Alimentación en el embarazo: La importancia del hierro

embarazo y hierro

Uno de los principales problemas de las embarazadas es la anemia, debido a la cantidad que el propio feto necesita para su desarrollo. Para ello es fundamental seguir una alimentación equilibrada, que siempre es necesaria, pero en etapas como el embarazo se vuelve crucial para evitar futuras complicaciones en el desarrollo del embarazo.

Es fundamental que la mujer embarazada cuente con reservas de hierro en su organismo para garantizar el aporte de oxígeno necesario para el bebé. ¿Qué podemos hacer para evitar la anemia durante el embarazo?

El hierro es necesario para la producción de la hemoglobina en las células rojas de la sangre materna y fetal, una proteína encargada de llevar el oxígeno de los pulmones al resto de las células del cuerpo. El desarrollo del bebé depende en gran medida del suministro de sangre de la madre, por lo que la anemia no tratada podría ocasionar complicaciones como un crecimiento fetal deficiente o un nacimiento prematuro.

[ad#Adsense_Post_300x250]Antes de tener que recurrir a un suplemento de hierro, que puede conllevar riesgos de parto prematuro y de bajo peso, hemos de intentar una alimentación sana y variada, rica en alimentos con alto contenido en hierro, como pescados y mariscos, verduras de hoja verde, carnes rojas, legumbres, huevos…

Así ayudaremos a nuestro organismo a alcanzar la dosis de hierro recomendada en el embarazo, de 30 mg diarios, lo cual supone más del 30% de la dosis habitualmente indicada. Y también es fundamental que la dieta en su totalidad ayude a asimilar correctamente este mineral.

La ingesta de carne o pescado una vez al día, así como la vitamina C, son aliados en este sentido. Tomar un cítrico al día (naranja, kiwi…) ayudará a evitar una posible anemia. También es conveniente repartir los lácteos entre varias comidas al día porque si se toman concentrados en una sola, su alto contenido en calcio (también fundamental durante el embarazo) impediría una correcta asimilación del hierro. Además, hemos de limitar la ingesta de té y de café, que también dificultarían la absorción del hierro.

Mediante estos consejos podremos tener nuestros niveles de hierro en su punto óptimo y mantener la anemia a raya, ayudando a pasar un embarazo saludable.

Fuente: bebesymas

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)