¿Cuándo introducir el yogur al bebé?…

Los lácteos en general y los yogures en particular tienen una interesante composición nutricional, por lo que se debe acostumbrar a los más pequeños a incluir estos alimentos en su dieta de forma habitual.

Las propiedades del yogur

Los yogures de forma general son ricos en proteínas de alto valor biológico, calcio de fácil asimilación, vitaminas del grupo B (especialmente, B2 o riboflavina) y vitaminas liposolubles A y D. En general la composición nutricional del yogur es muy similar a la de la leche, de la cual procede. Si bien existe una diferencia en cuanto a la presencia de lactosa, ya que este azúcar está presente en el yogur en cantidades mínimas, debido a que durante la fermentación se transforma en ácido láctico.

Además, gracias a diferentes estudios científicos, se sabe que las bacterias vivas del yogur contribuyen a equilibrar la flora bacteriana del intestino y a potenciar el sistema de defensas contra infecciones y otras enfermedades, por lo que su consumo puede ser beneficioso en caso de que el niño haya pasado un periodo de diarrea, haya seguido un tratamiento con antibióticos, o incluso para mejorar sus digestiones, ya que las proteínas del yogur son más digestivas que las de la leche.

¿Cuándo debemos introducir el yogur en la alimentación del niño?

Pese a que las proteínas son necesarias para ayudar al crecimiento y desarrollo del niño, su aporte en exceso puede afectar al sistema renal, aún inmaduro del bebé, y por otro lado, su exceso puede dar lugar a obesidad en la edad adulta.

La ESPGHAN recomienda no introducir la leche de vaca como mínimo antes de los 12 meses debido a su composición excesivamente alta en proteínas y deficitaria en otros micronutrientes y macronutrientes, por ello, los yogures elaborados con leche de vaca no deberían ofrecerse a los bebés antes del primer año de vida.

Sin embargo la nueva generación de lácteos fermentados con leche de continuación, como mi Primer® Danone, están específicamente pensados para ser ofrecidos a los bebés a partir de los 6 meses de vida.

¿Qué les diferencia de otros yogures?

Lo cierto es que hace tiempo se generó una cierta polémica con la conveniencia o no de ofrecer lácteos de este tipo a los bebés porque su composición se asemejaba mucho a la de cualquier yogur elaborado con leche de vaca, y desde Pequerecetas nos hemos querido informar, y hemos quedado satisfechos con la respuesta… mi Primer® Danone ha mejorado su fórmula recientemente, reduciendo un 30% los azúcares, un 40% las grasas y un 40% las proteínas, consiguiendo así un producto más sano y con los minerales y vitaminas específicos para el desarrollo del bebé.

La nueva fórmula contiene ahora 2,1 g de proteínas, frente a los 3,3 g de proteínas que contienen los yogures elaborados con leche de vaca. Además la ESPGHAN recomienda introducir ácidos grasos poliinsaturados (ácido linoleico y ácido linolénico) en la alimentación complementaria del lactante, y mientras un yogur con leche de vaca no los lleva, mi Primer® Danone lleva en su composición 469 mg, además de 11 veces más hierro que cualquier yogur con leche de vaca. Y además no contiene gluten.

En definitiva, el cambio de fórmula ha merecido la pena, consiguiendo un producto mejor y más sano, adecuado para bebés a partir de 6 meses.

¿Todavía tienes alguna duda al respecto?… Desde Danone, conscientes de las preguntas que pueden surgir en torno a este y otros temas, han habilitado a una persona, Silvia, Community Manager de mi Primer® Danone, quien resolverá de forma activa las dudas y aconsejará de forma personal. Silvia publicará un artículo semanalmente en la nueva web de Clubpadres referente a nutrición, salud y otros temas relacionados con el bebé. Si necesitas que te resuelva dudas de forma personal igual que ha hecho con nosotros, puedes contactar con ella vía mail silvia@clubpadres.com

Imágenes: smoorenburg, Aric Riley
Vía: mi Primer® Danone

4 comentarios sobre “¿Cuándo introducir el yogur al bebé?…”

    1
  1. Esta entrada es pura publicidad a una marca, la credibilidad de este blog, para mi ha perdido muchos puntos.

    Copio parte de un informe de la OCU respecto a estos yogures:
    “Los pediatras también critican Mi primer Danone”.

    En el número de abril/mayo de nuestra revista OCU-Salud publicamos una carta de un socio que nos consultaba sobre la conveniencia de dar a su hijo de seis meses un yogur especial para bebés como “Mi primer danone”, en vez de un yogur normal, ya que ese yogur dice tener “leche adaptada” y a él le parecía que, desde el punto de vista de la nutrición, era más adecuado para un pequeño.

    Tras analizar los nutrientes, nosotros llegamos a la conclusión de que Mi primer Danone no es sino una leche fermentada enriquecida con varias sustancias que, en principio, ya están presentes en la dieta del niño de 6 meses. Contestábamos a nuestro amigo que estos yogures especiales no le aportarán nada nuevo a su bebé, y a él le costarán mucho más caros que un yogur normal.
    Y no somos los únicos que pensamos así nos ha llegado una carta
    firmada por 22 pediatras de Atención Primaria en la que estos
    profesionales denuncian la, a su entender, engañosa publicidad que hace
    Danone de este producto. Estos pediatras indican que la afirmación con leche adaptada es interpretada por los consumidores, y también por algunos médicos, como sinónimo de “fórmula adaptada para lactantes”, lo que les induce a comprarlo pensando que es mejor que un yogur normal.
    El grupo de pediatras insiste en que no es así en absoluto, sino que el producto en cuestión está elaborado con la misma leche que se emplea para fabricar cualquier yogur, a la que enriquece con otras sustancias (entre ellas azúcar, algo que critican).
    Para evitar que los usuarios se lleven a engaño, solicitan que se
    cambie la denominación “con leche adaptada” por “con leche
    enriquecida”, más correcta y ajustada a la realidad.

    África una participante frecuente del foro del Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría, especialista en endocrinología y nutrición (el informe del OCU también lo facilita ella)comenta:

    Efectivamente, los yogures
    “mi primer lo que sea”, NO están hechos con leche de continuación, si
    no con leche que llaman “adaptada” para confundir a las madres. En
    realidad no son más que yogures naturales a los que añaden azucar,
    miel, grasa vegetal (hidrogenada, para más señas, aromas…), osea, los
    adaptan para que los bebés se los zampen sin problemas.
    La diferencia entre la leche de continuación y la de vaca,e s que a la
    primera se le quita un tercio de proteínas, pero si te fijas en la
    composición, estos yogures tienen 3,6 g de proteínas por cada 100 g,
    que es lo mismo a o más de los que tienen el resto de yogures, mucho
    más baratos, por cierto, y sin tanta marranada junta.

  2. 2
  3. Justo iba yo a decir que he leído ese informe y tengo dudas más que razonables sobre el tema. Mi pediatra aconseja la introducción del yogur sobre los 9-10 meses, de un yogur natural sin azúcar de toda la vida, vamos. Y eso es lo que voy a hacer.

  4. 3
  5. Hola a las dos, entiendo vuestras dudas porque nosotros conocemos perfectamente los informes a los que os referís, y cuando nos envían cualquier tipo de información lo primero que intentamos es contrastarla, por eso lamento las palabras de indigo en relación a la credibilidad de este blog.

    En primer lugar el informe que copiais de la OCU es de 2009, cuando se analizó la anterior fórmula de Mi primer Danone. En él se valoraban con toda la razón del mundo una serie de cuestiones como el exceso de proteínas, de azúcar y la denominación de leche adaptada… De eso se hicieron eco muchas webs y blogs en su momento, y nosotros lo hemos reflejado porque conocemos perfectamente todos esos artículos, incluido uno magnífico que escribió Armando en un blog que admiramos, Bebés y Más, en el que también analizaba la composición de estos lácteos.

    Pero, si leeis con atención nuestro artículo, Danone, atendiendo a esas sugerencias, acaba de sacar una nueva fórmula con un 40% menos de proteínas (2,1 g frente a los 3,3 g de cualquier yogur elaborado con leche de vaca), menos azúcar y menos grasas, y de ello están informando igualmente a los pediatras que por supuesto son a los que os teneis que remitir en última instancia.

    Nuestro interés siempre es informar, y si bien es cierto que nadie está en posesión de la verdad absoluta, intentamos siempre contrastar la información que manejamos.

    Comprendemos no obstante vuestro resquemor por la información que hay en internet al respecto, y por ello os hemos facilitado una vía directa de información para que la marca que se menciona os pueda informar. Y por supuesto siempre tenéis que atender al consejo de vuestro pediatra que es el que tiene la última palabra en cuestiones de salud.

    Os agradecemos vuestros comentarios de verdad, y esperamos que esta aclaración sirva para recuperar esa confianza en nosotros en la que llevamos trabajando desde el principio.

  6. 4
  7. me gusta mucho la recomendación.. los que no están de acuerdo en usarla simplemente… es su obcion a mi me gusto y para mi hija mas todavía..

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)
 



Blogroll

  • Pequeviajes
  • Kireei
  • Kidsrezepte
  • Muchobaby Embarazo Bebes
  • Cocinando Entre Olivos
  • Pequeocio
  • Qué divertido
  • Fiestas y Cumples