciosa cocina casera que invita a comer ... y sus platos siempre son bien recibidos, porque con sus imágenes paso a paso, cualquiera puede atreverse a cocinar. Colabora en Pequerecetas y también puedes seguirla en su blog Cocinando entre Olivos.

2 comentarios sobre “Crema catalana”

    1
  1. La llamada “crema catalana”, para nosotros, catalanes, es la “crema de Sant Josep”, porque aquí cada fiesta tiene su postre… y lo más importante de todo: NO es una crema “pastelera”, tal como se dice ahí arriba; la verdadera crema catalana no lleva harina ni fécula de maíz, sino ALMIDÓN DE ARROZ. Ah, y no se quema en el momento de servir, sino cuando ha enfriado lo suficiente para que no se deshaga el azúcar con el calor de la crema. Mi abuela preparaba la crema al alba del día de San José para que se enfriara a tiempo de poder quemarla (con una paleta) y que no estuviera tibia a la hora del postre.

  2. 2
  3. ¿Y cómo quemamos el azúcar si no tenemos soplete ni los quemadores que se ven en la tele?

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)