Albóndigas de pollo

albóndigas pollo

Hoy vamos a cocinar albóndigas de pollo, una receta sencilla, aromática y sabrosa. Las albóndigas no son más que bolas de carne picada, mezcladas con huevo, a las que añadimos diferentes condimentos y especias. En esta ocasión vamos a enriquecer las albóndigas de pollo con verdura, una forma de que los peques coman verdura y disfruten al mismo tiempo.

Al utilizar carne de pollo, convertimos las albóndigas en ligeras y mucho más digestivas, además vamos a acompañar las albóndigas con salsa de tomate y patatas fritas al horno, una manera saludable de convertir un plato contundente en uno mucho más saludable.

Si no queréis hacer patatas fritas al horno como guarnición  podéis hacer arroz blanco: el arroz es un acompañamiento ideal para las albóndigas con salsa o bien podéis optar pos pasta hervida, sea como sea es un plato equilibrado y muy apetitoso. 

Albóndigas de pollo

Ingredientes

  • 500g carne picada de pollo
  • 2 huevos
  • 5 cucharadas de pan rallado
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 zanahoria a trocitos (hervida)
  • 1 cebolleta fresca a trocitos (hervida)
  • 1 cebolleta fresca
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cebolla
  • 100g caldo de verduras
  • 400g tomate triturado
  • Una pizca de azúcar
  • Patatas
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar albóndigas de pollo

Ponemos la carne picada en un bol, añadimos los huevos, la zanahoria a trocitos pequeños y la cebolleta a trocitos pequeños, pan rallado y harina. Mezclamos bien con las manos limpias hasta formar una masa. Si vemos que la masa queda algo líquida para formar albóndigas, añadimos un poco más de harina. Volvemos a mezclar y formamos pequeñas bolas con la masa (del tamaño que más nos gusten), llevamos al horno y horneamos durante 20 minutos a 180º, calor arriba y abajo.

paso a paso albóndigas de pollo

Troceamos la cebolleta tierna en trozos más bien pequeños y la incorporamos en una cazuela con 2 cucharadas de aceite de oliva, rehogamos durante 5 minutos. Añadimos el caldo, dejamos cocinar durante 2 minutos y a continuación añadimos el tomate triturado, una pizca de azúcar, sal al gusto y pimienta. Cocinamos a fuego medio durante 5 minutos. Una vez las albóndigas estén horneadas, las añadimos a la salsa de tomate y dejamos cocinar por 10 minutos a fuego medio – bajo.

Freímos unas patatas al horno y acompañamos las albóndigas de pollo. Las servimos calientes.

Consejos para preparar albóndigas de pollo

Es preferible utilizar pechugas de pollo: os las puede picar vuestro carnicero habitual o bien vosotros mismos con una picadora.

Para que las albóndigas queden tiernas y jugosas no hay que excederse con el pan rallado o con la harina, a veces es preferible que nos cueste un poco darles forma para que luego se deshagan en la boca.

Los albóndigas las podéis freír, aunque horneándolas nos aportarán mucha menos grasa y quedarán igual de deliciosas.

albondigas de pollo

Guardar

Guardar

¡Animate! Deja tu comentario...

  1. (requerido)
  2. (email valido requerido)
  3. (requerido)