Calabacín: todas sus propiedades y las mejores recetas

Calabacín, propiedades

El calabacín es una hortaliza estrella, que no falta en el menú de ningún hogar, ¡o por lo menos no debería faltar! Es que las propiedades del calabacín lo convierten en un aliado de nuestra salud: tiene pocas calorías, fibra, aporta una buena cantidad de vitaminas y minerales y además es antioxidante. Y si a esto le sumamos que tiene un sabor delicado y delicioso; que podemos incluirlo en la dieta de nuestros hijos ya desde el comienzo de la alimentación complementaria; y que da mucho, pero mucho juego en la cocina… ¡cómo no le vamos a declarar nuestro amor eterno!

En este post encontraréis los beneficios del calabacín; las mejores recetas con calabacín y también los consejos para comprar calabacines, conservarlos y cocinarlos sin que pierdan sus nutrientes. Podéis usar el índice de aquí abajo para navegar entre las categorías.

Calabacín: 5 motivos para comerlo

Beneficios del calabacín

¿Por qué decimos que tienes que comer calabacines? Pues te resumimos sus propiedades en 5 puntos:

  1. El calabacín es apto para quienes quieren llevar una dieta baja en calorías para perder peso o por motivos de salud.
  2. Aporta vitaminas esenciales para nuestro organismo, como la vitamina C, la vitamina B y el ácido fólico
  3. Contiene minerales en cantidad, como hierro, potasio, calcio, fósforo y magnesio
  4. Es antioxidante, y su acción combate los daños ocasionados por los radicales libres
  5. El calabacín es rico en fibras que favorecen el regular tránsito intestinal

Te hemos resumido las propiedades del calabacín, pero ahora vamos a hablar un poquito más de cada una de ellas.

Propiedades y beneficios del calabacín

Propiedades del calabacín

Los calabacines son bajos en calorías

Los calabacines contienen mucha agua -el 95% de su composición- y fibras. Por estos motivos son un alimento indicado para dietas hipocalóricas, por supuesto cocinándolo sin grasas. 100 g de calabacín aportan unas 15 calorías, por lo que podemos comer un buen plato, que nos brindará saciedad, con un aporte calórico bajo.

Por estas propiedades que hemos nombrado, podemos incluir los calabacines en la dieta de personas con sobrepeso, hipertensión, retención de líquidos, etc.

También te puede interesar: Cola de caballo, ¿es adelgazante?

Las vitaminas del calabacín

Los calabacines contienen una gran cantidad de vitaminas importantes para nuestro organismo. Vamos a ver las más importantes:

  • Vitamina C: tiene una acción antioxidante; favorece la absorción del hierro de los alimentos; fortalece el sistema inmunitario y por ende nos ayuda a resistir mejor a las infecciones; es importante en la producción de colágeno, de los glóbulos rojos, de los huesos y los dientes. Un  calabacín (de 250 g) aporta 17-18 mg de vitamina C, el 20% de las necesidades diarias de vitamina C.
  • Vitaminas del grupo B: los calabacines contienen algunas de las vitaminas del grupo B, pero la única digna de mención por su concentración es la vitamina B3. Esta vitamina interviene en el equilibrio químico del sistema nervioso, regula la producción de las hormonas relacionadas con el sexo y el estrés, ayuda a nuestro cuerpo a obtener energía de los alimentos y mantiene el buen aspecto de la piel.
  • Ácido fólico: el famoso ácido fólico, también conocido como folato, es una vitamina del grupo B (B9). Se encuentra concentrado principalmente en la cáscara de la hortaliza, por lo que es importante no pelarla. El ácido fólico es importantísimo en todos los procesos de crecimiento y renovación de estructuras del organismo. Tomar ácido fólico antes y durante el embarazo ayuda a prevenir anomalías congénitas, como la espina bífida. También contribuye a disminuir el riesgo de abortoPuedes saber mucho más sobre el ácido fólico aquí.

Los minerales del calabacín

Vamos a hablar ahora de los minerales presentes en los calabacines. Es un buena fuente de potasio, y también aporta pequeñas cantidades de magnesio, fósforo, calcio y hierro. Pero veámoslo en detalle:

  • Potasio: el potasio es fundamental para que los músculos funcionen correctamente. Además es necesario para la transmisión de los impulsos nerviosos, en el equilibrio acuoso de las células, y contribuye a contrarrestar los efectos nocivos del sodio sobre la presión arterial.
  • Magnesio: es un mineral imprescindible para nuestro organismo, ya que interviene en la construcción del ADN y es necesario para que nuestros músculos y nervios funcionen correctamente. Puedes encontrar más información aquí: magnesio, un mineral mágico para la salud
  • Fósforo: es un mineral muy relacionado con el calcio, y por ello es importante para la salud de huesos y dientes.
  • Calcio: es esencial para nuestro organismo, ya que forma parte de los huesos y dientes. Ten en cuenta que para que el calcio se fije en los huesos es necesaria la presencia de vitamina D.
  • Hierro: es un mineral de fundamental importancia para el desarrollo de cualquier ser vivo. No solo es importante en el proceso de oxigenación, sino también para el metabolismo de la mayoría de las células. Además es uno de los minerales que mayores carencias provoca, en especial entre mujeres y niños. A pesar de que el hierro de origen vegetal, como en el caso del calabacín, es de difícil absorción, no hay que despreciar ninguna fuente de este mineral. Consulta nuestra lista de alimentos ricos en hierro.

Calabacín

Antioxidante

Hemos dicho que el calabacín es rico en vitamina C, que es un potente antioxidante. Como tal, contribuye a disminuir el riesgo de contraer muchas enfermedades, entre ellas las cardiovasculares, las degenerativas y el cáncer. Esto es posible gracias a que combate los radicales libres, que son la causa, además de las enfermedades que hemos nombrado anteriormente, del envejecimiento y la calvicie, entre otras.

El calabacín es rico en fibras

Los calabacines son ricos en fibra, por lo que contribuye a combatir el estreñimiento, favoreciendo un regular tránsito intestinal. Además contiene mucílagos, que son unas sustancias que suavizan y desinflaman las mucosas del aparato digestivo.

Recetas con calabacín

Ya hemos visto todos los beneficios del calabacín para la salud; ahora es el momento de ver las recetas más ricas.

Recetas con calabacín

Crema de calabacín

Templada o caliente, la crema de calabacines se puede comer durante todo el año. No te pierdas nuestra receta:

VER LA RECETA DE CREMA DE CALABACÍN

VER LA RECETA DE CREMA DE CALABACÍN CON THERMOMIX

Recetas de calabacín

Calabacines rellenos

Hay muchos tipos de rellenos que podemos usar para los calabacines: pollo, carne, pescado, verduras, jamón… os dejamos 5 propuestas de rechupete:

VER 5 RECETAS DE CALABACINES RELLENOS

Lasaña fácil de calabacín

En nuestra receta en vídeo os llevará solo 1 minuto ver cómo se prepara esta lasaña vegetal súper fácil. Podéis ver la receta completa por escrito aquí.

Otras recetas con calabacín

Pero en Pequerecetas y Pequeocio tenemos muchas más propuestas para preparar esta deliciosa hortaliza, escoge tu preferida:

Trucos para aprovechar los beneficios del calabacín

Cómo escoger los mejores calabacines

  • La carne debe ser firme y compacta, nunca blanda al tacto. La piel debe ser brillante y sin manchas.
  • Los calabacines pequeños o medianos son más tiernos y dulces. Los más grandes suelen tener muchas pepitas, y una carne menos tierna
  • Cuanto más frescos son, más dulce es su sabor

Conservación

  • En la nevera, en el cajón de las verduras, duran más de una semana. Si no tienes este cajón, puedes ponerlos en una bolsa de papel en la parte menos fría de la nevera.
  • La responsable del sabor amargo de los calabacines es una sustancia llamada etileno. Hay algunos vegetales que durante su maduración segregan esta sustancia: los melocotones, los plátanos, los melones… por este motivo, no los guardes junto con los calabacines.

Cómo cocinar calabacines para conservar sus propiedades

La mayoría de los nutrientes de los calabacines se encuentran en su piel. Es por ello que no debemos pelarlos, pero eso sí tenemos que lavarlos muy pero muy bien, sobre todo si los comeremos crudos. Tal vez te preguntes: ¿comerlos crudos? Pues los calabacines más frescos y tiernos son deliciosos crudos, por ejemplo en ensaladas. Y si no los cocinamos, mantenemos intactas todas sus propiedades nutricionales. Para comerlos cocidos, el método de cocción que mejor conserva los nutrientes es al vapor.

Hasta aquí llegamos con toda la información sobre el calabacín, sus propiedades y las recetas más ricas… ¡ahora corriendo a la verdulería a comprar calabacines!

Un comentario sobre “Calabacín: todas sus propiedades y las mejores recetas”

    1
  1. thank you for sharing this information. I have been looking for this information and appreciate your effort. https://www.playbuzz.com/pakistannewslivestreaming10/pakistan-news-live-streaming

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)